Capitulo 9ღ

379 18 0

A los dieciséis, Mare y yo fuimos al zoológico de Nueva York el día del amor y la amistad, para celebrar otro año más de nosotras siendo hermanas, compartíamos los catorces de febrero cada año sin importar que, recuerdo que fue un día increíble, vimos todo tipos de animales exóticos que nunca en la vida volveríamos a ver, animales salvajes, jirafas, leones, tigres, que meaban del miedo.

Habían animales graciosos también, como los monos chimpancés pequeños que solo querían jalarte un poco el cabello, las avestruces que se escondían cuando molestaban mucho y la llama que escupía alguna cosa asquerosa que olía como el infierno.

Sin embargo, hubo un accidente en el zoológico ese día.

Una serpiente cascabel de aproximadamente metro y medio había escapado, no habían notificado ni dicho a nadie para no asustar a las personas, no es que haya funcionado en realidad, alguien con muy mala suerte vio a la serpiente antes de que pudiera lastimar siquiera a alguna persona.

Ese alguien fui yo.

Realmente no estaba haciendo nada malo para que una malvada serpiente venenosa se dirigiera a mí para matarme, simplemente estaba en los establos, acariciando a un hermoso caballo de piel marrón oscuro con cabello suave que se encontraba allí, el zoológico era casi como un bosque, permitiendo a los animales vivir en su propia área aun así estuviesen encerrados, los monos tenían espacios gigantes para saltar y jugar como gustasen, los tigres y leones tenían sus propias secciones para divertirse y revolcarse, las jirafa tenía un patio con árboles grandes y alto que permitían alimentarse de ellos, y las serpientes, bueno, las serpiente tenían obviamente un escape fácil a vivir en zonas grandes, con un montón de hojas, pero con vidrios bajos para proteger a las personas, que hacían fácilmente a las serpientes escapar.

Así que ahí estaba yo, simplemente mimando al caballo, y el comenzó a inquietarse, a moverse y saltar, así que me hice para atrás, dándole espacio, pensando que probablemente lo estaba agobiando por tocarlo tanto.

Entonces mire al suelo y me paralice.

Allí estaba, gigante, larga, justo a un metro o algo así del el caballo y de mí, su cola de un color amarillo grisáceo vibraba y un sonido completamente aterrador se escuchaba, el sonido de una cascabel.

Estaba tan malditamente asustada.

Ella estaba allí, moviendo su cola como una advertencia hacia mí para no moverme o hacer ver que se había escapado, con su cuerpo largo cruzado de líneas amarillas y negras, asustándome como el infierno.

El sonido de su música parecía lo último que escucharía antes de morir.

Y caí en cuenta de que si me mordía simplemente un poco yo podría morir, el hospital más próximo se encontraba alrededor de una hora de allí, si no tenían la cura para el veneno, tardarían otro par de horas en trasladarlo a donde fuera que estuviese, y para ese instante yo ya estaría muriendo.

Así que me quede completamente quieta, estática, el dolor en mi estómago era un ácido que se corría desde mi garganta, esófago y se devolvía hacia él, era el miedo corriendo en mi cuerpo, la sensación de saborear el mas espantoso destino que me esperaba.

La serpiente avanzo, y trate de ni siquiera respirar.

Justo cuando pensé que llegaría a mi tobillo y me mordería, paso a mi lado, moviendo su cola como si fuera una chica mimada la cual era demasiado importante como para hablar con alguien como yo, haciendo ese maldito sonido aterrador, y se fue.

En ese momento ame tanto a Dios que le prometí ir a la Iglesia todos los domingos.

Espere hasta que estuve segura de que estaría lo suficientemente lejos como para no devolverse para matarme si le parecía, y grite con todas mis fuerzas alertando a todo el mundo, aunque no me halla mordido a mí, estaba segura de que lo haría a alguien más, quedarme de piedra fue pura suerte, ya que el miedo me paralizo completamente, así que si hubiera sido un coche frente a mí y no una serpiente, simplemente no habría sobrevivido.

Belieber Dream ღ {JustinBieber} ©¡Lee esta historia GRATIS!