1. Florida. Zane Parker.. ¿Beso?

Comenzar desde el principio

— Tienes que estar jodiendome Taylor, no puedes solo irte, volver y reclamar como si fuera un premio. Lo nuestro no va a volver a suceder, te fuiste y perdiste tu oportunidad, estoy con Angie, a la que tu acabas de llamar mini Taylor, la cual es una chica genial...

— ¿Y, van a los mismos lugares que nosotros? Por favor Luke se que trataste de reemplazarme, a mi no se me remplaza. Ahora tú vas a volver a mí, de una u otra forma, lo quieras o no, es así. Y lo sabes, sabes que sientes algo por mí, aún. Tenemos que hablar.

— Escucha mini Angie, tú no puedes venir a dar órdenes a diestra y siniestra, ya no eres la reina del lugar, ya no eres alguien aquí. Vete y busca tu propio reino —dice Angie. Ya sé quién es.

Hace unos años, cuando era niña habían hecho un concurso de belleza y la ganadora era la que sería la reina del lugar. Yo gane y una chica parecida a mí, pero más baja, está furiosa y yo solo le dije que se buscara su reino. Tenía diez años, no sabía que trataba con alguien vengativo.

— Cállate, no te estoy hablando a ti. Y si mal no recuerdo. Yo estuve antes que tu. Yo fui antes que tú. Todo lo que hace contigo lo hizo conmigo primero. Solo está tratando de buscar en ti alguien como yo. Pero, hasta él sabe que a Taylor Monroe no se le reemplaza. En cambio Angie tu...

— Luke di algo -dice ella, interrumpiéndome.

Luke baja la cabeza y abre la boca y la cierra.

— Angie, podrías dejarnos hablar -dice él al fin.

¡Toma esa, bitch. In your face!

Se voltea con sus tacones de diez centímetros que se clavan al suelo y para sacarlos tiene que hacer un gran esfuerzo. Esta vestida con un pantalón ajustado y una blusa igual. Se ve como una... ¡salchicha!

— Tay... Mira, eres irreemplazable y todos sabemos eso. Pero... ¿por qué huiste?

— Sabes Luke, todos le tememos a algo y mi miedo es a enamorarme... Yo... me enamore de ti y Déjame decirte que me asustó mucho. Eras... Eres perfecto. Y yo no tan perfecta, creí que me dejarías.

— Taylor, tu eres la perfecta. No sabe es lo difícil que era salir contigo y que todos los hombres del lugar se voltearan a verte descaradamente. También —duda un momento—. Estaba enamorado, enamorado de la mujer más linda y sexy del universo. Y luego todo se volvió una pesadilla. Te fuiste a Alemania, ¡sin mí! Yo estuve dos años, dos jodidos años devastado. Me hundiste. Y ahora vienes y me dices que volverás conmigo... Yo no sé si pueda volver contigo...

No sé qué carajos se apodero de mi, cuando supe estaba sentada encima de él dándole un beso, el cual por cierto el me devolvía con mucho gusto. Duramos alrededor de tres minutos, respirando apenas un segundo para seguir besándonos.

— Luke... -mierda Taylor que vas a hacer—. Te...

— No lo digas, nena.

— No, necesito decirlo. Te necesito, James.

— Yo también te necesito, Monroe.

Nos volvemos a besar y luego ya no siento los labios de Luke. Mi cara impacta el suelo y me toma un par de segundos descifrar lo que ocurre.

La loca de Angie me tumbo en el suelo y me está golpeando.

— Estúpida es MI novio.

— Yo lo vi muy a gusto besarse conmigo.

— Si serás Zorra.

— Si, aprendí de ti. Eres una gran maestra.

Una mano impacta mi mejilla y la siento arder.

The Love©¡Lee esta historia GRATIS!