41.

20 2 0

Querido anónimo...

¿Por qué a mí?
¿Por qué yo?
¿Acaso todos me ven como un blanco fácil para jugar conmigo?
Creo que si,
Lo siento,
Pero es hora de cambiar.
¡No-más!
Ya no.

-f.

Querido anónimo...¡Lee esta historia GRATIS!