Primera cita, amor de verdad.

129 17 2

Suena entonces el timbre de la puerta y mi estomago grita ahogadamente, me amenaza con mandarme al retrete por el daño estomacal causado por los nervios, me erizo con facilidad y tiemblo como si estuviera en la pinche nevada. Dios mio ¿porque esto es tan trágico? ya he visto a Dany como novecientas veces en mi vida ¿porque ahora me pongo asi?. Esta bien, esto es normal, solo tengo que calmarme, respirar hondo....

Después de tomar la decisión de no huir por la ventana hacia el mas allá. Salto salvajemente las escaleras hasta llegar a la sala. Tomo posesión de una personalidad que nada tiene que ver con migo, una Tamara modesta y totalemente femenina. Me tranquilizo un poco y abro como típica escena de suspenso la puerta de mi casa que esta vez parece de hierro puro.

Alli estaba él, hermoso a mi parecer. llevaba puesta una camisa de manga larga color blanco con la palabra "LIVE IT " en negro, su pantalón oscuro ajustado, unos convers que definitivamente terminaban de adornar perfectamente esas pato.... mierda, hoy no Tamara, hoy no. Pero, había algo que definitivamente lo hacia ver mas perfecto, brillaba mas que una cadena de oro y radiaba todo hermosamente igual que el sol. Su sonrisa, la cual no dejaba de portar desde que abrí la puerta. Definitivamente siento cosas muy fuertes por el. Solo espero que esto suceda como me lo imagino.

_Dany, hola como estas_ sonreí, ya que normalmente no acostumbro a saludar a los hombres de beso o abrazo.

_Hola Tamara, disculpa que me haya tardado un poco es que yo..._

_¿Tardanza? no te preocupes, no hay problema_

(ni siquiera había notado el tiempo)

_Esta bien Tamy, ¿pero te parece si nos vamos? no tardare contigo afuera porque no quiero que tengas problemas mañana para ir a estudiar_ sonrió haciendo ademanes con su mano derecha para salir de mi casa como todo un príncipe. Yo acenti, cerré mi puerta y nos fuimos.

Primeramente fuimos a comer un helado delicioso y con el paso de las horas los nervios se iban llendo. Después, fuimos al parque de atracciones lo cual me resulto maravilloso.

_jajajaa ¿ves ese de alla? ¡¡¡yo me quiero subir!!!_ dije con voz de niña que quiere algo, señalando uno de los juegos mas catastroficos que vi. era una especie de montaña rusa pero no eran bagones los que pasaban por las carrileras, eran asientos que iban pegados a una carrilera en la parte de arriba, haciendo que las sillas y las piernas queden en el aire.

_Tamara, ¿estas segura?_dijo con sonrisa preocupante.

_si, estoy segura, pero...veo que tu eres el de los nervios_ me burlé mientras íbamos directo a la fila.

_Muy graciosa, pero no son nervios. No podre montar contigo porque no soy muy bueno con las volteretas y eso..._ respondió señalando su estomago.

-Oww, lo siento, no hay problema, espérame entonces, ¡¡yo si tengo barriga de acero!!_ sonrei ansiosa. El correspondio a la sonrisa como quien quiere ver que sucede al respecto.

Pasaron unos cuantos minutos en los que la atracción llegaba y los que montaron se iban, para luego hacer entrar al nuevo grupo el cual eramos muchos, la maquina era grandisima, perfecta y lista para comenzar con el querido juego.

_bien, Dany ya esta esperándome allá...psss, hay que demostrarle hombría femenina a este chico, sehh_ susurre mientras subía a mi silla, me ataban los cinturones de seguridad, y en fin.

Cuando ya todos estabamos listos, y las sillas estaban llenas, el ayudante de la atracción da la señal indicando que el juego comienza a arrancar. se me acelera un poco el corazón y la ansiedad se me sube como chocolate hirviendo. Una vez prendido todos hacen esa cara de "jijiji" nerviosamente, yo miro todo el panorama ansiando tener una cámara que registre las mejores fotos desde tanta altura y con mis pies flotando, pero no es el caso.

Por la fiesta de Neón ©Read this story for FREE!