A los 10 minutos llego el Doctor y nos preguntó que si éramos familiares de Joe, nosotras a sentimos.

Miranda:Como esta?

Doc:El esta en coma.

Leah:Usted cree que pueda sobrevivir?

Doc: Haremos lo mejor que podamos. Con permiso *se retiró*

Ya paso todo un día entero y no hubo mejoría,  yo estoy muy asustada no quiero perder lo. Ya eran las 2 de la tarde, mi tía y mi prima vinieron acompañarnos. Yo estaba muy cansada tenía todo un día de no dormir. Fui a comprar me un café y cuando volví vi de lejos a mi hermano con una chica el  al verme se acerco y me abrazo muy fuerte.

Leah:Kendall *llore*

Kendall:No llores pequeña,  yo estoy contigo

Leah:Gracias *me separé y limpie mis lágrimas*

Kendall:Te amo, ven te quiero presentar a alguien muy especial. *caminamos hasta llegar donde se encontraban todos. Dani amor ella es mi hermana Leah. Leah ella es mi novia Daniela.

Daniela:Mucho gusto *le iba a dar la mano pero me abrazo*

Leah:Me alegra conocerte, perdón *la solte*

Daniela:Tranquila.

Kendall:Amor quieres algo de tomar?

Daniela: No gracias,  estoy bien *lo abraze*

Kendall:Bueno *la beso y luego se separo* Leah porque no llevas a mamá a casa para que descanse, nosotros nos quedaremos.

Leah:Gracias Kendo ya sabes cual quier cosa me llamas. *ayude a mamá a levantarse y nos fuimos*

Kendall:Y que te pareció mi hermana?

Daniela:Me cayó muy bien *sonrei*

Kendall:Fue raro, es que mi hermana es muy odiosa y contigo no lo fue.y mamá?

Daniela: En serio? Me pareció muy agradable.  Creo que no le caí muy bien a tu madre.

Kendall:No lo creo, digo ella es muy celosa con sus hijos pero ya se le pasara ...

Daniela:Bien.

Llegue a casa, mi madre se fue a su habitación yo me fui a dormir. Me desperté y ya era el otro día,  me levanté y fui a buscar a mi madre pero ella no estaba y me dejo una nota a la par de mi celular.
Cariño fui al hospital no quise despertarte porque no habías dormido nada. Te amo te vere luego.
Después de leer la nota fui a darme una ducha, cuando sali me puse un jeans blanco con una blusa rosa y unas sandalias del mismo color de la blusa. Tome mi auto y me dirigí al hospital, en el camino iba escuchando música para despejar mi mente. Llegue, baje del auto y camine hasta llegar a la habitación donde mi padre se encontraba. Note que nadie estaba afuera asi que abrí la puerta y entre. Al entrar me quede horrorizada,  mi padre estaba conectado a muchas máquinas y otras cosas que no sabía que eran. Me acerqué a el y tome su mano.

Leah: Papá se que me puedes escuchar,  por favor lucha gana esta batalla. No sabes lo mucho que me duele verte asi, quiero que cuando valla al baile de graduación tu me tomes fotos como siempre lo haces o que cuando tengo mi título tu lo vallas a recoger conmigo *comencé a llorar* o cuando me case,  quiero que me acompañes hasta al altar. Quiero que mis hijos jueguen contigo. Por favor no nos dejes *bese su mano y luego escuche al doctor*
Doc: Por favor señorita,  tienes que salir.
Leah:Lo siento *me puse de pie y sali*

Give me a reason, I'm perfect¡Lee esta historia GRATIS!