Niñeros, ¡la ultima es la victoriosa!

110 15 3

Como me imagino que la tal profesora lucía ya habló con los profesores con los que teníamos clases estas tres horas que nos quedan, nos dirigimos hasta el salón de los chiquillos pasando por una puerta que dividía a la primaria de la secundaria. Mejor dicho, del ensueño a la selva. Atravesamos como pudimos muchos grupitos de niños que jugaban tiernamente en los pasillos con sus uniformes azul turquesa.

Atravesamos uno a uno la puerta del salon de cuarto grado y nos encontramos con alrededor de 30 niños sentados ordenadamente escuchando lo que decía la profesora, ella al vernos sonrió y preparo su voz para hablar.

_bien mis niños, ya me voy, ellos son los que los cuidaran por hoy. Por favor, portense bien, ¡no quiero quejas! Los veo en un rato niños.._ Finalizo con una sonrisa.

Después se nos acercó con la misma sonrisa y nos dio una especie de inducción, la cual gracias a Dios no era tan difícil, tal sólo que si veía a algún niño molestar más de lo común o no estaba obedeciendo, le diera un palazo en la espalda. Bueno no tanto así, pero si que le llamara la atención. culminada la inducción, la profesora se fue y nos dejo a cargo de los niños, no obstante detallé bien el sitio en el que estábamos, el salón era bastante grande, aparte de los pupitres, hay una minicocina con una nevera, y también un patio y un lugar amplio para dormir, Puesto que lleva almohadas.

_pan comido._ pensé, pero tambien resongue un poco el porque nosotros no teniamos una pinche mininevera en nuestro salón, y luego porque uno mantiene de mal humor. Después de pensar y hablar entre nosotros, Joseph llamo la atención de todos proponiendo algo de charla.

_BUENO NIÑOS, ¡¡¡QUIEN QUIERE UN TATUAJE DE SPIDER MAN EN EL HOMBRO!!! _gritó joseph animando al público mientras alzaba sus manos ridículamente. Yo lo mire con cara de, y este que?

_¡¡¡¡ESO ES PARA PUTOS!!!!_ gritaron los comunes chicos del fondo, haciendo reír a la clase entera. Abri los ojos como platos, es la primera vez que en mi vida veo un niño expresarse así. 


_Esta bien esta bien, puede ser también de Batman o que se yo_ agregué nerviosa.

_¡¡NEHH MEJOR HAS SILENCIO TARADA!!_ Gritaron de nuevo los de atras mientras todos reían de sus palabrotas.

_¡¡BUENO YA BASTA!! SE ME CALLAN TODOS Y DEJAN LA MALDITA GROSERIA, ¡¡TODOS OBEDECEN Y NO QUIERO NI UNA ASQUEROSA GROSERIA MAS!!_ Grito Elisa mostrándonos su temible vena indicadora de furia.

Joseph quedo con la boca abierta al ver como todos los niños milagrosamente estaban callados, aterrorizados, pero bien calladitos. A la vez, notamos que estaban bastante aburridos, así que esta vez, quien salvo la patria fue Elisa.

_¡¡¡¡BIEN BIEN Y QUIEN QUIERE CARNE FRITAAAAA!!!!_ Grito sonriendo grandemente y fue directamente a la cocina donde encontró una deliciosa racion de costilla lista para fritar. Si no fuera porque necesito el dinero yo rapto la carne y huyo.

_¡¡¡YOOOO!!! _ gritaron los niños quienes se acercaron a Joseph y a mi. Elisa comenzó a fritar y nosotros comenzamos a solo pensar en que hacer con el monton de chicos.

_¿Quieren que les mostremos nuestro patio?_ pregunto un niño de pelo naranja, y con bastantes pequitas en su rostro.

_¡claro! Suena emocionante_ respondí mirando a joseph con una sonrisa. Nos llevaron hasta el patio, uno nos mostró su caja de arena donde jugaban a encontrar tesoros, otro nos llevo hasta una planta y nos dijo con voz curiosa;

_esta planta es carnívora, no puedes tocarla o si no te arrancara un dedo._

¿y que rayos hace una planta carnívora en un salón con niños de cuarto grado? me pregunté a mi misma en voz baja. Después nos mostraron el parque pequeño, y a lo que jugaban en descanso, después todos se juntaron y dejaron en frente una niña con gafas, ella nos guió hasta donde estaba...

Por la fiesta de Neón ©Read this story for FREE!