For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Capítulo#7

6 0 0

Salí a la entrada del hospital, me sente en una banca, me quede ahí dos horas, dos horas pensando en todo lo que ha pasado. Ayer iba a dejar que me besara, pero luego pienso bien y digo que me casare con kelly, luego me confieso a mi mismo que empiezo a sentir algo por ella, después me reprimo solo, para darme a entender que nunca habra nada entre ella y yo, hoy la beso y eso fue tan necesitado para mi, el volver a tocar sus labios, pero me rechaza, tengo que controlar mis impulsos tanto físicos como verbales, eso de faltarle al respeto ayer diciendole que esta con cualquiera, es simplemente inexcusabel, yo no puedo hacer eso solo por que sea odiosa conmigo y me trate mal, quiere decir que me puedo poner a decirle sus verdades a la gente, no es correcto, siento mis musculos del cuerpo tensarse ante todos los pensamientos, mi mente no da para más, hasta que la vi salír. Iba toda despeinada, con un moño muy arriba, algunos cabellos se salian de las orillas de su cabeza, estaba tan desarreglada, con el delineador corrido, sus ojos grandes y brilloso, que hizieron notorio las lagrimas que derramo y no se por que motivo, sus mejillas estaban rosadas, y su ropa era un desatre. A un así, era la chica más hermosa que había visto en mi vida, noto mi presencia y su mira cambio por completo, apresuro su paso, ella trataba de agarrar un taxi, pero ninguno hacia caso. Camine a su dirección sin que ella se diera cuenta, mientras trataba de parar a toda prisa un taxista.

—kathy— dije en un susurro a espaldas de ella, su cuerpo se tenso por completo. No repondio

—kathy, por favor, tenemos que hablar— seguia susurrando a sus espaldas, ella volteo a verme, con mirada inexpresiba ¿como lo hacia?

—no ahí nada de que hablar, he dicho que no quiero verte— su tono se vio forzado, y frio.

—por favor— mi voz era casi inaudible, y tan sensible, que crei que lloraria enfrente de ella, le daria pena, así que trate de guardarme mi sentimientos en lo más profundo de mi ser.

—largate de mi vista o grito que me quieres robar, te lo advierto jonathan— dijo con voz tajosa, y sus ojos echaban furia, ¿que le he echo? me pregunte internamente.

—por favor— repeti con tono dulce, y por un momento crei que ella me vio con dulzura, pero solo fue una milesima de segundo que creo ver mal, por que su expresion se tenso nuevamente.

—bien— dijo sin más. Camianos a espaldas del hospital, ahí hay un parque, su mirada se perdia en los arboles verdes y frondoso. Pensaba en todo lo que ha pasado en tan solo una semana, en que le diria y por que queria hablar con ella, no lo entendia. Llegamos a una banca de madera, un arbol grande y verde la cubria por arriba, nos sentamos a la par. Así estubimos por unos minutos, en silenció, disfrutando del panorama hermoso y verde poco común en monterrey.

—¿que es lo que tienes que decirme?— pregunto con la mirada perdida, rompiendo el silenció, agarre su mano, pero ella rapidamente la quito y me volteo a ver fijamente, subi una mano hacia su rosto palido, vi sus labios, partidos y rojos como el color interno de una sandía, sus mejillas aun brillaban con un rosado bonito, su rimel y delineador corrido, hacia que sus ojeras se pusieran negra, pase mi dedo por ambas ojeras tratando de limpiar lo negro, pero ella me detubo con sus manos y me miro amenazante, quite mis manos de su rostro y supire.

—¿por qué?—

—¿por qué, que?— pregunto, mirandome a los ojos, era tan feliz sintiendo sus ojos en mi, viendo ese color miel tan hermoso, ¿como es que ella puede transmitir tanto vacío, y osucridad en ellos?

—¿por qué eres así?— dije en un susurro.

—esta soy yo, así de simple—

—una persona no es tan fria y dura con todos sin conocerlos, no se comporta como tu, no maldice a todo el mundo.—

For You¡Lee esta historia GRATIS!