-Drake, ten cuidado, hay una infectada junto a ti. -dijo mi compañera Helen apuntando a Ashley.

-¡No! Ella está bien, no necesito ayuda. -Me pare frente a ella arrebatándole el arma de las manos- no tienes que estar aquí, tienes órdenes de no alejarte de tu zona.

-Pero...-le devolví su arma y me cruce de brazos

-Vete de aquí. ¡Ahora!

Miro detrás de mí y me di vuelta viendo como cruzaban furiosamente las miradas. Luego escuche la puerta cerrarse de golpe. Ya estábamos solos.

-Eso fue un poco duro.

-¿Qué buscabas? -dije ignorando su comentario.

-Algunas cosas para terminar la cura, suero... pero ya tengo todo. -dijo revisando su bolso.

-necesito un momento -me acerque al cuerpo de Zack y me puse de rodillas junto a el.

Cerre sus blancos ojos y le quite sus placas para llevarlas conmigo, no lo olvidare jamas. Tome mis placas y se las puse entre sus manos, asi siempre estaremos juntos, necesito que siempre estemos juntos o no tendre a nadie.

-Nunca te olvidare amigo -senti mis ojos llenarse de lagrimas y aparte la mirada parpadeando rapido para retenerlas.- siento tanto no poder haber hecho nada para salvarte.

Me sentia tan culpable que mis ganas de hacer lo que sea se habian esfumado, solo queria llorar como un niño, un niño abandonado que no tiene a nadie.

-Tranquilo, el ahora te esta cuidando desde el cielo -susurro Ashley abrazandome.

Tomo mi mano y nos sacó de la farmacia por la puerta trasera. busco algo en sus bolsillos y al no encontrar lo que buscaba bufo.

-Alguien robo mi auto -dijo mirando un estacionamiento vacio- idiotas

Se hacerco a un auto que parecia llevar alli un buen tiempo y me miro unos segundos, luego al auto y de vuelta a mi

-¿piensas robarlo? -abri los ojos sorprendido- es ilegal.

-Te aseguro que ningun zombie lo extrañara -mi guiño y luego golpeo la ventana con su codo haciendo que se rompa en mil pedazos.

Mire sorprendido su azaña, nunca habia visto a ninguna chica hacer algo asi, normalmente los Tronix tienen vidas separadas de las chicas, asi nuestro enfoque es total, las unicas chicas con las que tenemos mayor contacto son con las Tronix pero ellas son diferentes, no me gusta como suelen sentirse superior a otras porque tienen un arma y saben usarla. Asi es mas sencillo, no chicas, no distracciones. Aunque algunas veces se meten a nuestras camas. Nunca esta demas liberar un poco el estres.

-¿Siempre haces cosas como estas? -me acerque a ella, estaba agachada haciendo contacto con los cables del auto. Luego de unos segundos este comenzo a sonar ya encendido.

-Hay que sobrevivir -me sonrio- lo estaba haciendo bien hasta hoy.

-Claro -dije distraido al escuchar un ruido en la tienda de al lado.

-Debo terminar la cura y vivo muy lejos de aqui, asi que tengo que partir enseguida si quiero vivir -Me sonrió- tú debes seguir con tu trabajo.

Claro que tenía un trabajo que hacer, exterminarlos. Y tenía órdenes que acatar, como que al perder a un compañero hay que unirse a otra brigada. Pero no podía dejarla.

-Voy contigo.

Le sonreí y vi sus ojos iluminarse. Le hice una seña indicandole que yo manejaba y ella se sento en el asiento del copiloto.

-¿A donde vamos?

-Fredericton. -Respondio sacando un mapa de la guantera.

-¿Como sabias que alli habia un mapa? -la mire confundido mientras ponia en marcha el auto.

-Haces muchas preguntas ¿Lo sabias? -dijo sin despegar la vista de su mapa, tomo un lapiz y marco el camino.

-Lo se, tambien se que me gusta que las respondan -le guiñe un ojo y Ashley rodo los de ella.

-¿Que no es obvio? -apunto una bandera de mexico- debio pertenecer a algun turista.

La mire sorprendido unos segundos, es muy lista. Se dio cuenta de ese detalle y yo nisiquiera lo note. De seguro Zack lo hubiera notado, ese chico si que era un chismoso. Enseguida senti como se me hacia un nudo en la garganta al recordar la sonrisa que tenia mientras afirmaba mi arma en su frente.

-Asi que...-mi voz sono mas pequeña de lo que tenia que ser asi que me detuve y me aclare la garganta- Asi que vamos a Canada.

-Exacto -me miro fijo unos segundos pero aparte la mirada- es un viaje de dos o tres dias.

-Pues largemosnos de aqui.

Seguimos conduciendo en silencio al rededor de una hora cuando ella empezo a golpetear con su mano, se recosto en el asiento y subio los pies al tablero.

-Ya no lo soporto -se giro para mirarme directamente- ¿Acaso no tienes tema de conversacion?

-¿De que quieres hablar? -dije esquivando unos autos volcados.

-No lose, hablame de ti. ¿Cual es tu apellido? ¿Quienes son tus padres? ¿Donde estudiaste?

Me aclare la garganta sintiendome incomodo enseguida. Desde hace 7 años que no tengo recuerdos de mi pasado, asi que la sola idea de pensar en responder esas preguntas me hacia sentir mareado, pero algo dentro de mi no queria decepsionar o engañar a Ashley.

-Vizur. Mi nombre es Drake Vizur. -respondi evitando las otras preguntas.

-¿Y? ¿Que hay de...? -se hacerco a mi y tomo mi muñeca con el tatuaje.- Oh, ya lo entiendo. Eres uno de esos soldaditos de jugete. Pense que habian cancelado ese proyecto.

-¿Que sabes de los Tronix? -pregunte confundido al verla actuar de esa forma.

-Te dije que mi padre era un hombre importante, el estaba al tanto de todos los proyectos dentro de "El sector" -dijo haciendo comillas en el aire- ¿Quien crees que les enseño como borrar solo algunas partes de tu memoria?

Me quede pensando en eso un tiempo. El padre de esta chica resulto ser el que ayudo a que borraran nuestros recuerdos. Enseguida la curiosidad comenzo a picarme y no sabia que pregunta hacer primero, aunque la verdad puedo hacerlas todas, el tiempo esta de sobra.

-¿Crees que pueda...? -acomode mi cabello un poco incomodo por la pregunta que haria, no queria que ella se burlara de mi por soñar cosas imposibles- ¿Puedo recuperar mis recuerdos?

-¿Que? -eso la tomo por sorpresa- ¡Claro que no!

Me chillo y luego se acomodo en el asiento mirando hacia afuera, viendo las calles y los edificios completamente destruidos por las bombas que lanzaron el año pasado. Asi seguimos nuestro viaje hasta que ya empezo a oscurecer.

-Debemos descansar

-¿Donde estamos? -dijo un poco adormilada mirando las calles.

-Salt Lake City -detuve el auto en un garage de una casa.

-Aun nos queda mucho, deberiamos seguir.

-Ambos necesitamos descansar, mañana sera un dia muy largo. -intente abrir la puerta y al no obtener resultados la abri de un golpe.- aqui estaremos seguros.

INFECTED: Dia 0¡Lee esta historia GRATIS!