capitulo22

427 13 0

"Cuando llegue la noche, se oscurezca la tierra y la luna sea la única luz que veamos. No tendré miedo... mientras estés conmigo"

Bolivia - La Paz

En el Aeropuerto "El Alto" en la ciudad de La paz, los chicos se encontraban despidiendo a la pareja que había decicido finalizar su viaje y volver a su país. Faltando menos de una hora para el vuelo de regreso, hablaban de lo contentos que estaban de haberlos conocido y sobretodo de haber disfrutado de ese viaje juntos, ya que la compania que les brindaron fue excelente. Algunos estaban felices, pero otros no, ya que esa despedida les parecía una tragedia terrible.  

-Prometeme que me vas a llamar apenas lleguen.

-Te lo prometi mil veces.

-Prometémelo una vez más.

-Te lo prometo, Sam -dijo Liam riéndose- ¿Podes soltarme ahora?

-Esta bien -Sam deshizo el abrazo y se separó. Sacó un pañuelo de su pantalón y se sonó la nariz- Nunca una despedida me había provocado esto.

-¿No crees que estas exagerando un poco? -preguntó el chico conteniendose la risa. Sam lo abrazó de nuevo- Tranquilo, Sammy. No llores- consolaba dándole palmaditas en la espalda- Ya arreglamos para vernos de nuevo cuando vuelvas.

-Me vas a dejar solo con estas locas, no creo que pueda controlarlas. No las entiendo -bromeó el rubio haciéndolo reir- Ya me separo. Dame un minuto más. 

A pocos metros de ellos, una situación parecida se estaba dando, pero con un poco más de drama. 

-Es que no puedo creer que te vayas. No soporto las despedidas, no me gustan y es la segunda vez que nos dejas -repetía Hanna lagrimeando y con una voz excesivamente dramática- ¿Por qué nos abandonas de nuevo, Sug? ¿Por qué?

-Porque tengo que volver a mis estudios y Liam a su trabajo -le respondió por décima vez- No somos como ustedes que no se de donde sacan tanto tiempo para recorrerse toda America Latina.

-Trabajamos todo el año para poder hacer este viaje -contestó con obviedad. Se acercó y la abrazó- Te voy a extrañar.

-Yo también, Han. Pero tenés mi mail, mi número de celular, el de linea, mi pin, mi dirección, tenes todo para que nos volvamos a ver y que no se corte -contestó. Se separó de a poco y la miró- ¿Seguís llorando?

-Es lo único que puedo hacer ahora, llorar por tu partida y darle la bienvenida a tu futura ausencia.

-Y va a seguir así, hasta que no subas a ese avión y te vayas. Después se le pasa- intervino Quinn. Delicadamente apartó a Hanna de Sugar, y ahora la abrazó ella- La verdad que en este poco tiempo que te conocí, te tomé cariño y eso es algo extraño en mi.

-Lo sé, por fuera pareces una arpía curiosa y analizadora -bromeó Sugar, haciendola reir- Pero por dentro tenes un corazón... Y gracias.

-¿Por qué?- preguntó Quinn separándose. Sugar le guiñó un ojo- Aaah, se me había olvidado -haciendo el mismo gesto de manera complice- De nada y cuidense. Me mantenes al tanto de todo.

-Gracias, lo mismo para vos y cuida a mis chicas -señalando con la mirada a las demás que las veían- No dejes que se porten mal.

-Autocorregir a las personas, es mi pasatiempo favorito -bromeó. Miró de costado a su novio que todavía no soltaba a Liam- Creo que voy a separarlo porque sino te volves sola- finalizó alejándose.

-Segunda vez que nos despedimos -dijo Brittany con la mirada triste- Si te pido que te quedes. ¿Al menos lo pensarías?

-Mira... Tengo mi valija dentro del avión, mi pasaje en el bolsillo y estamos en el aeropuerto... ¿Eso te dice algo? -preguntó arqueándole una ceja. Brittamy sonrió de lado- Veni y abrazame un rato.

Can't take my eyes off you!¡Lee esta historia GRATIS!