CAPITULO 14

1.3K 52 1

(editado).
NARRA _______:

Tenía que contarle a los chicos lo que pasó, pero primero me pregunté a mi misma que pasó con el colegio, odio ese lugar, así que le pregunté a mamá que iba a pasar con el colegio y ella me respondió que iba a hacer colegio en casa, que iba a venir una maestra particular todos los días excepto fin de semana. Eso es mucho mejor.
-empieza a empacar tus cosas, hay cajas en el pasillo.
Agarré mi iphone y le mandé un mensaje a los chicos.
-No se podrán deshacer de mí tan fácilmente, muchachos.
-yo ya me estaba alegrando de que finalmente te ibas- respondió Michael
-yo ya me había alegrado de irme y alejarme de ti- le devolví el chiste
-es broma, mocosa, todos estamos muy felices porque te quedas. Ashton casi llora.
-eres un idiota- respondí.
-no miento-
-ya cállate, Mike- mandó Ash y ellos comenzaron a pelear por mensajes.

Fui al pasillo y agarré las cajas, en una escribí con marcador indeleble 'ropa'. Agarré  todo lo que había en mi armario y lo metí en la caja. En otra caja guardé mis cosas que están en el escritorio, la mesita de luz y en los cajones. En una guardé todas las fotos envueltas en papel y en como 6 cajas más, el resto de las cosas. Terminé cerca de las 3 de la mañana. Estaba agotada así que me dormí en medio de todo el desastre de mi habitación.
Me desperté porque tenía mucho frío, nunca puedo despertar por los rayos de sol en mi cara o por el canto de los pajaritos. Miré la hora y eran las 11:45. Salí de la cama, me duché y cuando salí me puse (MULTIMEDIA) unas calzas grises, una remera negra, una campera muy abrigada escocesa roja y negra y unas converse. Me sequé el pelo y me hice un rodete con mi pedacito azul, me esta empezando a gustar pero extraño mi pelo rosa. Mis papás ya habían arreglado lo del apartamento y ya es de Emma y mío. Habían cambiado el apartamento por nuestra casa y la otra persona también les había pagado una diferencia.

Hoy iba a mudar las cosas, mis padres se van mañana. Fui a desayunar y tomé un chocolate caliente y tostadas. Cuando terminé, mamá me dijo que vaya llevando las cajas y que el camión de mudanza iba a llevar los muebles después. No me encanta viajar en auto así que agarré dos cajas y salí caminando, estaba haciendo un esfuerzo muy grande por ver para adelante, digamos que no soy la persona más alta de todas y que tener dos cajas encima mío no es fácil. Iba caminando cuando me choqué con alguien, caí al piso al igual que la otra persona.
-lo siento, lo siento, perdón, no puedo ver nada.
-no pasa nada- dijo la persona, cuando habló inmediatamente me di cuenta de que era Ashton.
-¡hey Ash!, No sabía que eras tú.
-hola _______, ¿quieres que te ayude?- me preguntó mirándome con una sonrisa y el ceño un poco fruncido. Algo dentro de mi tembló y me dio una descarga. Sonreí.
-no te preocupes, ¿no tienes que ir a ninguna parte?
-no, en realidad no, dame una caja.
Yo sonreí y el sonrió y agarró la caja. Sus hoyuelos van a matarme. Literalmente, creo que algo dentro de mi murió.

Estábamos caminando en dirección al nuevo apartamento. Llegamos y me di cuenta de que me olvidé la llave. Bravo yo. Tuve que entrar por la ventana del baño y abrir la puerta desde adentro así pasaba Ashton. Dejé las cajas por ahí y Ash le mandó un mensaje a los chicos con la dirección del departamento diciéndoles que vengan y nos ayuden. En 5 minutos ya habían llegado. Mi nueva casa parecía mas una CASA que un apartamento, en serio, es muy grande. Mañana es mi cumpleaños, que emocionante. Cierto que le dije a mamá que era hoy así me podía quedar acá. Volvimos a casa y buscamos más cajas. Llevábamos 2 cada uno así que solo hicimos un viaje. Cuando llegamos al apartamento nos sentamos en el piso porque todavía no tenemos sillas. Mis padres nos van a venir a visitar todos los meses y ellos nos van a pagar todo cada vez que vienen y la comida, ellos compraron mucha, literalmente y nos dejan plata por las dudas, de todas formas las madres de los chicos van a venir a vernos, bueno, verme, ya que Emma es mayor y no necesita a nadie controlándola, así que no me importa.
-que linda casa- me dijo Cal
Yo solo sonreí emocionada.
-y ustedes van a poder venir cuando quieran, mi casa es su casa- eso lo dije yo.

Adentro de la casa hacía calor así que me saqué la campera. Estuvimos 10 minutos más sentados en el piso hablando, cuando llegaron los camiones con mis padres y Emma. Salimos de la casa y yo como soy idiota dejé mi campera adentro. Temblé y me abracé a mí misma, Ashton lo notó entonces me ofreció su abrigo, claro que no lo acepté, seguro que él también tiene frío.
-insisto
Yo negué, total ahora entramos. Cuando un tipo salió de adentro, yo entré corriendo, estoy muriendo de frío.

