Capítulo 12

42 6 0

Tres semanas después...

— ¿Ya estás lista? –Dijo Harry –. El avión sale en dos horas y ni siquiera hemos salido de tu casa.

— Lo lamento, pero si, ya estoy lista. ¿Vamos?

— Vamos.

Llegamos al aeropuerto y Harry fue a terminar de registrar las valijas. Decidí sentarme en unas sillas que habían frente a la pantalla que dirigía los vuelos, y Niall se sentó junto a mi.

— Ailu..

— Niall, lo se. Lo lamento, la verdad es que no se que es lo que estaba pensando en ese momento, solo se que eso no debió pasar.

— Si, eso mismo pienso yo, hay que dejarlo atrás y no volver a sacar el tema.

— Gracias. –Le dije derrepente –.

— ¿Por?

— Por ayudarme cuando ni mi mejor amiga pudo subirme el ánimo. De verdad, eres un gran amigo.

Niall me sonrió y acto seguido me abrazó. Era un abrazo cálido y acogedor, lo que hacia que me sintiera segura y en casa. Su abrazo hizo que me olvidara de todo, de verdad le quería, pero no como a Harry. Con el era algo distinto. Amaba a ese chico.

Las horas pasaron volando, y cuando quise acordar, ya estabamos por aterrizar en Nueva York. Harry había dormido todo el viaje, así que yo me la pasé hablando con Louis y Zayn.

— Entonces, a ver si entendí –Dijo Zayn –. ¿Estuviste toda la tarde viendo fotos mías en facebook y eso hizo que a la noche soñaras que eras mi novia?

— Ajam. Fue muy frustrante despertar y ver que no te tenía a mi lado.

— Wau.. –Louis suspiró –. Así que eso sienten las fans ¿eh?

— Sep. La verdad es que es muy deprimente saber que no tienes casi ninguna oportunidad de hablar con ustedes, o por lo menos verlos pasar, es por eso que me siento la fan con mas suerte en el mundo. Esto es un sueño hecho realidad,  y estoy realmente agradecida con ustedes por existir.

— Creo que nunca había estado tan cerca de una fan, siempre me resultó extraña la fama, pero en realidad, nosotros le agradecemos a ustedes, ya que por ustedes estamos en donde estamos. – Zayn agregó –.

— Eso es cierto, solo que no sabemos que hacer para demostrar nuestro amor hacia ustedes.

— Bien, considerando que con solo un Twitt les alegran el día, creo que con un twitt dedicado a ellas, le harían el mes.

"Hey! ¿Como están hoy? Solo queremos desearles un hermoso día, y recordarles que las amamos. Nos vemos luego, One Direction."

— Yy... publicado.

Louis público ese twitt y me hizo sentir tan bien...

— En serio me enorgullece tenerlos como ídolos.

El resto del viaje pasó tranquilo. La verdad es que dejé de ver a los chicos como unas celebridades y los empecé a ver como amigos, con los que puedes hacer cualquier cosa sin que te juzguen.

***

—¡Ailuu! –Llamó Louis –. ¡Olvidé la toalla!

— Hay por Dios, Louis, ¡pareces un niñato! –Cuando leí que era inmaduro lo decían enserio –. ¿Donde la has dejado?

— No lo recuerdo, ha de estar en mi habitación.

Fui a su cuarto para buscar la toalla y no pude evitar sonreír al verme en esta situación. Estoy en una gira mundial con nada mas y nada menos que One Direction, y tengo a Louis en el baño, mojado y desnudo, que me llama para que le pase la toalla. En serio, ni en mis más locos sueños me imaginé esto.

— Louis, cúbrete, voy a entrar. –Avisé mientras abría la puerta del baño –.

— Oh gracias Ailu, eres mi ídola.

— No, tu eres el mío. Ah y por cierto, leí en muchas revistas que eras el más inmaduro de los cinco, pero no pensé que fuera para tanto.

— Hieres mis sentimientos. –Hizo un puchero –. De todas formas, deberías estar feliz de que olvidara mi toalla, ¿sabes cuantas chicas darían todo por estar en tu lugar?

— Si, y veo que no se pierden de mucho. –Miré su torso desnudo, y ¡Wau! En realidad si que se lo pierden –.

— Si, claro. Ambos sabemos que soy tu segundo favorito. –Dijo con un tono egocéntrico –.

— En realidad, mi segundo favorito es Niall, pero puedo agregarte en el tercer puesto, si así lo deseas.

— ¡Eres malvada! Así que el Irlandés es mi competencia ¿eh? Pues claro, con su acento enamora a todas. –Se puso una mano en la barbilla haciéndose el pensador –. Te aseguro que al final de la gira termino siendo tu favorito, después de Harry, claro.

Salió del baño con la toalla amarrada a la cintura, gritando ¡Niall, te reto a un duelo!

Reí ante su acto y sentí como unas manos me rodeaban la cintura, y unos labios tibios besaban mi cuello. Me di vuelta para mirarlo de frente.

— ¿Que fue eso? –Preguntó Harry –.

— Se ha enterado de que mi segundo favorito es Niall y dice que al final de la gira él lo será.

— Y ¿quien es tu primer favorito?

— Zayn. – Dije sin darle importancia, para ponerlo celoso –.

— ¿Zayn? ¿En serio? –Preguntó enfadado –.

— ¿Celoso?

— Ni lo creas.

— Bien, voy a verlo, creo que recien termina de bañarse, si tengo suerte, tal vez lo vea sin remera –Hice como si fuera a irme pero una mano agarró mi muñeca y no dejó que diera un solo paso.

— De acuerdo, si estoy celoso.

— Lo se, pero recuerda, tu siempre serás mi favorito. –Lo besé tiernamente –.

—  ¡Deaj! ¡Consígance un cuarto! – Liam apareció de la nada tapándose los ojos con su mano –.

— ¡Claro que no, inutil, solo sal de aquí! –Harry le tiró un almohadón que estaba en un sillón junto a nosotros –.

Estos iban a ser unos largos tres meses.

Mensajes de un Desconocido¡Lee esta historia GRATIS!