Capítulo 32 "No pasa nada" (Hangeng)

3.3K 267 13

32.”No pasa nada” (Hangeng)

 

 

 

-¡Corten!-gritó el director del videoclip.

Con cuidado me bajaron del arnés y jadeé dolorido. Aquello era una tortura para el cuerpo. Sobre todo para la cintura y las ingles. Rápidamente me lo quitaron y el director vino a darme una palmada sobre la espalda.

-Muy bien Hangeng. Lo has hecho a la primera. Eres genial.

-Gracias.-sonreí- Hago lo que puedo.

-Lo haces perfectamente todo.-dijo el director de mi compañía apareciendo.

-Oh, buenos días señor.-me incliné.

-Estoy orgulloso. La verdad es que eres un gran profesonal.

Empecé a ponerme nervioso. Aun no me acostumbraba a que me adulasen o me alabasen tanto. Comparado con la SM… Y eso que hacía ya bastante que me había ido. Aunque últimamente estábamos teniendo problemas de nuevo. Al final los jueces habían dicho que yo seguía perteneciendo a la SM en cierto modo, aunque no tenía que volver. No quería volver. Si que echaba de menos a los chicos, pero era algo personal.

-Bueno, puedes descansar. Ya tenemos todo el material necesario.-comentó el director.

-Tómate unos días libres.-secundó mi jefe.

-¿En serio?

-Claro. Te avisaremos cuando te necesitemos. Por ahora, descansa.

-Gracias.

Aquello era el cielo comparado con la SM, en serio. Era algo de otro planeta. Pero… Ahora no quería días libres. ¿Para qué? Si a la única persona que me apetecía ir a ver era Heechul y ya no estábamos juntos… A mi familia la veía casi a diario. Y a él lo echaba tanto de menos… Estaba siendo duro… Había sido una decisión de los dos, sin peleas, sin nada que echarnos en cara, pero eso no hacía que doliese menos. Heechul lo era todo para mí y lo seguía siendo.

Cuando llegué al restaurante de mis padres, mi madre se secó las manos en el delantal y vino a darme un beso.

-¿Ya has terminado? Si es pronto.

-Me han dado fiesta.

-Que bien. ¿Qué vas a hacer?

-No se…

Fiesta significaba pensar, y no quería pensar. Quería verle… Tamborileé los dedos sobre la mesa, dejando que la comida que me habían servido se enfriase y llegué a una conclusión. Ir a verle no me haría daño. Éramos amigos. ¿No? Él estaba en el servicio militar, acababa de entrar y por lo que sabía en poco tiempo se iría a casa ya que solo era un mes de preparación para él por sus condiciones físicas. Así que quizá le haría ilusión verme de visita. ¿No?

-¿No comes?-mi padre se sentó a mi lado.

-No tengo hambre. Lo siento.

-¿Qué ronda por tu cabeza?

-Pues… Creo que voy a ir a Corea.

-¿Para qué?

¿Amor o amistad? Segunda parte. (Super Junior-Yaoi)¡Lee esta historia GRATIS!