31 de Diciembre

117 6 0

Sí me pongo a hacer balance sobre este año que se acaba, no sabría muy bien por donde empezar. Sí me pongo a mirarlo desde un punto de vista optimista podría decir que a pesar de todo a sido un buen año, pero si me pongo a mirarlo desde un punto de vista pesimista diría que ha sido un poco mierda.

Creo que empecé el año con un montón de ilusiones y siendo sincera tenía todo lo que se puede tener, unas amigas increíbles, los mejores amigos que se puede tener, el mejor novio del mundo, y a una familia repleta de salud. No podía pedir más. Es increíble como en 365 días todo está patas abajo. Es increíble la manera en la que he querido, amado, odiado o aprendido.

Siempre que llega este día me pongo a pensar en todas las personas que hace un año me prometieron que iban a seguir a mi lado el siguiente y qué raro no, pero muchas de ellas ya no están. Quizá sea verdad eso de que hay que dejar que algunas personas se vayan y así dejan hueco para que entren otras mejores. 

Cosas que no supe decirte.¡Lee esta historia GRATIS!