For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

De avisos a besos

1.1K 55 1

Habla Sofí:

No podía creer lo que acababa de leer. ¿Mis papas se habían llevado tan bien, que hasta ahora los invitan? Solo faltaba que se pusieran de acuerdo para un viaje familiar. A penas si llevaban poco tiempo, pero claro, en la sociedad alta eso no importa.

De repente se me ocurrió ir darle la noticia a Jozsef. Él tenía que saber esto.

Guarde mi teléfono en mi bolso y me dirigí a buscarlo. Si no estaba equivocada, a él le tocaba entrenamiento en la tarde, así que fui directo a las canchas de futbol americano. Nunca me imaginé que a él le gustara, pero era obvio que por algo tenía ese cuerpazo. Pero bueno.

Camine y camine, hasta que me topé con un chico sin camisa que venía saliendo de los cambiadores:

-¡Oh, lo siento Eduardo!-me disculpe cuando vi quien era.

-No te preocupes-me dijo-¿Qué haces aquí?

-Pues...-le dije

-¿Y?-me pregunto

-Venía a buscar a Jozsef ¿lo conoces?-le pregunte y me desconcentre al ver su pecho desnudo. ¡Por Dios él es un dios griego! ¡Concéntrate Sofía!

-Sí, lo conozco. Pero yo que tu no lo buscaría en este momento-me advirtió

-¿Por qué? ¿Están en entreno?-le pregunto

-No, más bien, no está muy presentable que digamos-me dice y veo una sonrisa en sus labios-Pero tú te arriesgas.

-Está bien-ignoro su comentario-¿Dónde está?

-En los vestidores-me dice, y sé a qué se debe su advertencia, pero da igual ya. Ya estoy aquí y le voy a hablar, además no hay mucho que ver.

-Gracias- le digo y me despido con la mano y el me devuelve el saludo, se da la vuelta y se va.

Entro en los vestidores y veo que hay chicos vistiéndose, pero no están tan desnudos que digamos. Busco a Jozsef entre los pasillos de los casilleros, pero no lo encuentro. Mientras voy pasando los hombres gritan y chiflan, algo que me pone muy incómoda. Voy más deprisa, y pronto veo un rostro familiar. Claro, como no saber quién es. Me detengo en el antepenúltimo pasillo y voy directo a él. Él está con dos chicos, uno es moreno con cabello ondulado, alto y con buen cuerpo. El otro es más alto, tiene buen cuerpo y es blanquito.

Los tres me ven cuando me acerco más a ellos. Y en su rostro hay sorpresa. Tal vez porque ninguna chica puede entrar a los vestidores de hombres, y yo lo he hecho, pero no sé.

-Hola-los saludo a todos. Por más que sea popular, no conozco a estos chicos.

-Hola-me saludan los tres al mismo tiempo. Pero Jozsef se me queda viendo más de lo necesario, lo que me pone nerviosa. Y quito mi mirada de él y la dirijo a los dos que están a la par de él.

-¿Qué haces aquí Sofí?-me pregunta Jozsef

-Ehmm...-pienso que decir-venía a decirte algo.

-¿Dime?-me pregunta y yo me quedo viendo a los dos que me miran, esperando a que diga algo.

Yo miro a Jozsef con cara de "Que incómodo" y el la entiende.

-Chicos, ya es tarde ¿no creen?-ellos se le quedan viendo con confusión pero después reaccionan.

-¡Oh claro! Los dejamos, yo no puedo llegar tarde a casa-dice el chico más alto.

-¡Yo tampoco! Adiós-dice el otro y se despide de Jozsef y de mí. El otro chico también hace lo mismo, y después se van los dos.

Recuérdame...¡Lee esta historia GRATIS!