17. Kaden

60.2K 3.5K 344

La besé. La besé. La besé. Gané la apuesta. La gané, la gané. Pero fue más increíble aún lo que sentí cuando la besé. Nunca en mi vida me he sentido así cuando beso a las mujeres. Compartimos un momento cuando sentimos las patadas del bebé y me gustó.

Seguramente es por qué está embarazada y no he tenido sexo desde que la conocí. Estoy que ardo y necesito hacer algo muy pronto.

Mientras me estoy cambiando recuerdo a Scarlett en mi ropa y sin sujetador. Suelto un gruñido tratando de controlarme. Es una embarazada sexy. No hay palabras para describir lo que ella está causando en mí.

Termino de arreglarme para ir a mi estúpido trabajo. Suena como si fuera un niño pero estábamos en un punto en el cual no quería parar. Aún así ¿Puedo acostarme con ella en sus condiciones de embarazo? De igual manera, si pudiera o no, me va a costar demasiado que acepte, pero intentaré hacerlo cueste lo que cueste ya que desde que probé esos dulces labios, quiero probarla toda.

-Estoy listo-le digo cuando bajo las escaleras.

Ella esta comiendo tocino y mientras come tiene una sonrisa en su boca. Algo se agita dentro de mi cuando me voltea a ver y suelto un suspiro entrecortado.

-Estas muy guapo-dice sonrojada.

-Siempre-murmuro engreído y la beso desesperado por probar de nuevo sus labios. Tomo su cintura acercándola a mi y ella suelta un gemido cuando beso su cuello mientras meto mis manos dentro de su camisa acariciando su vientre. Ella se separa un poco de mi y observo un brillo lujurioso en sus ojos, comienza a deshacer mi corbata y yo muerdo mi labio inferior mientras besa mi cuello pero de pronto se detiene y hago un esfuerzo para no soltar un quejido.

-Debes ir a trabajar-dice ella y gimo quejándome.

-No quiero-le digo.

-No debes faltar a tu trabajo-ella frunce el ceño.

-Pero estoy por ser el dueño, no importa-me quejo.

-Y te debes encargar de un montón de cosas-tiene razón, tengo muchas cosas que hacer.

-De acuerdo, pero primero...

-¿Si?

-¿Quieres salir conmigo?-le sonrío acariciando su mejilla-Mira, sé que no nos conocemos mucho pero con lo que he conocido de ti, me has dejado hipnotizado. Te necesito solo para mí-agarro sus manos y ella me mira sorprendida. Espero que decir eso haya funcionado.

Me ve indecisa por unos segundo pero cuando le muestro mi sonrisa, su expresión se relaja y se, que he ganado la apuesta.

-Está bien, hay que intentarlo-murmura viéndome a los ojos mientras sonríe. La tengo en la palma de mi mano. Jaden va a llorar como un niñito cuando se entere que gané la apuesta.

-Bien-le doy un casto beso-Te llevaré a tu apartamento solo si prometes dormir conmigo hoy-le guiño un ojo.

-Eres un mentiroso-ríe-Dijiste que tu auto se averió-Abro los ojos. Lo olvide completamente.

-¿Lo siento?-me disculpo haciéndola negar con la cabeza mientras ríe.

-No importa-me dice divertida-Supongo que valió la pena-sonríe y después de eso me dice que se va a cambiar para que la lleve a su apartamento.

Me dirijo a la empresa lo más rápido que puedo después de dejar a Scarlett. En realidad tengo que asistir a una reunión importante que empezó hace media hora. Mi padre me va a matar.

Un Padre Inesperado ©¡Lee esta historia GRATIS!