Opción de salvavidas

134 17 0

_¡¡No puede ser cierto!! ¿que les paso? digan la verdad chicas, ¿se estan metiendo con narcos? ¿andan en las drogas? ¡DIGANME DE UNA VEZ!_ gritó exageradamente a la vez que tocaba sin delicadeza nuestros rostros.

_¡TEN CUIDADO TORPE! me duele como los mil demonios y ¡no estas cooperando en nada!_ se quejo Elisa evadiendo las caricias de joe y apartandose de él.

_Lo siento, pero, esto es muy raro, en poco tiempo aparecen en muletas y ya me estan asustando_ dijo en tono preocupado mientras rascaba su cabeza tratando de comprender lo que pasaba.

Vi que Elisa no podría mantener la discreción y visualmente le di a entender que mintiera... pues era obvio que joseph no creería nada de lo que le digamos ahora.

_un futbolista me pegó en la cara con su balón y ya sabes como es Tamara, salió tras el y le pegó un buen puño_ añadió sentándose.

_¿Y ESE IMBECIL TE PEGO TAMARA?_ Preguntó más alarmado que antes.

_¡NO!_ respondí imperativamente nerviosa _¡Fue su novia! Se puso celosa y ya sabes, se nos fue la manita jiji_ añadi con cara de estúpida que no sabe mentir.

_¿segura?_ me analizó con su mirada.

_Si, si... Y Elisa también esta herida no me mires solo a mi rayos_

¿No ves que no tengo cara para mentirte idiota?

Pude notar que no me creyó del todo, pero que podía hacer, daba igual perro o gato, el no me creería. llega entonces el profesor y prepara su clase, yo por mi parte preparó mi mente para comprender algo las siguientes tres horas. Durante cada clase sin embargo, pude ver que lo que nos pasó a Elisa y a mi modificó un poco el estado de joseph, es decir, esta vez estaba como enojado, como con ganas de matar al "futbolista".

Si tan sólo pudiera decirle que es ella, la maldita con la que se besa, que es ella la futbolista tramposa que golpeo a su mejor amiga sólo para vengarse de algo que ni siquiera tiene culpa. Me siento muy mal por esto, joseph no tiene nada que ver y ahora su pobre corazón esta en juego. Como me hubiera gustado nunca haber conocido a Lucke, así jamás hubiese llegado todo hasta este punto. Pero todo a mi me tiene que pasar, ¡yo siempre de salada!

Durante las horas me las pase pensando, además, también podría decir que estaba ejecutando mi plan abejorra. Este consiste en que el profesor está diciendo algo, yo hago una pregunta, el profesor responde y yo sonrió, allí es cuando mentalmente me quedo dormida, y con los ojos totalmente abiertos. Hago esto cada media hora, así parece que pongo cuidado a las clases cuando en realidad estoy en el octavo sueño.

Después en la salida me fui con joseph y Elisa hasta cada quien llegar a casa, el cual, notabamos que joseph estaba más raro aún, pero mejor nos hicimos las de la vista golfa perdón gorda y decidimos reirnos de sucesos del pasado.  Joseph se desquito a propósito.

_JAJAJAJAJA si, estaba demasiado asustado, Tamara no dejaba de Llorar y yo diría de gritar, estaba mi corazón a mil, gracias a Dios llegó Adrianna, de lo contrario no se que hubiera sido de nosotros, además el de la ambulancia me regaño, Jajajajaja!_ contaba a carcajadas.

_Por Dios no es para tanto Joseph, ¡eres un inmaduro!_ Rodee los ojos.

_¿inmaduro? Tamara casi muero ese día de ver tanta sangre, lo positivo de eso fue que me preparaste para cuando mi esposa vaya a dar a luz, jajajajaj _

_Jajajajaja_ rió elisa

Bueno tengo que admitir que el no saber que una niña a cierta edad empieza a menstruar cada mes me hizo una mala jugada cuando estaba con joseph mientras jugábamos a los carritos en mi cuarto cuando de la nada sentí un cólico impresionante y al abrir mis piernas para saltar de la cama e ir al baño,  Joe vio la gran mancha y llamo una ambulancia.

