Capítulo 4

40 2 0

Intenté moverme pero fue inútil, sentía una fuerte preción en mis manos, cintura y pies...de verdad estoy aterrada.

-al parecer la muñeca ya despertó- senti que me susurraban en el oido mientras quitaban de mis ojos lo que parecian unas vendas.

_ ¿qué esta pasando?- pregunté un poco alarmada mientras intentaba zafarme de los nudos de las extremidades de mi cuerpo.

-NO DEJEN QUE ESCAPE!!!- Gritó un hombre a mi derecha.

Sentí muchas manos sujetarme con mucha fuerza a la silla en la que me encontraba- SUELTENME!!!!- Grité a todo pulmón pero no paré de luchar.

-parece que la niñata salio ruda- dijó un hombre que se encontraba a mi lado- TODOS FUERA!!! Creo que me entretendre un rato- ordenó el bastardo mientras sonreia...creo que era el jefe ya que todos los demás obedecieron automáticamente y abandonaron el lugar misterioso.

El señor giraba en torno a mi mientras me obserbaba con mucho cuidado- eres linda, creo que me serviras bastante- me tomó de la barbilla y la levantó para que lo mirara a los ojos- más te vale portarte bien o habra muchas consecuencias para ti y tu madre.

-¿dondé esta mi madre?- de pronto una lágrima corrió por mi mejilla seguida por otra y otra hasta que terminó en llanto.

-no te preocupes por ella ahora, en estos momentos es importante pensar como cautivaras a nuestros clientes- dijo mientras me lanzaba su aliento con olor a alcohol.

¿cautivar? ¿clientes? ¿servir? ¿donde estara mi madre?...miles de preguntas rondaban en mi cabeza sin sentido ni orden.

-DEJEME IR!!!-Le dijé mientras le escupia directo en la cara.

-PENDEJA INSOLENTE!!! LO PAGARAS..Y CARO- al escuchar eso senti una fuerte bofetada en mi rostro y como envolvian mi boca y nariz con un pañuela rojo.

Comenzé a sentirme mareada y en como desataban los nudos de mis manos y pies...poco a poco comenzé a caer en un profunfo sueño que al parecer me costaria despertar de el.

☆ MINUTOS DESPÚES...☆

Comenzé a sentir manos desvestirme y toquetearme la cara, del susto abri los ojos rápidamente y pude divisar rostros femeninos hablando y susurrando entre ellas.

-ya estas lista, mirate al espejo linda- me avisó una mujer muy alta y morena, traia un vestido largo de color rojo carmesi...está me ofresió la mano para ayudarme a ponerme de pie.

Miré todo a mi alrededor...me encontraba en un cuarto pequeño lleno de maquillaje y vestuario...estaba rodeada de mujeres con caras de asombro por su resultado exitoso conmigo.

Me observé en un espejo de cuerpo entero y al instante quede petrificada por la sorpresa.

PARECIA UNA PROSTITUTA!!!!, llevaba un vestido muy ajustado que me llegaba 3 cm sobre el trasero...unos tacones de 10 cm adornaban mis pies mientras kilos de maquillaje cubrian al 100 °/• mi rostro.

-¡¡¿¿QUÉ ME HAN ECHO???!!!- les grité a todas las mujeres presente en la habitación.

-te hemos preparado para nuestro primer cliente- me respondieron al unisono con una sonrisa de oreja a oreja.

-¿que? ¿cuál cliente? ¿en donde est..- pero antes de que terminara las mujeres me llevaron a otra habitación mas pequeña que la anterior...en ella se encontraba una pequeña cama y una mesa de noche con una lámpara sobre ella.

-espera aqui preciosa, el cliente vendra enseguida- me dijo una de las mujeres mientras todas abandonaban la habitacion y cerraban la puerta con seguro.

Me empezé a desesperar y comenzé a golpear la puerta como una demente...todo estaba claro, me trajeron a un prostibulo.

Comenzé a llorar imparablemente dejando correr todo el maquillaje por mi rostro.

Pasaron varios minutos y la puerta se abrió dejando ver a un hombre alto y muy fuerte cubierto de tatuajes en los brazos, automáticamente retrocedi varios pasos con mucho miedo a que me hiciera daño.

El hombre cerró la puerta tras él y comenzó a acercarse a mi con una mirada deseo en su rostro.

-porfavor no me haga daño- imploré mientras el llanto se volvia algo imparable.

-tranquila muñeca, tendre un poco de consideración contigo-

Dicho esto el hombre me acorraló en la pared y comenzó a besarme bruscamente mientras me tocaba todo el cuerpo ignorando mis gritos de suplica.

???? P.O.V

-no quiero estar aqui-

-Ay!! No seas amargado, te divertiras... hay bastante mujeres y puedes escoger a la que sea-.

-QUÉ NO VES QUE ESTAS MUJERES ESTÁN AQUI POR OBLIGACIÓN??!! ESTAN SUFRIENDO!!-le  dijé mientras me tapaba el rostro con las manos.

-vamos amigo, solo intentalo...siempre estas deprimido y mereces una distracción-.

-no me gusta esto es..-pero antes de que terminara oí a una mujer gritando e implorando que la soltaran...me tensé  al instante... odiaba ver o escuchar a una mujer sufrir.

Amor a primera vista¡Lee esta historia GRATIS!