Si.

20.7K 977 83

- Si. - dije mirando el suelo. Senti su presumida sonrisa y si ahi estaba esa sonrisa en su hermoso rostro. - Pero cuando toda esa locura termine me dejaras en paz. - dije separandome de el.

- ¿Para que vuelvas a esos bares? ¿para que te emborraches cada noche? ¿para que no comas?  Si sigues asi moriras - dijo serio. Me encogi de hombros, la verdad me daba igual si vivía o moría. Muchos dicen que esto es depresión, yo le llamo mi vida.

- Bueno, un trato es un trato. - Dijie molesta. El sonrio y salio de la habitación, unos minutos despues regreso con un contrato y ropa limpia.

- Leelo, ponte la ropa y luego baja al comedor, debes comer. - dijo para luego irse. Me puse la ropa que extrañamente era justo de mi talla, la verdad yo estaba en lo que se puede llamar anorexia pero aun no llegaba tan lejos. ¿Como el sabe que talla soy?  Es rico puede mandarte a hacer ropa - dijo una voz irritable en mi mente.

Empecé a leer el contrato, todo se trataba en que yo tenia que pasarme por su "novia" aunque no entendía muy bien el porque. La hoja decía que cuando el "señor Hemmings" ya tenga la empresa en sus manos y diga que ya no necesita mis servicios me regresara mi casa, más comida y un guarda ropa nuevo. Rodie los ojos, no soy una puta. La diferencia entre las putas y yo es que yo no me acostare con el. Siguiendo con lo del contrato, dice que si yo no hago caso a alguna "orden" de él, el contrato sera roto y yo ire patitas a la calle. Y por último ¿Que? ... ¿si me enamoro deberé decirle al "señor " para luego recoger mis cosas y largarme?   Esto es una tontería. -Pero no tienes otra opcion.- dijo la voz en mi mente.

Baje hacia el comedor arrugando con todas mis fuerzas el contrato, no, no aceptare esto. Ire a dormir al parque o donde sea. Puse el papel el la mesa al lado del plato de comida de el.

- ¿Entonces?- dijo concentrado en su móvil.

- No acepto. No sere tu muñeca.- dije un poco molesta, el suspiro y me volvió a ver. Cansado, asi se veía.

- No eres un muñeca, solo necesito que te hagas pasar por mi novia y listo, es solo un tiempo. Luego te largas y listo. - dijo volviendo  su atención al móvil.

- ¿Por que quieres que haga eso? ¿En que te beneficia.?

- No es de tu importancia. - dijo desinteresado suspire y me sente a su lado. Una señora llego con una sonrisa y dejo un plato lleno de comida para mi.

- Provecho - dijo ella muy amable.

- Yo no comere, gracias.- la sonrisa desaprecio del rostro de ella y Luke me miro furioso.

- Ella comera - le dijo a la señora, ella asintio y se marco antes de que yo pudiera quejarme.

- No comere - dije desafiandolo.

- Eres la primera que me desafía. - dijo y yo entrecerre los ojos.

- ¿Primera?

- Ya intente hacer este contrato con muchas otras.

- ¿Por que no funcionó?

- Ellas siempre lo arruinaban.

Mordi mí labio y mire la comida, suspire y empecé a comer, no pude comer más de la mitad ya que mi estómago ya no podía más, no estaba acostumbrada a comer tanto.

- Me alegra que comieras.

- Como sea.

El fruncio el ceño por mi manera de contestar, tomo mi brazo y me levantó de un tiro. Caminamos hasta la puerta, ibamos a salir.

- Luke - dije, el me miro raro, como si no le gustara su nombre. - No tengo zapatos.

El volvió a ver mis desnudos pies y nego con la cabeza. Era como si se regañara a el mismo por ser tan tonto y olvidarse de mis zapatos.

De pronto me levanto del piso, me cargo entre sus brazos hasta el ascensor. 

- Puedo caminar.- dije aunque no estaba molesta de que me cargara.

-Si dejara que caminaras descalza te puedes enfermar. - dijo y yo rodie los ojos. Exagerado.

-Eres un...

Las puertas se abrieron y saimos ambos. Abajo estaba un chico de cabello ruloso, se veia muy guapo y parecia como si su trage fuera incomo para el, pero tenia que usarlo ya que no tenia otra opcion. El tenia unos zapatos, negros, bajos en la mano. Los puso en el suelo justo cuando Luke me empezo a bajar. Puse mis pies en los zapatos. Eran deliciosos. 

-Irwin, llevala al mall, compren ropa para una cena formal. - dijo serio. El chico asintio y me guio hacia el coche lejos de Luke. 

-¿Como te llamas?- dije sentada en el asiento de atras. Ya que por lo visto Irwin no hablaba nada y se sentia como con eso. 

-Ashton. - Se quedo cayado. Me mordi el labio esto es frustrante. - ¿Por que aceptaste el trato?- dijo de pronto. Lo mire en el espejo y el tenia una linda sonrisa. 

-Yo... yo no lo se. - dije mirando hacia la ventana. 

- ¿El te parece atractivo?- dijo un poco nervioso. 

- No lo se.- rei como tontan al no saber algo tan simple. 

- Me alegra que digas eso. 

Alce una ceja y lo mire divertida. 

¿Aceptas?- Luke Hemmings.¡Lee esta historia GRATIS!