I think... I think when it's all over, it just comes back in flashes, you know?

It's like a kaleidoscope of memories,

It  just all comes back... but he never does.

I think part of me knew the second I saw him that this would happen.

It's not really anything he said, or anything he did,

It was the feeling that came along with it.

And crazy thing is, I don't know if I'm ever gonna feel that way again,

But I don't know if I should.

I knew his world moved too fast, and... burned too bright.

But I just thought: "How can the devil be pulling you towards someone who looks so much like an angel when he smiles at you?"

Maybe he knew that, when he saw me.

I guess I just lost my balance.

I think that the worst part of it all wasn't losing him...

It was losing me.

 

                                             Septiembre – 2013.

Oía su voz llamarme a mi espalda, pero no me detuve en ningún momento. Con lágrimas en los ojos, me obligué a apretar el paso y a ir más rápido. No podía ser cierto. Aquello tenía que ser producto de un sueño o una alucinación. Seguro que me había quedado dormida esperando a mi padre y aquello era un sueño en el que aparecía Niall y nos reencontrábamos...

Pero estaba claro que no lo era. Todo era demasiado vívido y real.

Tres meses y aún no había podido superarlo. Tres malditos meses y aún sentía como si me estuviesen clavando un puñal en el centro del pecho. Por mucho que me había repetido a mí misma que tres meses habían sido suficientes para olvidarle por completo, en ese momento me daba cuenta de lo irrazonablemente ingenua que había sido al creérmelo. No lo había superado, claro que no. Pero, a pesar de eso, no iba a dejar que mis sentimientos venciesen. A Niall y a mí ya no nos unía nada, así que de nada iba a servir que me tirase a sus brazos y le dijese que le había echado de menos.

Teníamos que hacer como si no nos conociésemos, ¿es que él no entendía eso?

Con las lágrimas corriendo por mis mejillas, me oculté tras una gran columna. Era consciente de que las miradas de gran parte de la gente estaban puestas en mí, pero me daba igual. En ese momento no me importaba nada. El dolor que sentía cegaba cualquier otro tipo de sentimiento. Me cubrí la boca con una mano y sollocé. ¿Por qué? ¿Por qué había vuelto? ¿Qué se suponía que estaba haciendo en Londres?

Respiré profundamente y me obligué a calmarme. Ya bastaba. No iba a montar un numerito. Ya era mayorcita para ese tipo de escenas. Me sequé las lágrimas y me atreví a asomarme. En ese momento, vi cómo Niall miraba a uno y otro lado, buscándome desesperadamente. Cuando pasó la mirada por donde yo me encontraba, volví a esconderme. No podía permitir que me viese. No era bueno para ninguno de los dos. Al cabo de unos instantes, volví a asomarme justo cuando él se daba la vuelta y se alejaba cabizbajo.

Me dejé caer en el suelo y apoyé los brazos en las piernas flexionadas, llorando en silencio, con una única palabra danzando en mi mente: "Adiós"

Faithfully [actbh #2]¡Lee esta historia GRATIS!