Cuando llegó la noche, Jeff y ___ se quedaron hablando hasta que Jeff se sintiese mejor.

Jeff: ¿Y qué edad tienes?

___: Tengo __ años… ¿Tu?

Jeff: Yo tengo 18… cuando perdí la cabeza tenía como unos 13 o 14 ya ni recuerdo, pero aun así mi cuerpo siguió creciendo y eso solo lo sabe Slender.

___: Ah… ¿Quién es Slender?

Jeff: Un amigo.

___: ¿El conoce tu pasado?

Jeff: Jajaja, parecerá extraño, pero sí, aunque yo lo conocí mucho después de mi incidente.

___: Oh. ¿Dónde vives Jeffito? Nunca antes te vi por aquí.

Jeff: Jaja, nena eso es porque yo no vivo aquí en la ciudad.

___: ¿Por qué no?

Jeff: No sé si te diste cuenta, pero personas como tú y yo son a quienes las personas encierran, tratan de controlarnos porque nos temen solo por vivir en una realidad distinta a la de ellos.

___: ¿Distintos?- Dijo confundida.

Jeff: Sí, distintos… ¿No te das cuenta? Dime si es normal que una persona guste de asesinar o torturar gente- Al parecer a Jeff le gustara asesinar, pero como vio anteriormente, su ahora amiga gustaba más de torturar gente.

___: Jeffito, cada uno tiene sus gustos.

Jeff: Sí, pero no todo el mundo lo entiende, además, nos toman como una amenaza para ellos porque somos peligrosos y eso es obvio, yo por ejemplo no puedo evitar hacer daño a alguien inocente y tú por lo visto, si te sientes observada o te molestan las torturas.

___: ¿Tienes hambre?- Jeff solo la quedó mirando, todo el tiempo cambiaba de tema por algo casi estúpido o tierno, el solo asintió la cabeza.- Bueno, vamos abajo a buscar algo que comer y lo subimos… para hay que bajar callados mis padres pueden oír.

Jeff: Como diga señorita Vegas.

   Ambos bajaron y al entrar en la cocina, ___ comenzó a buscar comida.

___: Busca y saca lo que quieras, pero tú lo llevas arriba.

Jeff: ¿Estas segura? Tus padres pueden enojarse si sacamos mucho.

___: Tranquilo, además es como una venganza… algo me dice que ellos traman algo para mí… algo feo.

  “Si llega a pasar eso no dudes que les daremos su merecido”-Se atrevió a aparecer la voz.

___: Pero son mis padres, no podría hacerlo.- Cuando Jeff se dio cuenta que estaba hablando sola, el solo fue a buscar algo de comer.

  “¿Y por salvar tu vida? Yo sé que lo harías.”

___: Tienes razón, mi vida vale más que las de ellos… ¿No?

  “Claro, pero por ahora no haremos nada. Esperemos a ver que hacen contigo y luego actuaremos acorde a algún plan”       

___: Bueno.- Luego siguió buscando comida y subieron rápidamente- ¿Qué te trajiste?

Jeff: Una lechita de vainilla… mmm, galletas de chocolates y… ¿Cherios?

___: Ahh, esos son los cereales que mi mamá siempre come al desayunar.

Jeff: ¿Y tú que trajiste?

___: Galletas surtidas… galletas de chocolate… juguito de naranja y una manzana… y una ¿Pera?, no me gustan las peras.

Jeff: Puede que se la des a Jeffito jajaja- Los dos rieron y se sorprendieron porque los padres de ___ no fueron a ver que pasaba.

___: Tengo sueño, Jeffrey.

Jeff: Anda a tu cama, yo me iré, tranquila.

___: Si quieres no te vallas, puedo pasarte mi cama, yo busco frazadas y me duermo en el piso.

Jeff: No, tranquila, además, ya tengo que volver, nunca vuelvo tan tarde después de jugar con Bimo.

Él, Yo... Y Mi Esquizofrenia. ( Jeff The Killer Y Tú) [P A U S A D A]¡Lee esta historia GRATIS!