Sucedió a los doce y no es culpa de mamá, cuando ella me hablaba de esos temas me resultaba tan incomodo que hacia el método abejorra. Creo que este método no es muy beneficioso que digamos, tampoco se porque llamo este plan asi pero creo que deberia modificarlo un poco.

 Despues de una larga siesta en casa abro los ojos lentamente y sonrío, pero no duró mucho, algo me estaba jodiendo las nachas. Rápidamente me corro hacia un lado y oh sorpresa, era una muñeca de trapo.

_de quien será esta cosa_ susurré aterrada.

Los ojos son botones y están descolgados, el vestido esta rasgado y tiene una sonrisa chorreada en labial rojo tenebrosamente, no obstante me llama la atención algo que trae en su vestido; era un papel, entonces lo abro y dice:

°amarra la cara la amarga tamara°

Yo quemo esta Mié

pensé inmediatamente.

luego el sonido se detiene, el viento se mete por mi ventana horrendamente, la puerta se cierra por la fuerza del elemento natural, hace frio, y vibra la cama como jamás lo habia sentido, era mi celular. Elisa estaba llamando. Olvidando la  broma ocasional, atiendo mi celular con él pulso cardíaco a mil.

_¿Sss-si?_ conteste con voz temblorosa.

_¡tamara! A que no adivinas esta vez_

_¡Espera!_ interrumpi.

Rápidamente corro hasta el jardín, en cuestión de segundos a velocidad tipo crepusculo, hago un hueco en la tierra y meto esa porquería de muñeca en él, justo al lado de la falda rosada de Adrianna.

_¡Perfecto!_exclamé contenta mientras sacudía mis manos negras de suciedad. Ahora si estaba dispuesta a escuchar que tenía por decir Elisa.

_continua Eli_ agregué entrando a casa, acto seguido lavo mis manos.

_bien pues estaba observando los clasificados de hoy, ya que mamá me presto su cel por un tiempo, y la condición fue que leyera el periódico una semana..._

_con tal de que no sea una excusa para que estes mirando otro tipo de clasificados... jajaja_ Intervine mientras de nuevo me recostaba en la cama.

_¡¡CALLATE!!_ gritó_ bien, los salvavidas necesitan más de los suyos, una especie de pequeños auxilares! Incluso llamé y dijo el jefe que tres serian perfectos!!_ Decía emocionada.

_¿De veras? Osea lo digo porque, que sabemos nosotros de salvar gente en el mar, ¡y menos si se están ahogando!_ miraba las descuidadas uñas de mis pies con un viejo decorado francés.

_ya pregunté eso también, y me dijeron que por ser principiantes, solo controlaríamos las orillas. Además, el rango depende de muchas capacitaciones_ añadió

_interesante, y....¿cuanto pagan?_

_¡claro! unos 25 dolares el día, Que dices_

_pues, me parece bien otra cosa es lo que diga el señor, sin embargo ¿cuando inician?_ Pregunté mientras rascaba mi pierna.

_en una hora Tamy, joseph se ánimo también, ¿entonces vienes?_

_si claro, y la proxima vez no me vayas a avisar de algun trabajo que inicie en dos minutos no? iré..pero ¿joseph se pondrá tangas? Jajaja_ pregunté entre risas.

El solo hecho de imaginarmelo con sus gafas de triple aumento y unas tangas color rojo pasión, me confundía y no sabia si reírme o sentir repugnancia.

_Cerda, te veo en un rato_ culminó.

_¡cambio y fuera!_ me despedí emocionada, pues este seria el inicio de una nueva oportunidad para reunir dinero realmente.

Por la fiesta de Neón ©Read this story for FREE!