Puntaje

191K 13.2K 1.6K

Eso debía de valer varios, varios puntos. Si Valerie me decía que no, la haría pagarlo caro. No había asistido a curso extra de recuperación por las puras y mucho menos porque me interesase subir mi nota de actitud de trabajo como el idiota del profesor creyó. Llevaba más de dos años durmiendo en su curso ¿Realmente creía que ahora moría por esforzarme? Casi arrastrando los pies me encaminé a nuestro punto de encuentro en el que encontré a Valerie soplándose las uñas. Al verme mirarla intrigado me dedicó una sonrisa y se encogió de hombros.

-Tenía que entretenerme con algo ¿no? Así además me distraía y el tiempo se pasaba más rápido.

-Y te pintaste las uñas -estaba perplejo.

-Sí -parecía divertirse.

-¿Cómo quieres comparar los puntajes? -pregunté sentándome junto a ella.

Ella me lanzó una ojeada como midiendo la distancia entre ambos.

-Tranquila, no me pienso pegar, no soy de los melosos...al menos no suelo serlo -afirmé con sinceridad sonriendo ligeramente.

-Mejor.

-¿En serio?

-Totalmente. Es verdad que es lindo ser cariñoso a veces pero ahora, con el calor que hace... ¡Te mato! -no pude evitar reír al ver su expresión.

-No te preocupes -le aseguré -conmigo no tendrás problema alguno de ese tipo.

-Mejor...Ahora sí... ¿decías? ¿Comparar?

Asentí.

-Empieza tú -ofrecí.

-Escapé de dos clases, merezco diez puntos por cada una. Cinco por la frivolidad de pintarme las uñas en vez de estudiar. Otros diez por no haber llamado a mi mamá para avisarle que llego tarde -ignorando la queja que hice en ese punto al respecto, siguió -Unos cinco por haber ignorado a un maestro, cinco por no ir a mi castigo, cinco por adelantarme en la cola de la cafetería y unos quince por haber usado un papel en un examen -se enrojeció hasta la punta del cabello.

-¿Hiciste trampa? -me quedé boquiabierto -¿Tú?

-No fue mi idea -frunció el ceño -fue solo en una respuestita. Creo que casi me muero ahí mismo. Fue horrible. Claro que la sabía de todas maneras así que no estoy segura de que cuente como trampa pero el hecho es que saqué el papelito.

-Creo que empiezo a sentirme orgulloso -bromeé.

-Tengo sesentaicinco puntos. Claro que podemos discutir algunos detalles -fingió ignorar lo que había dicho pero fracasó en su intento de esconder una sonrisa.

-Pues yo, como chico bueno y responsable que soy -le guiñé un ojo -hice ayer mis tareas para poder entregarlas hoy. Eso merece al menos diez puntos porque incluyó estudiar. Fui a todas las clases, cinco puntos más a los que les puedes sumar otros cinco porque estuve siempre puntual y con todo listo. Creo que tengo derecho a sumarme otros cinco más porque presté atención en todas las clases. Por primera vez en dos años usé un pase obtenido justamente así que cinco puntos más. No sabes lo que me costó conseguirlo. Otros cinco por hacer toda la maldita cola de la cafetería y debería recibir diez más por haberme tragado esa masa sobrante helada que me sirvieron pero te los dejo pasar -Valerie rió y se acomodó el pelo mirándome divertida -Unos cinco por no haber molestado a la profesora de Ciencias quien parecía estar haciendo tonterías a propósito para tentarme y... ¿merezco unos cinco por no haber tocado ni un cigarro? -cuando asintió tras unas dudas, sonreí y finalicé -y unos quince por ir al curso opcional de recuperación y mejora.

-¡Te gané por cinco! -exclamó emocionada.

-¿Qué? -empecé a calcular mentalmente.

-Tuviste sesenta -alzó el mentón orgullosa.

The Real Bad Boy (PUBLICADO)¡Lee esta historia GRATIS!