Capítulo 3

22 3 2

Narra Laila

Llegó Bruno y estuvo intentando convencerme igual que vane y Jon pero no lo conseguía. Solo una persona sería capaz de convencerme y el que sabría pensar para ayudarme, por que sé que lo hacen por mi bien pero es que Fran es muy importante y si le pasara algo malo mi vida estaría destrozada, mi vida no tendría sentido ya que él era, es y será mi vida. A los 30 minutos como dijo Jon llegó y traía a la persona correcta Alex.

-Laila, ¿podemos hablar?- dijo entrando Alex.

-¿¡A Alex te referías!?- dijo vane con una cara de asombro.

-Si, me refería a él pero que lo consiga es diferente- cojo y salgo con Alex para afuera y así él intentar convencerme.

-Dame dos razones bastante buenas para irme de aquí un rato-

-Vale, primera por que lo necesitas, necesitas descansar, comer, ducharte... y segunda por que sabes que si Fran estuviera despierto te diría que te fueras por que sabes que él quiere lo mejor para ti.

-Tienes razón pero si lo hago es por Fran que él quisiera que me fuera una noche aunque sea a casa-.

-Venga solo esta noche aunque sea. Mira a partir de ahora, si aún estáis aquí, vendré todos los miércoles para recogerte y que no veas el hospital a no ser que Fran despierte-.

Después de haber hablado, que me haya convencido,  etc... Vamos a la habitación para recoger todas mis cosas y quedarme en casa de Alex para despejarme de todo lo que sea Fran por un día.

-Jon, Vane he estado hablando con Laila que mientras estéis aquí en el hospital todos los miércoles me la llevaré y no verá el hospital hasta el día siguiente o a no ser que Fran despierte, ella se quedará en mi casa yo la cuidaré y os la traeré viva.

-Vale, pero te aviso que como le pase algo a MI peque, te llevarás una patada en los huevos que no lo vuelves ha hacer en tu vida-.

-Rubia tranquila Alex sabe cuidar de lo que quiere no dejará que le pase nada-.

-Estaré bien, si? El sabe como me tiene que cuidar, besos amores-.

Me voy con Alex y Jon para el aparcamiento ya que allí se encuentra el BMW color rojo de mi querido amigo Jon que nos debe de llevar, cuando llegamos al aparcamiento guardamos las maletita que tenía con mis cosas necesarias en el hospital. Jon mientras conduce el coche va hablando con Alex, mientras yo voy escuchando destronado (de Abraham Mateo del primer disco) y se me empezaron a caer las lagrimas ya que esa canción me la dedicó Fran para mi cumpleaños.  Cuando se dan cuenta paran de hablar y me pregunta:

-Ei tontica (así era como me llamaba Jon con cariño siempre que estaba mal o estaba preocupada por algo), ¿porqué lloras? ¿Dijimos algo malo?-.

-Tranqui chicos no es vuestra culpa-.

-Entonces,  ¿por que lloras linda?-.

-Es por que Fran me dedicó por mi cumple una canción y me sonó ahora-.

-Eii mírame bb a Fran no le pasará nada, Jon le conoce mejor y eso pero lo poco que se es que muy fuerte y no os va a dejar, ¿si?-.

-Gracias feo- Y le lanzo de broma un beso.

-Jajajajaja tu eres el feo y yo el guapo- dice Jon con un ego muy elevado.

-Aquí la única guapa soy yo y no se habla más- digo yo de broma.

Por fin llegamos a casa de Alex cuando la vi me quede con cara de :o desde fuera se veía un jardín delantero con una camino de piedras que lleva a la puerta de la casa, bueno más que casa es una mansión, se le ve tres pisos super bonita. Alex abre la puerta y al entrar se ve un largo pasillo a la derecha una escaleras y a la izquierda que lleva a una gran cocina americana, a la derecha de esta un servicio. Al final del pasillo se encuentra el salón. Al subir las escaleras te encuentras dos puertas a la derecha, una es la de Alex y la otra la de invitados que es en la cual me quedaré yo, y a la izquierda un cuarto de baño, en el cual encuentras un jacuzzi en una esquina en otra una ducha luego en otra parte un bater.

Siento mucho no haber escrito pero tenía exámenes y luego en navidad tenía que estudiar para recuperar.  Lo siento voten y comenten. Gracias besos

Lo que nunca pensé que iba a pasar¡Lee esta historia GRATIS!