Capítulo 5 "¡mi nombre es Charlie!"

"Admitalo; está esperando por algo que usted sabe que no sucederá" -anónimo.

¿Alguien?

-----
_¡pero yo no quiero ir!_ insistió por octava vez.

Jake se daba vueltas por toda la habitación buscando las cosas más importantes que debía llevar para el viaje, ya había echado ropa y productos de aseo personal en el bolso, ahora había sacado una toalla y se encontraba abriendo una caja fuerte para sacar dinero.

_como digas, vendrás igual, y te aconsejo que eches ropa, si no quieres quedarte así durante días.

_no iré a ningún lado, menos contigo.

_vendrás conmigo quieras o no.

_no lo haré_ masculló.

_escucha_ dijo cerrando el bolso y tomándola del brazo. _vendrás conmigo no sólo porque yo te digo, si no porque me perteneces. eres mi prisionera y puedo hacer lo que se me de la gana contigo, e incluso si quisiera matarte, violarte o arrastrarte conmigo al infierno y tu no quisieras lo haría sólo por fastidiarte, ahora has algo productivo y arregla tus cosas.

_yo no soy de nadie, y no iré, tendrás que arrastrarme para sacarme de aquí.

El rodó los ojos. _¿eso es lo que quieres? Si querías que te cargara sólo debías pedírmelo_ se colgó la mochila de campamento o bolso en la espalda y se agachó para recoger a la molesta humana. Y salió de su habitación cerrando con llave la puerta, minutos antes habían llevado a Marina donde la sanadora y las predicciones se encontraban guardadas.

_¡Jake bájame ahora si sabes lo que te conviene!_ bramó furiosa.

_si como digas pulga.

Bajaron por el ascensor a la planta menos uno, y toda la gente que los veía se reía por la bochornosa situación.
_estamos haciendo el ridículo.

_yo no, tu si.

_¡¿porqué yo?! Si tu me estas secuestrando en contra de mi voluntad.

_si, pero eso lo sabemos tu y yo, nadie más así que no influye, la que esta haciendo el ridículo eres tu por gritar como gallina poniendo huevos.

_¡no soy cobarde!

_pues las gallinas lo son.

_¡yo no soy una maldita gallina!

_como digas, aunque ahora pareces una.

_piérdete_ dijo enojada y golpeo su pecho, Jake le dio una sonrisa picara.

_si quieres que me pierda tu vendrás conmigo, pues estas en mis brazos_ dijo saliendo del ascensor y caminando hasta una cosa abultada con una carpa.

_pues suéltame_ dijo obvia.

_como quieras_ y tiro a la joven al piso, quien se quejó por aterrizar de espalda.

_idiota.

_pulga.

_fenómeno.

_golfa.

_tu.

_como digas.

_oh, vamos ¿ya se te acabaron las palabras para atacarme?_ insistió ella.

_cierra la boca humana.

_obligame.

_oh créeme, lo haré_ dijo mostrándole una botella de cloroformo.

_bien_ masculló subiendo las manos en modo de defensa y dándose por vencida.

No es un juego [WE BELONG TOGETHER]¡Lee esta historia GRATIS!