T A M A K I

17.1K 826 737
                                    

Contenido: +18
Consejo de lectura: Pantalla en negro
Pedido por: YuiYAlba
Espero que te guste
-------------------

Mirio y Nejire se encontraban escondidos, ambos sigilosamente platicaban, vigilando que nadie se acercara.

-Entonces los llevamos a ambos y ¡Bam! Pareja nueva.-Sonrió Mirio, finalizando su plan.

-¿Estás seguro de que va a funcionar?.-Dijo Nejire con la duda haciéndose presente en su voz.

-¡Claro que si! Tamaki no puede decirnos que no, y confío en ti para persuadir a ______

-Bien, aplicaremos tu plan, el mío será el plan B por si fallas.

-¡Nejire-nee!.-Una cansada ______ se dirigía trotando hacia ambos.

-¡______-chan! ¿Qué pasa?

-Waaah~ El profe de Ciencias te busca.-Dijo recargada en sus rodillas mientras recuperaba el aire.

-Bien, iré a ver que pasa, ¡Nos vemos luego!.-Se despidió de la mano y comenzó a trotar en dirección a la sala de maestros.

-¿Qué tal estás ______-chan?.-Preguntó Mirio amigablemente, nunca habían entablado una buena conversación debido a la vergüenza de la chica.

-¡M-Mi-Mirio-san!.Exclamó nerviosa mientras hacía reverencia.

-Tranquila ______-chan, no hace falta ser tan formal

-¡L-lo siento!

-Ya ya, vamos a clase, no tardan en comenzar.-Le sonrió para después comenzar a caminar al aula de clases, ______ lo siguió nerviosa.

La verdad es que ella no solía hablar mucho, Nejire era la única amiga que tenía debido a su ansiedad social y su miedo al hablar con la gente. Con Mirio había hablado un par de veces, pero nunca cruzaron más de 4 palabras. Le gustaba estar cerca de ellos, eran agradables, igual era porque Tamaki le había interesado desde que lo vio. Puede que ella haya entrado al curso en el último año, pero en el poco tiempo que llevaba observando al chico (si, observando, porque no se atrevería nunca a hablarle) le había gustado, y mucho. Era su pequeño secreto, entre ella y Nejire, y aunque la última le daba ánimos, no se atrevía. Que vergüenza el sólo pensarlo.

En el camino Mirio iba platicandole un par de cosas a la chica, mientras que ésta no hacía más que responder con asentamientos o monosílabos cuando era necesario. Para su suerte, a medio camino se encontraron al profesor de turno y se encaminaron con el hasta el aula, donde una vez adentro, cada quien tomó su lugar y la clase comenzó.

Horas y horas pasaron, pero al fin el horario escolar de hoy había finalizado. Dio un suspiro pesado y se estiró sobre su escritorio, se levantó y con mochila en mano se dirigió a la salida. Eran momentos difíciles por la cantidad de gente que suele haber en los pasillos, así que armada de valor salió a prisa de su aula y caminó por los pasillos lo más rápido que se le permitía. Bajó las escaleras y una vez llegó a su locker, cambió sus zapatos y salió del edificio.

-¡______-senpaaaaaai!

Un grito la detuvo. Dio la vuelta y se encontró a un Kirishima corriendo hacia ella. Una vez el teñido llegó, se lanzó a sus brazos para abrazarla.

______ solía llevar una buena relación con sus Kohais de primer año, ella amaba los niños y una vez Aizawa Sensei le había pedido el favor de cuidarlos en su ausencia. Todo había salido de maravilla, no tuvo problemas y logró llevarse bien con todos, eran sus bebés mimados, incluso a Bakugo le gustaba ser elogiado y mimado por la mayor.

One Shots || Boku No Hero AcademiaDonde viven las historias. Descúbrelo ahora