-Claro que si, sin Freddy el equipo no es lo mismo-Respondio Alonso

-Con o sin Freddy el equipo está igual que siempre –comentó Bryan molesto bajando por las escaleras. Estaba perfumado y se había cambiado de ropa. Claro, iban a la fiesta en casa de Luke.

-No seas tarado Bryan, Freddy es un buen jugador y sin el no jugabamos tan bien-Dijo Alan

-Tenemos a Luis-Contesto Bry

-Utilizas a Luis por no tener a otro amigo?-Pregunte

-Estoy diciendo que Luis juega mucho mejor que Freddy, como amigos ya lo eramos aún estando Freddy

-Eso no es verdad, he visto como juega Luis, y aunque juega muy bien, el nuevo juega mejor

-Podrías no meterte en nuestra conversación?

-Podrías matarte?

***

A la mañana siguiente, a diferencia de todos los días, desperte sola, sin que Bryan lo hiciera, cuando baje a desayunar los chicos ya no estaban, y Camila que casi siempre pasaba, me había avisado que hoy no pasaría. Perfecto, además de caminar me iría sola.
Al llegar al colegio entré casi corriendo, porque estaba llegando tarde, ni siquiera fui por mis libros, fui directo al salón. 

-Permiso 

-Mouque. Vasquez –miré atrás de mi, y había una compañera que también estaba llegando tarde- llegan tarde por hoy están perdonadas, tomen asiento

-Gracias –miré todo el salón buscando un lugar vació para sentarme, habían dos, mis amigas me señalaron un banco a su lado, en el cual siempre me sentaba y el otro vacío era al lado de Freddy. Mi compañera corrió prácticamente para sentarse al lado de mis amigas, claro ¿quién quería sentarse en el fondo al lado del antisocial Leyva?. Suspiré y caminé hacia el fondo, deje la mochila sobre el piso y me senté en el banco- Hola –lo salude amablemente.

-Creí decirte que no me interesa ser tu amigo

-Eso dijiste? No lo recuerdo, igual no quiero ser tu amiga, solo te saludé, tus padres no te enseñaron lo que es ser cordial? –levantó su vista hacia el pizarrón y como de costumbre me ignoró- todo bien?, y antes de que preguntes, si me interesa por eso lo pregunto

-Podrías callarte? Trato de aprender

-Si claro, -respondí de forma sarcástica- así que... Freddy es tu nombre, yo soy  _____ Mouque, es un gusto

-No digo lo mismo –respondió seco.

-Uyy que serio –dije de forma ironica fingiendo tener miedo-.

-No te callas nunca?

-Tranquilo malote –exclamé- solo estoy aqui porque mi lugar lo ocuparon, en la proxima hora ya me voy

-Que bueno 

-Y... jugaste muy bien ayer –de nuevo volvía a ignorarme – la gente normal suele decir, gracias, o muchas gracias

-La gente normal cuando le piden que se callen, hacen silencio

-Pues, entonces no soy normal, y vaya que tu tampoco –dije riendo.

-Gracias, si? Ya puedes callarte?

-Ni siquiera fue un gracias porque de verdad queres agradecerlo sino que es un gracias obligado para que me calle 

-Pero lo dije, ya vas a hacer silencio?

-Leyva, parece que usted entiende este tema ya que está distraído, podría responder la pregunta que su compañero me hizo mientras usted conversaba? – Hablo la profesora y todas las miradas de la clase se enfocaban en el.

-No yo..

-Repita Smith

-Cómo se captan las determinaciones de los objetos? (esto es filosofía)-Dijo Smith

-Eh...

-A través de las percepciones sensibles –murmuré- son los sentidos.

-A través de las percepciones sensibles, que son los sentidos-Dijo Freddy

-Muy bien, parece que si lo sabía, muy bien ahora continuamos con .. –Freddy agacho la cabeza y la clase volvió a la normalidad

-De nada –dije mientras fingía toser.

-Agradecerte que por tu culpa me hayan llamado la atención?

-No, agradecerme que gracias a mi no te pudieron un 1

-Como sea...

-Tanto te cuesta ser amable o cordial?

-Tanto te cuesta hacer silencio?

El timbre que indicaba el primer recreo del día, sonó y todos se levantaron y se apresuraron a salir, como si salir del salón dependiera nuestra vida.

-Estabas hablando con el nuevo?- Pregunto Mariana

-Freddy, ya les dije que asi se llama y si, estaba hablando con el

-Y como fue que no te respondió de mala manera?-Ahora pregunto Camila

-Quiero contarles que es bastante amargado y para nada cordial, y me respondió de mala manera solo que yo no le correspondí

-Quiero saber cual es tu truco

-Para qué?

-Como que para qué? Para acercarte al chico mas antisocial que hemos conocido y que no te den esos ataques de contestar enojada cuando te habla mal

-Yo no hago eso

-Si claro señorita "yo quiero esta mesa, y no me importa si es el presidente quien viene yo ya la había encargado" –dijo casi gritando enojada.

-Yo no hablo asi y en mi defensa, nosotros habíamos encargado la mesa de ese restaurante y no podían quitarmela solo porque un gran empresario también la quería. Cambiando de tema donde está Paola?

-Hoy no vino, sus padres estaban algo ocupados con esto de su mudanza-Contesto a mi pregunta Mariana.

-Hola _____ –Alonso salió de la cafetería y se acercó a nosotros- Mariana... -hizo silenció ya que estaba ignorando a Camila- y como están chicas?

-Ves que eres un estupido?Dijo Camila

 -Y _____ como te ha ido hoy? –camila bufó molesta y lo empujo para luego alejarse, Mariana y yo reímos- y ahora que le pasa? –dijo fingiendo inocencia -Jos! –gritó agitando la mano para indicarle que se acercara.

-Hola ____ y tu eres...?

-Soy Mariana

-Es un muy lindo nombre, bueno, no mas lindo que tu –Mariana se sonrojó y Jos la miraba de forma sexy- y... estás libre el viernes?

-Jos, con mis amigas no, te lo he dicho mil y una vez –el me hizo señas de que me callara y se apartó un poco con ella- Mariana –dije acercándome- no le hagas caso, Jos no sirve en esto de las relaciones 
-No es cierto- dijo guiñándole un ojo-

-Lo siento Jos, no estoy libre ni este viernes ni ningun viernes, tampoco los sábados, domingos o cualquier día de la semana -le respondió secamente y se alejó hacia donde Camila estaba.

-Maríana, te amo –le gritó- parece que una chica le dijo NO a Jos Canela eh? 

-Y tu si que sabes de eso –exclamó- digo, a vos ya una chica se te negó

-Ninguna chica le ha dicho que no a Alonso Villalpando –dijo con aire de superioridad.
-CA-MI-LA

-Yo soy el que no quiere estar con ella, ella claramente se muere por mi 
Seguían discutiendo entre ellos, pero yo me quedé observando a Freddy, quien estaba parado frente a un casillero y tecleaba en su celular, pensé en acercarme pero luego me arrepentí, y además el timbre volvió a sonar solo que esta vez indicaba que el recreo terminaba.


¿Puedo Amarte? {Freddy Leyva y tu} (EDITANDO)¡Lee esta historia GRATIS!