Capítulo~21

705 48 1

______.

En dos semanas volvería New York. El tiempo en Canadá se había pasado muy rápido, todas las mañanas llevaba a Jazz y a su colegio con Alex y el pequeño Cameron, hecharía de menos a Alex, intentaba animarme todos los días cuando me veía distraída o veía que tenía los ojos rojos y ojeras por pasarme la noche en vela.

A los pocos días de haber empezado el instituto le había contado a Alexa y Alexa el por qué de venir en mitad de curso a Canadá. Ellos lo entendieron, no me habían juzgado en ningún momento por mi decisión y en cierto modo, cuando me ayudaban a aclarar mis sentimientos, lo que debería hacer al volver a New York, me ayudaba a superar todo por lo que estaba pasando.

¿Novedades? Mi madre está embarazada y para cuando vuelva a New York se celebrará al día siguiente la fiesta de bebé (ya sé un poco adelantada) aunque me hacía ilusión acompañarla a partir del día en el que volviera a New York a las ecografías, al médico y ayudar a Marc en casa sino quería que se tirara de los pelos por los cambios de humor de mi madre. Otra novedad es que Ryan tiene novia y se llama Ashley, para ser exactos es muy simpática y guapa ya que he hablado con ella en un par de ocasiones por Skype. Chloe está cada vez más nerviosa por los exámenes finales, la graduación... con ella hablo de Justin todos los días que me llama, me había contado que lo estaba pasando mal, no era el chico de antes. No sale de casa salvo para comprar comida y para ir al instituto, no va al skatepark con los chicos ya que se queda encerrado en su habitación y por las ojeras que tiene, Chloe se ha dado cuenta de lo poco que debe dormir el chico por las noches. Chloe durante estos meses, se ha convertido en la mejor amiga del chico de ojos mieles y sé que después de decirme que Justin preguntaba todos los días por mi y yo me había desconectado de Skype al escucharlo no me lo volvería a decir aunque sé que es algo que sucede. Otra cosa que me intriga son las llamadas a las cuatro de la madrugada a mi móvil aunque algo, quizás mi instigó obsesivo me dice que es Justin. Cuando esa persona llama, solo se escucha su respiración, era una respiración cansada y me preocupa que no duerma por eso o que esté mal y yo sea la causa porque lo único que le deseo, es ser feliz. Y la última novedad de todas estas, me he teñido de morena. Sé que es una locura pero un día escribiendo frases por los huecos sin fotos de la pared de mi habitación, recordé el sueño y sé que Justin ha sido una parte de mi vida, puede que la más importante y creo que lo seguirá siendo pero necesitaba un cambio y mi pelo, fue la víctima de ello.

La alarma de mi iPhone suena por toda la habitación, no haciendo que me despierte pero si haciendo que me levan de la cama. Entro en el baño de la habitación y a los pocos minutos, camino hasta el armario de la habitación solo con una toalla que tapa mi cuerpo. De este saco una sudadera gris, unas mayas negras y mis nuevas Vans negras.

No suelo vestir así, mi forma de vestir no ha cambiado, no me he vuelto gótica o algo por el estilo pero hoy actuaré en el instituto tocando el piano y cantando It Will Rain de Bruno Mars y por eso, mi ropa estaba guardada en mi bolso grande.

Bajo al piso de abajo con mi mochila, mi bolso y mi iPhone en la mano derecha y me sirvo una taza de café. Miro la hora en mi iPhone mientras espero a que mi café enfríe un poco ya que no me gusta demasiado caliente y me fijo en la fecha de hoy: 1 de Marzo. Hoy es el cumpleaños de Justin y llevaba una semana en la que solo había pensado en si llamarlo para felicitarlo, enviarle un Whatsapp o... aunque finalmente, no he escogido ninguna, no creo que le agrade mi llamada.

Jazzy baja las escaleras de la casa dando saltitos y cuando llega a la cocina, me abraza.

***

-¿Nerviosa?- dice Alexa mientras caminamos por el pasillo de las taquillas del instituto.

Always? Always¡Lee esta historia GRATIS!