15-Una Dama Bipolar

820 104 37
                                    

-¡No la vayas a tocar maldito infeliz, porque no respondo!-Atilio a esa hora no creía ni en el mismísimo dios-¿Qué hay que hacer para que la dejes en paz?

Camaleón rió cínicamente y tomó a su hija por la cintura.

-Es algo sencillo...para que veas que soy bueno y no tan malo como crees. Te prometo que dejo de perseguir a Victoria...y le perdono lo que me hizo si...-mira a Deborah de arriba abajo-...si te casas con mi hija.
.
.
.
Después de incontables minutos en silencio.

-¿Te volviste loco?-ríe con amargura-Atilio Montenegro no se casa ni muerto...mucho menos con esta traidora-mira a Deborah con repudio.

-Bueno, de no ser así tu querida Victoria sufrirá la consecuencias-dicta con firmeza.

-¡A ella no la tocas!-grita.

-Mira como me importa tu opinión-hace un ademán con su cabeza al hombre que tenía a Victoria entre sus brazos de forma amenazante-Ya sabes lo que tienes que hacer.

Y sin tiempo a más Victoria recibe un balazo en su hombro izquierdo.

-¡Ahhhhhh!-chilla muerta de dolor al tiempo que sus rodillas hacían contacto con el suelo. Esta vez el hombre a sus espaldas le apuntaba a la cabeza.

-¡Maldito infeliz!-grita Atilio totalmente rabioso-Me las vaz a pagar-saca su arma de la parte trasera de su vaquero de mezclilla.

-No amenazo en vano...la próxima bala no será en el hombro si no en la cabeza. Tu escoge-Atilio mira a la morena que yacía de rodillas en suelo, con la blusa que portaba empapada en un líquido viscoso, de color rojo; sangre-Gota a gota su tiempo se agita Atilio-se refería a Victoria que se estaba desangrado poco a poco.

-Está bien...-acepta resingado-Me caso con Deborah-asevera entre dientes. Victoria pese a estar herida sintió como un dolor la embestía y no precisamente por la bala que había atravesado su hombro desgarrando de forma animal esa parte de su cuerpo.

-Atilio...-balbucea la morena un tanto desfallecida. Él la mira y sintió deseos de tomarla y llevarla bien lejos a un lugar donde nadie pudiese hacerle más daño.

-Ya acepté...ahora déjenla en paz.

-Sólo por ahora, dentro de unos días será la cena de compromiso-Camaleón toma a su hija por el brazo-Vamos mi amor aquí ya no hay nada que hacer-Deborah se suelta de agarre de su padre y camina tipo leona acechando a su presa hacia Atilio.

-Nos vemos mi amor-le besa los labios con fiereza más él no correspondió. No podía cuando su mente estaba en la mujer de su costado quien necesitaba ayuda.

Una vez estuvo solo corrió hasta donde estaba Victoria prácticamente inconsciente y se arrodilló frente a ella.

-Victoria...-tomó su mano para verificar su pulso y así hizo también con su cuello-Estás viva gracias a Dios-la toma entre sus brazos-Todo estará bien hermosa-besa su frente, y la conduce a un lugar más cómodo.

Habitación de Atilio...

Atilio entró con ella en brazos y la acomodó en su cama. Rápidamente rasgó la manga de su camisa y comenzó a presionar con la misma tela rasgada la zona herida del hombro femenino.

-Avellaneda...necesito que vengas de urgencia a mi casa...no importa yo te pago el doble, el triple lo que sea...pero te necesito ya en mi casa-miraba a Victoria quien sudaba frío-...está herida de bala...en el hombro...por favor...lo espero-corta la llamada.

The Rivals_A&V (Terminada) Donde viven las historias. Descúbrelo ahora