Capítulo 13

615 47 7

(Autora)

Advertencia: Recordar el hecho de que Louis no sabe que Marcel es Harry. Cuando en la narración es él el que piensa, lo llama Harry en su mente. ¿Se entiende? Espero no sea confuso, traté de hacerlo simple.

 

Así que, la cita llegó más rápido de lo que Marcel quería. Y bueno, Niall no le estaba ayudando mucho a prepararse. Tuvo que planificar la cita, no quería en realidad, pero estaba obligado ya que él era el millonario.

Louis es rico, pero Harry supuestamente no lo sabe, y Marcel tuvo que hacer de cuenta que no sabía nada sobre Louis. Cuando realmente, sabía más que todos los de la escuela. El castaño y él se mensajeaban, y Marcel iba a pasar a recoger a Louis.

La cita era simple, cenar en un restorán lujoso. Marcel es un romántico desesperado. Harry también lo es y sabe tener citas muy románticas y tiernas. Cuando era heterosexual a los ojos del público, llevaba a las chicas a la playa, hacían picnic y algunas veces les cantaba.

Obviamente, asumía que Louis tenía altas expectativas, y como tiene que dar la imagen de chico tierno (que lo es, pero no le gusta Louis como para hacerlo), tiene que hacer de cuenta como si hubiera puesto mucho empeño en esta cita.

Abotonó el último botón de su camisa, y se giró hacia Niall, preguntándole algo irritado -¿Cómo me veo? ¿Demasiado arreglado?-

-Estoy seguro de que Louis va a querer echarse un polvo con vos ahí mismo en ese momento.- Niall lo cargó, lo que hizo que el chico le golpeara en la cabeza con una almohada.

Estaban en lo de Harry, que es un pequeño piso. No es una mansión, pero por dentro es muy moderno y hasta tiene una bañera de hidromasaje. Lo bueno de ser dos personas es que puedes tener dos casas y puedes dejar de ser famoso cuando quieras, o convertirte en rico de repente cuando te aburrís de tu otra vida.

Marcel solo viene a este departamento si tiene que actuar como Harry o si necesita ropa, porque en su casa regular, tiene su ropa común. Pensaron en dejar algunas allá por las dudas pero si alguien venía de visita y veía la ropa, no quería correr el riesgo de que sospechara.

No mucho después, estaba listo y solo hubiera deseado poder hacer de cuenta que estaba enfermo y cancelar la cita, pero pensó que sería algo malvado. Aun cuando no le agrada Louis, no tiene tanto problema con salir una sola vez y con suerte Louis estaría satisfecho.

Niall lo ojeó y silbó.- Vaya, te ves muy bien amigo.-

Y era verdad. Harry vestía una camisa a lunares abotonada, una chaqueta negra y uno buen pantalón de jean, terminando con las botas que siempre usaba. Eran su marca personal, junto con los sombreros y bandanas. Aparentemente lucía muy bien con ellos, y es la única persona que puede usar un sombrero de alas y no parecer un idiota o un hombre viejo.

Marcel puso sus ojos en blanco, pero sonrió.- Gracias, mejor voy yendo y termino con esto. ¿Te veo mañana?-

-Sí, voy  a necesitar todos los detalles.- Marcel  contuvo una risita y asintió.  Niall lo agarró del brazo, agregando – Oh, y después cuéntame que tan bien besa, ¿sí?-

-No va a haber nada de besos.- Marcel contestó con disgusto, caminando hacia la puerta.- Tienes suerte de que te deje quedarte aquí. Tal vez deba quitarte tus privilegios de la bañera si me seguís molestando.-

-Ok, está bien, ¡lo siento!- Exclamó el rubio. De verdad ama la bañera de hidromasajes.

                                                               

Engañando al mundo. [Larry S.] [Terminada]¡Lee esta historia GRATIS!