Capítulo 13

417 28 4

¡Disculpen la tardanza! Estos días casi no había tenido tiempo ni inspiración pero ya que tengo ambos segiré con el fanfic. Por cierto, dejen comentarios con sugerencias para un título para la historia ya que como habrán notado, soy mala para poner títulos y "Fanfic de el hobbit" no es muy creativo que digamos. Saludos y mil gracias por sus votos y comentarios! :D

Cuando regreso, Fili me da un codazo.

-¡Oye!-exclamo.

-Es la señal, ¿lo olvidaste?

-Y si lo piensas, es perfecto para ti. Es de nuestra estatura y es casi de tu edad. Eso sin mencionar que es muy amable contigo-comenta Kili.

Estoy a punto de decir algo cuando alguien se acerca. Es un arquero que está apuntando hacia nosotros. Todos se alistan para atacar pero Balin intenta negociar. 

Al parecer si el hombre nos ayuda a seguir el camino y nos da provisiones y armas, nosotros le pagaremos.

Nos guía a su barcaza y subimos. Todos toman un lugar y se preparan para el recorrido.

Las aguas por las que pasamos están cubiertas de niebla y el viento que sopla es helado. De pronto, escucho que Thorim y Balin están reuniendo la paga para el barquero, que según Bilbo se llama Bardo.

Cada quien da todo lo que tiene. Yo reviso mi bota para ver si tengo algo con que ayudar, y para mi sorpresa, encuentro una pequeña bolsa con monedas. Guardo tantas cosas en mis botas que a veces olvido que tengo.

Me acerco a Thorin y le digo:

-Tío, ¿esto sirve?-le entrego la bolsa con unas pocas monedas.

-Claro que sí Lana, ¿dónde lo conseguiste?-me pregunta.

-Son mis reservas, resultado de un par de liebres y un pato-respondo. Supongo que sabe a que me refiero.

Mientras que Thorin y los chicos trabajan en la herrería, mi  forma de ayudar con dinero en la casa es cazando.

Desde mucho antes de saber pelear, ya sabía fabricar trampas, así que eso me sirvió para conseguir la comida y muy seguido una recompensa extra. Normalmente, lo que mamá no cocina, yo lo vendo a un muy buen precio. Y esa es la historia de como consigo dinero.

Me acerco al borde de la barcaza para ver el agua mientras los demás discuten porque al parecer falta para pagar y Gloin no quiere cooperar. Algo llama mi atención, y creo que la de todos: Erebor se alza majestuosa ante nosotros.

Estar tan cerca me deja sin aliento. Siempre había visto dibujos y pinturas, pero jamás imaginé verla con mis propios ojos.

Podría contemplar el paisaje, de no ser porque Bardo nos pide el pago y nos ordena que entremos a los barriles. Desde el barril donde estoy no puedo ver nada, pero sí puedo escuchar que Bilbo está informando lo que pasa.

-Está hablando con alguien, ¡y apuntan hacia acá!

-¡Nos está delatando!-se quejan algunos.

-Y ahora se están dando la mano-continúa Bilbo.

-¡Nos ha entregado!-exclaman.

-No, creo que es algo peor-agrega Bilbo mientras un extraño ruido suena sobre nuestras cabezas.


Fanfic 1: Un viaje especial¡Lee esta historia GRATIS!