Regreso inesperado

116 13 1

Con todos los recuerdos hermosos que he pasado desde el año anterior con Dany, lloro y no paro de llorar como una niña en aquella esquina, los momentos aquellos en donde hablabamos y hablábamos en todo el descanso, nos reíamos de las estupideces que haciamos, de las tareas que nos quedaban mal hechas, de las que hacíamos juntos, o lo bien que se ponía cuando le daba voces de aliento por algún problema que tenia.

De tantas pláticas me acordé, que termine por decepcionarme hoy, mas por el, que por el mismo Lucke, Lucke al menos me dejaba las cosas claras, me trataba bien y supo ser claro y conciso... Daniel en cambio fue el peor se los hombres, me ilusionó y luego me mintió. En medio de mi silencioso llanto, con mi cabeza entre mis piernas, siento que alguien rodea sus brazos sobre mi, esta agitado, como si hubiese venido corriendo, me abraza, y luego me dice: "Todo estará bien"

Rápidamente subo mi cabeza, lo miro a él, con sus ojos tan rojos como los míos, con su nariz y sus mejillas coloradas, y con muchas lágrimas en su cara, sorprendida lo veo y  lentamente le hablo:

_¿Joseph? Que.. ¿Que estas haciendo aquí?_ Pregunté entre sollozos limpiando mis ojos y mi nariz, con la esperanza de que no supiera que estaba triste.

No me respondió, solo intentaba halar mis manos para que yo me parara, y así fue, pues al estar de pie tiro de mi para darme un abrazo de lo mas profundo. Es allí cuando me entraron las ganas de llorar mas, hace mucho no lo hacia.

_¿porque a mi Joe? Yo que he hecho, a quien mate, que hice para que siempre tenga que ser yo la que llora al final ah?._ Decía con la voz entre cortada y con un nudo en mi garganta.

El solo acariciaba mi cabello con su cabeza apoyada en la mía, es el mejor amigo que pude haber tenido.

_calmate no tienes la culpa, por favor no llores mas_ Dijo con voz suave. Yo sólo lloraba en silencio.

_¡hey, Tamara, tamara!_ Batía mis hombros para hacerme reaccionar.

_¿um?_ Pregunté. Lentamente sentí como al no responderme, intenta levantar mi rostro que solo mira hacia abajo, lo intenta pero no lo logra, sin embargo en su tercer intento libero mi rostro de tanta rigidez, el levanta mi cara, limpia mis lágrimas, acaricia mi cabello, y me mira fijamente.

_soy un idiota_ Decía sin dejar de balbucear _no te escuché, no te creí, y ahora por mi culpa tu también estas sufriendo... perdón Tamy, perdón_

_ joseph, ¿como lo sabes?_ Hable un poco mas calmada y mirandolo a los ojos, el por su parte subió su cabeza y luego la bajo para decirme.

_Yo también los vi_ respondió limpiando sus ojos, luego regreso sus manos a mi rostro.

_¿¿PERO COMO??_ pregunté algo feliz por el suceso. Sin embargo no me respondió, y por unos 10 segundos se puso a observarme. Jamas había mirado mas allá de sus ojos claros, son tan hermosos, el tan solo me mira, tanto que me intimida, ¡que me pone nerviosa! luego limpia suavemente mi rostro...y por fin habla:

_perdóname.._ Dijo entre susurros acercándose mas a mi.

Algo no marcha bien aqui pense

_que te perdone que ..._ Sin dejar que termine de hablar, me besó.

Estaba demasiado cerca a mi, sus manos se posaron en mi cara, y su nariz rosaba la mía lentamente, su respiración, la siento tan, tan junto a la mía, yo ni siquiera puedo cerrar los ojos de la sorpresa pero los de el... están totalmente cerrados.

¡¡ PERO QUE ESTAS HACIENDO PEDAZO DE BESTIA !!

Tenia que admitirlo, joseph me estaba dando un beso que debía acreditar como uno de los mejores, creo saber de donde lo aprendió a dar. Este beso es, largo, despacio, y tierno, muy tierno, es que, ¡es mi mejor amigo por Dios! Ya decidída a cortar el inoportuno beso escucho a lo lejos un "¿¿Que que??" y creó también saber de quien es esa voz, ya entendí porque venia agitado, era Charlott, lo estaba persiguiendo para decirle "no es lo que parece".

Por la fiesta de Neón ©Read this story for FREE!