Cap. 61 - Un trágico San Valentín.

232 13 0

*Narra Niall

El pequeño y sencillo anillo brillaba en mis manos como si fuese un diamante. Ensanché mi sonrisa e imaginé a Celia con él en las manos. Llevaba toda mi vida esperando esto, y por fin, estaba totalmente convencido de lo que quería. Se lo entregué a la dependienta y le dije que lo envolviese, y como dentro de unos días era San Valentín, lo colocó en una graciosa y pequeña cajita adornada con flores y corazones, justo lo que yo estaba dispuesto a dar por ella. Pagué la cantidad que indicaba el ticket y salí de la joyería. Una vez que terminé de comprar todo lo necesario, volví a casa.

***

Era la primera vez que estaba tan nervioso y no sabía cómo tranquilizarme. Estaba esperando a que Celia bajase y sabía que me iba a preguntar en cuanto me viese la cara. La puerta de la entrada se abrió antes de lo esperado y yo di un pequeño bote.

- Celia: Estoy lista, amor - dijo mientras se colocaba el abrigo antes de salir de casa - ¿Voy bien? - dijo mirándose a sí misma de arriba abajo.

Oh, dios. No podía creer que estuviese preguntándome eso. Iba tan jodidamente preciosa con ese vestido que olvidé mis nervios y me acerqué a ella, cogiendo su mano antes de depositar un beso sobre su mejilla.

- Niall: Siempre vas preciosa. No hace falta que lo preguntes - dije con una media sonrisa.

Ella rió levemente y se acercó a mí para dejar un beso sobre mis labios. Después de eso, la guié hacia el coche y abrí la puerta del copiloto. Conduje despacio hasta el restaurante donde tenía reserva mientras miraba a mi novia de reojo, pensando en lo infinitamente feliz que me hacía.

La cena transcurrió despacio y yo cada vez estaba más nervioso, Cuando estábamos con el postre, le hice una seña a uno de los músicos de la banda que estaba tocando en el lugar, y la melodía se convirtió en una balada. Me levanté de mi asiento y me arrodillé junto a la silla de mi novia. Ella me miró con sorpresa e incredulidad, mientras se tapaba la boca con ambas manos.

- Niall: Llevo toda mi vida esperando a alguien como tú. Alguien que me respete, me entienda, confíe en mí y me ame de la manera en la que tú lo haces. Sé que es un poco pronto para todo esto, pero después de todo lo que hemos pasado, he comprendido que no quiero seguir adelante si no estoy contigo. Porque sé que esto es real, y que merece la pea intentarlo juntos. Y por eso, me gustaría que me dejaras cuidarte, respetarte, mimarte, hacerte reír y amarte infinitamente, así que, ¿te casarías conmigo? - dije colocando el pequeño anillo en su mano izquierda, mientras me fijaba en sus ojos, que brillaban debido a la emoción.

Ella se lanzó a mi cuello y me abrazó fuertemente. Dejó unos pequeños sollozos en mi cuello, y finalmente, pronunció lo que no esperaba oír.

- Celia: Sí, Niall. Quiero casarme contigo - dijo mientras hacía contacto visual conmigo antes de darme un suave beso en los labios.

La abracé cuando terminamos de besarnos, y todas las personas que había en el restaurante empezaron a aplaudir al compás. Miré a mi prometida con una sonrisa en los labios, y pensé en lo bien que sonaba esa nueva palabra.

- Celia: Ahora entiendo por qué estabas tan nervioso - dijo riendo.

- Niall: ¿Tanto se notaba?

- Celia: Sí - sonrió - Eres demasiado transparente.

- Niall: No pensaba que dirías que sí - dije tímidamente.

- Celia: Es lo que más deseo en el mundo, Niall. No puedo ser más feliz ahora mismo. Te amo - dijo mientras volvía a abrazarme.

Esas dos palabras quedaban tan bien viniendo de sus labios que era imposible no amarla de nuevo. Susurré un "Te amo más" en su oído y después la besé.

Beside you (Louis Tomlinson)¡Lee esta historia GRATIS!