- Capitulo 65 -

1.1K 59 0

- ¿Qué haces aun aquí? - le pregunte a Dan quien veía la televisión con Anna y Jared en la sala - ¿Y Yonhary no llego?
-Sí, si llego- me contesto -Pero se veía algo...
-Triste- completo Anna corriendo hacia mí y me abrazo -Tenia lágrimas en su carita- dijo al igual triste y preocupada.
-Dan dijo que tal vez necesitaba estar sola- agrego Jared.
-Sí, eso era lo mejor. Dan gracias- le dije y este asintió con la cabeza -Y ustedes espérenme aquí o vayan a sus habitaciones- ambos subieron corriendo y yo subí tras ellos.
-Yonhary - golpee suavemente dos veces la puerta - ¿Me abres?- dije ya que intenté entrar pero tenía seguro. Escuche el delicado crujir de la madera del piso. Se había cambiado, el vestido celeste había sido remplazado por un desgastado short de mezclilla y una simple playera. No había nada que me gustara más que verla así de sencilla. Su cabello estaba atado en una coleta alta, su flequillo cubría sus ojos, además de que miraba hacia abajo. Cruce el umbral y cerré la puerta y me recargue en esta con los brazos atrás. No sabía que decir. Mi fuerte nunca había sido el consolar a las personas.
Sorbió por la nariz y limpio sus lágrimas con brusquedad. Camino hacia mí y me abrazo fuertemente.
-Tengo miedo de perderte- soltó las palabras entrecortadamente -Tengo miedo de que me dejes- sentí que me abrazaba con más fuerza.
-No lo tengas... - dije y pase mis manos por arriba de sus hombros abrazándola también -Ya te lo dije yo no te dejaré sola- deposite un beso en su cabello y su llanto simplemente no se detenía. -Ven- la guie a la cama y la hice sentarse -Tranquilízate y quiero que dejes de llorar- se recostó haciéndose a un lado para que yo también lo hiciera. - ¿Sabes de qué tengo miedo yo? -dije después de unos momentos de permanecer en silencio, saco su rostro de su cuello y me miro con atención a los ojos. -Tengo miedo de que tu tengas miedo por qué crees que me perderás... - sonaba como un trabalenguas pero sé que me entendería -Eso me dice que no confías en lo que siento por ti- sus lágrimas salieron una vez más. Era sorprendente ver a la verdadera Yonhary Smith. No ver a la prepotente, engreída, confiada y más segura de sí misma que el mismísimo presidente. Era la frágil, sencilla y temerosa.
-Claro que si te creo- me dio un suave beso en los labios.
- ¿Entonces? - Reí - ¿Dónde quedo la Yonhary segura de sí misma? - me perdí en su mirada
-La desapareciste- una vez más oculto su rostro en mi cuello. Subí mi mano y comencé a acariciar su cabello, su respiración rozaba mi piel y su brazo se aseguraba de que nuestras anatomías permanecieran juntas. -Te amo Diego- susurro antes de quedarse profundamente dormida.
*****************************************
Por más coraje que me diera, ella tenía razón. Yo no lo merecía. Era el hombre más dulce encubierto del más rudo por temor a que lo lastimaran ¡Y yo lo había hecho! Yo lo había lastimado y tal vez Diego ya me lo había perdonado... Pero yo a mí misma no.
Seguí observando su perfecto rostro, su respiración era tranquila y emanaba tranquilidad. Podía permanecer horas mirándolo dormir

•La Jugada del Destino• [[TERMINADA]]¡Lee esta historia GRATIS!