Ya no eres mi prioridad

120 15 4

Después de volver abrazarlo con suma alegría, veo que Charlott a lo lejos también lo distingue, así que viene como una leona rápidamente y me aparta del sitio.

_¡ESPERA! ¿Quieres que te lleve a casa?_ pregunta estrenado por la sofocante presencia de Charlott, sin duda no lo había olvidado. No dejaba de abrazarlo a la fuerza besarle las mejillas.

_No gracias, voy con mis amigos._ Sonreí, perdón pero no podía seguirla con la mentirilla ya que mi amigo joseph tenia el alma en mil pedazos ahora que veia esto.

El parece entender asintiendo con la cabeza y Dany llega al lugar saludando a su amigo recién llegado de Italia sin dejar de estar sorprendido. Rápidamente me dirijo a Joe con Elisa la cual llevaba sorprendida desde hace mucho, le pedí con señas que hiceramos un lindo abrazo grupal y que después le explicaría, al sentirnos tan unidos fue cuando joseph quebró en tristeza y nada me hizo enfurecer más.

Nunca lo había visto llorar así en mi vida, bueno la primera vez que lo hice fue cuando sin querer le pegue con un palo de escoba en la cabeza, ya que quería bajar un peluche del tejado de mi casa pero nada importante. Por ahora no muestra síntomas de retraso o algo así.

_¡nunca me quiso chicas!_ Decía entrecortado y llorando silenciosamente.

_ya no llores más, no vale la pena Joe._ Agregó Elisa dando golpecitos en su espalda tratando de entender completamente la situación.

_pero es que yo la quería, y eso nunca importó..._

_ya joseph no llores mas, mejor alegremonos, ¡pues iremos a una fiesta y conoceremos otras personas!_ Dije animándolo con mi tristeza bien escondida. 

_anímate joseph, ¿recuerdas cuando eramos pequeños? Que una navidad en una pijamada que hicimos en tu casa, pensando que era crema facial le echamos cera depilatoria en la cara a Leopoldina?_ recordé entre risas.

_Jajajajaja ¡¡HUY NO!!_Rió Elisa.

_ si tonta, como olvidarlo, si por tu culpa me castigaron y mi abuela no dejaba de gritar en el baño._ Reía débilmente mientras secaba sus lágrimas con su camisa.

_de eso si no me acuerdo_ Dije evadiendo el tema y abrazandolo.

_Gracias muchachas, siento mucho esto_ susurró, nosotras lo abrazamos por ultima vez.

Y una vez que logro hacer sonreír a joseph, nos disponemos a dejarlo en su casa y luego nosotras nos dirigimos a la nuestra. No obstante Elisa se empeño en animarme a seguir con la idea de continuar ganando dinero en la avenida, y eso me motivo un poco.

Debía admitir que necesitaba distraer mi mente, así que fuimos de nuevo hasta la avenida bastante ilusionadas, sin embargo nos encontramos con una grande y grave sorpresa. La avenida estaba repleta de tractores de construcción amarillos, y parte de ella estaba cerrada. 

_pero que..._ susurré , y con la boca abierta decido ir a uno de los tractores a preguntar que Changos pasó.

_espérame aquí Elisa_ Dije tocando suavemente su hombro. Una ves que llego hablo con el primer constructor dificilmente.

_¡señor! ¿Que esta pasando aquí? _ Trato de alzar mi cabeza lo más alto que puedo hasta la ventana del conductor.

_se dará inició a la construcción de un puente que permita el fácil paso de los adultos mayores, como bien se da cuenta, es muy peligroso para ellos esta zona que frecuentan._ Respondió muy amable.

Me lleva el...

_Ah, gracias_ Me retiré. Decepcionada por lo ocurrido me dirijo aburrida hasta donde esta Elisa.

Por la fiesta de Neón ©Read this story for FREE!