NARRA ASHTON:

________ tenía frío porque estábamos afuera y ella olvidó su campera adentro así que yo, como un buen caballero, insistí en darle mi abrigo pero ella negó porque dijo que seguro yo también tenía frío. Su nariz estaba roja. Que bonito. Cuando un tipo salió de adentro, ella entró corriendo. Es muy rápida, y lo peor es que lo desperdicia porque es muy floja.

Cuando terminaron de acomodar todos los muebles eran las 8 de la noche, digamos que es un lío meter muebles por una puerta. Terminaron y nosotros nos fuimos a nuestra casa.

NARRA _________:

Cuando terminaron de poner en su lugar todos los muebles, los chicos se fueron a su casa. Mamá cerro la puerta con llave porque yo dije que hoy quería dormir en casa donde no quedaba nada excepto los colchones y nuestras cosas ya estan en Estados Unidos. Dormimos en los colchones en el piso. Nos teníamos que despertar temprano, a las 5 de la mañana, solo lo hago porque los quiero, madrugar es algo terrible y cruel. Estaba soñando que una abeja le picaba el trasero a una señora y despues aparecía una cabra volando mientras decía "HIPSTA, PLEASE" cuando alguien me tocó, me pegué el susto de mi vida. Era Emma, me tenía que despertar. Yo me quejé diciendo mmmm mientras me estiraba. Todos gritaron: FELIZ CUMPLEAÑOS, _____. Y yo fruncí el ceño, era demasiado temprano para gritos y abrazos.

Me levanté y me bañé, cuando salí me puse unos jeans rotos negros con una remera roja y las vans rojas. Me hice una colita alta con un mechón azul, me estaba empezando a gustar. Me subí al auto y salimos hacia el aeropuerto. Cuando llegamos, nos abrazamos, el avión salía en unos minutos así que se apuraron. Mi madre lloraba como una loca y mi padre trataba de consolarla. Los saludamos por última vez y ellos subieron. Llamamos a un taxi para que nos llevara a nuestra nueva casa, me gustaba porque estaba más cerca de la de los chicos. Llegué y me tiré a dormir. Me desperté porque sonó mi celular. Miré la hora y eran las 2 de la tarde, déjenme dormir. Era Ash.
-¿hola?- dije con voz de dormida
-________, ¿estabas durmiendo?- me dijo como si eso fuese raro.
Yo solo respondí con un mmmmmmmh y sonreí con los ojos cerrados.
-FELIZ CUMPLEAÑOS- me gritaron los cuatro por el teléfono, ¿acaso me querían perforar el tímpano?.
-gracias- dije yo y seguía sonriendo.
-¿podemos pasar por tu nueva casa?- me preguntó Ash.
-claro, no desayuné y tengo el mismo aspecto que un muerto.
-ah que bien, ¿quieres bañarte y después pasamos?
-mejor- respondí
-nos vemos
-adiós- y corté. Decidí bañarme de nuevo. Me bañé y me puse la misma ropa que antes, no estaba sucia y la había usado por poco tiempo. Me delineé los ojos con negro, no me gusta maquillarme, si lo hago sólo me delineo. Y le mandé un mensaje a Ash diciéndole que ya podían pasar. Emma se había ido a una cita o algo así, había dejado una nota.

Mientras los esperaba decidí tocar la batería. Me gusta tocar cuando estoy sola. Me senté y empecé. Cuando terminé estaban los 4 chicos mirándome con la boca abierta y aplaudiéndome.
-oigan, ¿hace cuánto tiempo están aquí?- pregunté
-como 15 minutos- dijo Mike. Me sonrojé, cuando me concentraba es como que me transportaba a otro mundo.
-¿como entraron?- pregunté extrañada
-la puerta no estaba cerrada con llave.- dijo Ash.
Yo me golpeé la frente.
-eres muy buena- me dijo Ashton señalando la batería con su cabeza.
-gracias- dije y me sonrojé.
-¿tienes un beatbox?- me preguntó
-claro, ¿lo quieres?-
-no, voy a buscar el mío y tocamos juntos
-oh, qué honor
Salió corriendo y volvió bastante rápido con su beatbox.
Le pedimos a los chicos que cantaran y ellos lo hicieron porque era mi cumpleaños.
Cuando terminamos me felicitaron y yo agradecí.

Estaba sentada y ellos sacaron de atras suyo un osito de peluche gigante y me lo dieron, no era muy original pero en verdad estaba agradecida. Los abracé y agradecí, agarré al oso y lo abracé a él y después lo deje en mi cama.

•••

NOTA DE AUTORA:

hola! Ya se que este capítulo es muy poco interesante es que voy a hacer la parte 2 después porque sino iba a quedar muy largo y se iban a aburrir.
Nos leemos,
besos

Viviendo con 5sos~Ashton y tu~ (EDITANDO)¡Lee esta historia GRATIS!