¿RECTORA?

220 22 3

_lo que pasa es que esta suc..._

_Shhh, ¡Charlott groserías en mi oficina no te permito!_ interrumpio la rectora frunciendo el ceño y acomodando su placa de rectora, ubicada en el escritorio a su nombre; "Mary Rosas".

_Yo, yo quiero hablar primero señorita rectora_ me exalte en la silla tratando de coger ventaja antes de que hablara Charlott y contara una versión completamente distinta.

_lo que paso fue lo siguiente, yo estaba muy tranquila en mi árbol, sin embargo vi de lejos a Charlott y me pareció necesario que habláramos un poco acerca de nuestras diferencias.._

_¡psss!_ interrumpio charlott en forma incredula.

_basta Charlott deja que continúe tu compañera_ ordeno la rectora fastidiada.

_muy bien entonces fui donde estaba ella, pero como siempre es tan grosera, Charlott me acogió mal apenas me vio, sin mas ni más, le hice una sola pregunta, y como a mi me sofoca que no me respondan las cosas, me toco pegarle un puño en el hocico para que recordara, pero ella siempre de violenta quiso empezar una pelea...Y Ya_

Narré muy contenta suspirando brevemente, de seguro la rectora entendería y me dejaría largarme de allí en solo segundos. Pero no.

_¿Y todavia lo dices así nada mas señorita Montes?_

_¿lo ve rectora? ¡¡Es una bestia!!_ intento calentar el ambiente.

_¡Pero si ese es mi método para hacer recordar a la gente su respuesta! Ella fue la que empezó, ¡ella fue la que inicio todo!_ Respondí entre divertida y molesta.

_eres una arpía te voy a ma..._ Charlott se para y se tira sobre mi.

_¡¡SUELTAME MURCIELAGA!!_ Grité.

Entonces fuimos a dar al suelo, no obstante al caer enzima mio aproveche para subir mi rodilla BRUTALMENTE.

_¡Jajajaja allí tienes! ¡Que sea la última vez que me tocas tarada! Alejate de mi, ¡¡alejate de mis amigos!!_ amenace en el suelo.

Charlott sin poder hablar, lentamente se paro, para luego intentar lanzarme una patada en la cara. ¡Rayos! ¿Esta chica es de alguna pandilla? No me importa, estaba apunto de morder su tobillo cuando de repente la rectora la agarra por detrás tirándola bruscamente al asiento de nuevo. Me asustaron dos cosas, la fuerza con la que la rectora logro alzar en milisegundos el cuerpo de Charlott y sus dos venas rodear su cuello... ¡Que miedo! Ella tiene mas venas que Elisa.

_¡¡LAS DOS YA BASTA!! Les voy a mostrar mi método ¡¡pero para expulsarlas de aquí una semana!!_

Exaltada la rectora saca de un cajón de su escritorio un libro con hojas en blanco, ligeramente distingo su título, decía algo así como: "citaciones de padres por motivo de expulsión" y rápidamente mientras ella llenaba el formato con firma y hora se me vino a la mente el trato con mamá:

"segundo: No pelearás, no visitarás más la oficina de la rectora"

_mierda_ pensé.

_Muy bien señoritas, dejen que busque el sello y se llevan esto a sus casas... En la citación esta la hora para dentro de tres días_

Tengo que admitir que ya estaba aterrorizada, estaba a punto de perderme la fiesta, estaba a punto de quedar como una estúpida, y estaba a punto de huir de allí... Rápido! Tengo maquinar algo, mamá no puede venir ni saber de este pleito. En cuestión de segundos un estudiante moreno con la camisa ensangrentada, llegó tumbando la puerta con una patada celestial, que susto! Tuve un mini paro cardíaco al ver que el pobre muchacho casi deja la pierna a tres metros de aqui.

Por la fiesta de Neón ©Read this story for FREE!