Capítulo 42 "Decirle adiós" (Heechul)

2.9K 246 22

42.”Decirle adiós” (Heechul)

Aquel mes pedí que me dejasen irme a casa de mis padres y servir con otros servicios a la comunidad. No quería seguir allí dentro, aunque significase dejar solo al líder. Pero necesitaba espacio, necesitaba a mis gatos y a mi familia para superar lo de Hangeng. Aun no me lo podía creer. Una chica… Una chica me robaba a mi chino. Aceptaron mi petición y al día siguiente estaba en casa de mis padres. Ya que no podía estar en casa de los chicos por burocracias que ni entendía ni quería entender. De todos modos, alejarme un poco de todo me iría bien.

-¿Estás bien hijo?-inquirió mi padre.

-Claro. Perfecto.

-Te conozco. Hay algo que no te gusta. ¿Qué pasa?

-Nada. –negué y me fui al cuarto que me habían preparado para mí.

Encendí el pc y empecé a buscar sobre aquella chica. Quería saber de ella, como era, su personalidad… Si era buena para ocupar mi lugar. 

Era guapa, sí, pero no lo suficiente para Hangeng. Solo yo podía ser suficientemente perfecto como para estar a su altura. Solo yo podía ser quien estuviese a su lado…Solo yo…

Las lágrimas empezaron a emanar de mis ojos y me senté en el suelo, rodeando mis piernas con mis brazos. Aquella sensación era horrible. Dolía demasiado. Esa chica estaría recibiendo los besos de mi chino. O aun peor… Mi chino entraría en ella. Harían el amor, se querrían. Y yo  quedaría en el pasado, como un “error”, como algo que “nunca pasó”. Tendrían hijos y nunca sabrían de mi existencia. ¿Qué iba a hacer yo con mi vida? Estaba muerto de miedo. Era la segunda vez que me sentía así por Hangeng… la otra vez, cuando no regresó y dijo que tenía una chica…

Un momento… Aquella vez resultó ser una mentira. Algo que inventó para que yo lo dejase ir. ¿Y si era lo mismo? ¿Y si en realidad no salía con esa chica?

Me puse nervioso y me levanté del suelo. Empecé a caminar por el cuarto y no pude quedarme de brazos cruzados. Le llamé. Marqué su número de memoria y esperé a que respondiese. Eran las once de la noche y esperaba que no estuviese trabajando.

-¿Heechul?-inquirió.

-….-me quedé en silencio.

-¿Heechul? ¿Eres tú?

-Sí.-dije al fin.

-¿Pasa algo? ¿Ha sucedido algo?

-No… Yo solo… Chino, ¿tienes novia? ¿Es cierto  lo que me han dicho?

Escuché su suspiro y recé para que dijese que no.

-Sí… Es cierto.

-Mientes.-dije convencido.

-Heechul…

-Me mentiste una vez… Dime que es mentira. Tiene que ser mentira.

-No es mentira.

-¡Deja de mentir! Te conozco. No dices la verdad.

Era cierto, lo podía notar en su voz, en su tono. Era mi chino al fin y al cavo. ¿Quién le conocía mejor que yo?

¿Amor o amistad? Segunda parte. (Super Junior-Yaoi)¡Lee esta historia GRATIS!