capítulo 8

26 0 0

AIRÓN...

Ella me quito el collar de mi madre , cuando se lo vi puesto era como si algo dentro de mi quisiera que se lo quedara. Tan solo Sonreí ella entró a la casa... Yo me fui para mi casa a ver a mi hermano menor como estaba, era luna llena así que la noche estaba radiante cuando llegue a la casa subí para ver a mi hermano estaba dormido.

Así que me fui para mi cuarto tirer mi bolso por el suelo y me tire a la cama mire el techo y lo que se me vino a la mente fue el beso con isabela, lleve mi mano a mis labios sintiendo que aun tenia sus labios en los mios... Y el sabor de sus labios aun lo sentia en mis labios . recibí una llamada de selena.

-halo - dije como si nada.

-abre la ventana ahora - dijo yo me levanté y fui abrir la ventana y ella estaba hay.

-que quieres, no tenemos nada que hablar- dije con una sonrisa sabia que ella estaba celosa.

-quien esa niñita- dijo entrando a mi habitación - ella que es para ti.

-ella es diferente que tu y ella tiene algo que tu no tienes- estaba enojado.

- y que es ese algo es aver... Ella no te hace lo que yo... No te hace sentir lo que sientes cuando hacemos el amor...

-no, pero ella no se anda besando con el primero que le pasa por delante- salio de mi boca con rabia.

-estas enojado por eso amor pensé que tu y yo no teníamos mas que una relación de amigos con derecho- dijo es una hipócrita.

-entonces que haces aquí reclamándole cosas que no es de tu incumbencias.

Ella se acercó ceductora así mi y comenzó a besarme por el cuello.

-eso no importa ahora.

Comenzó a quitarme la chaqueta, mientras me llevaba a la cama comenzó a quitarme la camisa y me tumbo en la cama con una fuerza que me excitaba. Ella se quito la blusa roja que lleva y se tiro enzima mi comenzó a besame... Sus manos bajaron hasta mi pecho raguñandome el pecho sentí dolor pero no me importo. Me estorbo la ropa así que se me salio lo de lobo y rompí toda la ropa... La tenía desnuda y ella tan sólo se reía, así que ella hizo lo mismo con mis pantalones ya no podía más la tome por los brazo hasta la cabecera y la bese hasta que la penetre con fuerza que soltó un grito de plaser... La envesti con rapidez sentí como me rasguñaba mi espalde con fuerza.

Selena se quedo dormida en mi cama mientras yo salia al balcón estaba viendo la luna, me senté en muro cuando mi pecho ardía y no era por rasguñones de selena sino como un ardor diferentes y mire la luna ese instante isabela se me vino a la mente... Salte del balcón me transforme en lobo para llegar rápido.

En costion de segundo estaba en la casa de isabela cuando llegue sentí que mi corazón se alivio... Me transforme en humano menos mal que me puse la pantalonera negra... Subí a su habitación y entre la encontré dormida tenia mi collar puesto, rose con mis dedos sus mejillas y su piel estaba fría escuchaban sus latido débiles estaba muriendo lentamente frente mis ojos.

-ayuda- grite no sabía que hacer -ayuda.

La tome en mis manos pero no racionaba... En segundos evan entro por la puerta bruscamente y me miro pero bajo a ver a isabela.

-issi despierta... Maldición isabela despierta -dijo, la tomo en sus brazos y bajo con ella en brazo - isabela no me hagas esto no hoy.

Yo baje con el y salimos de la mansión el subió al auto... El manejaba yo tenia isabela en mis piernas no podía morir. Llegamos a un hospital y sali con ella en mis brazos.

Entramos en seguida la atendion lo ultimo que vio fue unos enfermeros llevándosela en una camilla... Evan Aparecio con una camisa blanca y me la ofreció.

-por lo que veo te quería mucho que no evito pasarce de lista- bromiendo- que hacías en el cuarto de mi prima- esta ves su vos era ceria.

-yo tan solo pasaba no te precupes no hice algo mal y tu donde estabas- tan bien cerio.

-acaba de llegar del trabajo... Tengo que llamar a su padre por si pasa algo- con voz cerca.

El llamo a al padre de isabela en segundo entro Eduar por la puerta con cara de preocupacion.

- que paso evan... Le paso algo a isabela- se quedo mirando a evan el solo aparto la mirada en forma de si- donde esta... Que tiene... Por dios responde.

-tuvo otra recaída de nuevo pero esta ves con mas fuerza rayos te he dicho que la trasnforme así sea en contra de su voluntad- casi gritando de tristeza- no importa, le prometí a su madre que tu la salvaría de su muerte segura.

Llego el doctor y pregunto por los familiares de isabela y respondieron los dos al mismo tiempo.

- la señorita Vahen estas esteble gracias a que la trajeron a tiempo pero la dejaromos en examinacion y le daré una nueva tratamiento- el doctor se marcho.

-gracias a dios que esta bien - dije en susurro.

- airón que haces aquí - pregunto eduar.

-el la encontró en la cama de su habitación así sin vida - dijo evan mirando a una enfermera- enfermera por favor - llamo la enfermera y ella llego- por favor me puede indicar la habitación de la señorita Vahen son su primo, el su padre queremos verla.

-si joven la habitación es la 215A con permiso.

El se fue y yo me que con eduar sabia que la intrigaba algo.

-bien ahora me vas a decir que hacías en el cuarto de isabela cuando se presento todo esto- di un suspiro de resinacion.

- la verdad es que cuando estaba en mi casa sentí algo en mi pecho y lo primero que se me vino en la mente fue isabela... Así que salí de mi casa a la mansion llegue ella estaba dormida pero su corazón latía débil y la toque estaba fria- dije viendo que tenia una cara de pensativo - pasa algo.

-si como es que sentiste lo que le pasaba a isabela al meno que la haiga pasa algo interesante que no haigas dicho.

-como que - hice una mueca mientras alzaba los hombros para no darle importancia.

-no se como un mordisco en el cuello - dijo en susurro - o tal vez un beso- me quede cayado y mire al suelo recordando que si la había besado y atrás ves de ese beso le mordi los labio- si la besate.

-he... Yo... Pz...- hacia una pausa en cada silaba... El me miro con cara de pervertido por decirlo así con una gran sonrisa- si la bese y si cuando la besaba le mordi el labio - di un suspiro de alivio- ahora queta la cara de pervetido que tienes.

ISSI...

-No llores hijo... Vendremos pronto te lo prometo... Ahora quiero que cudes de tu hermano menor- dijo una de pelo castaño y ojos café claros - hijo prometolo.

El niño asintió con la cabeza y la imagen se torno borrosa.

-issi despierta - escuche la voz de mi primo que sonaba preocupada - como te sientes.

-en donde estoy - pregunte viendo la habitacion- en que lugar me encuentro.

-en el hospital.

ojos de sangre¡Lee esta historia GRATIS!