For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

ANNE

21 0 0

Pequeña. Pequeña y gorda. Pequeña, gorda y estúpida. Dios, me había vuelto loca. Joder, ¿desde cuando era así? No me había dado cuenta de que mi vida había llegado a su fin. Estoy encerrada en mi cuerpo. En una celda pequeña, gorda y estúpida. ¿De que servía vivir si ni tu misma te quieres? Un espejo podía destrozarte en menos de cinco segundos. Bueno, un espejo y la sociedad.

Mi historia. Una historia bonita. Antes de que me derrumbara. Podría estar todo el día hablando de mi historia. De mi vida. Y a nadie le importaría.

Todo empezó un día sangriento. Lo llamo el día sangriento porque para derramé mucha sangre en lágrimas aquel día. Yo era feliz, feliz como cualquier otra pequeña niña de doce años. Era tan pequeña y tan insignificante que nadie me hacía caso al caminar por la calle en dirección al colegio. Caminaba sola, ya que no era muy querida en el colegio. Era un bicho raro. De las que no tienen amigas, de las que prefieren estar solas. Pero yo no quería estar sola. Yo quería tener alguien en quién confiar, poder contarle mis secretos. Y estaba tan gorda... ¿Obesidad infantil? Sí. Para que os hagáis una idea, imaginaos una morsa con patas; pues esa era yo. Llegaba al colegio y nadie se molestaba en mirarme. A todos les parecía la chica del fondo sola y gorda que nadie quiere. Pero a mi al principio no me importaba. Me daba igual. Yo era una niña más, como todas las demás. ¿Qué culpa tenía yo de estar gorda? Solo era una niña.

-Anne, estas en mi sitio. - lo que faltaba por oír. La bruja de Lauren. Dios, que asco me daba esa insoportable niña.

No tenía valor para reprocharle, así que siempre me quitaba del medio. En el fondo los odiaba. Los odiaba a todos. Y odiaba a Lauren por ser la perra anoréxica a la que todo el mundo adoraba.

Y ese día no era diferente.  Liderando a todo el mundo estaban el grupo de perras anoréxicas con Lauren como líder. Y como no, estaba Dani. El perfecto y guapo Dani al que todas las chicas le gustaba. Bueno, y su grupo "guay" de chicos. Y luego, por así llamarnos, estábamos los frikies: yo, Caroline, Peter, y Demi. Nosotros siempre íbamos al margen de todo. Pero no nos importaba. Hasta que a mi me importó.

Mi historia.¡Lee esta historia GRATIS!