NUEVO: Tap - Historias en forma de chat para tu 📲 . Disponibles en español
Obtenlo ya

Louis alzó la mano y todos giraron hacia él, era bien estudiante pero no era de participar mucho en clases.

— ¿Usted que piensa sobre los homosexuales? —dijo Louis.

La profesora sonrió apoyándose en su escritorio.

—Pienso que son personas como tú y como yo, con dos ojos, una boca y una nariz y que tienen derecho a ser felices con quién quieran. ¿Eso responde tu pregunta, Louis?

—Pero, ¿Dios no odia a los homosexuales?

—Oh por favor, esa excusa ya está muy pasada de moda. Dios o quienquiera que esté allá arriba ama a todos por igual, es ridículo decir que Dios odia a los homosexuales cuando más de 450 millones de especies que según la Biblia él creó, son homosexuales o bisexuales.

— ¿Y qué hay de lo que dice en la Biblia? —una chica habló.

—Personalmente creo algunas cosas, pero dudo de otras ya que la Biblia fue escrita y unida por hombres. Porque me imagino que todos ya saben que la Biblia, no fue Biblia hasta el año trescientos, después de Cristo.

—Espere... ¿cómo así? —dijo Stan.

La profesora sonreía orgullosa, por fin todos comenzaban a participar en su clase.

—La Biblia fue organizada y traducida por San Jerónimo en el año 300 después de Cristo, él era un monje de la Iglesia Católica, después la Iglesia eligió que libros poner y cuales no, y los que no aparecen son estos llamados libros apócrifos.

— ¿Cómo el supuesto evangelio de Judas, no? —dijo Lucy, otra chica de la clase.

—Así es —dijo la mujer.

Todo el salón hizo una exclamación, Louis sonrió, eso quería decir que ser gay no estaba mal, porque Dios no odiaba a los gays.

»»»

— ¡Harry! —gritó Anne hacia el segundo piso donde supuestamente su hijo hacia sus deberes—. ¡Harry tu celular está sonando! —el teléfono estaba en la mesita de la sala, llevaba días allí. A punto de apagarse.

Anne bufó yendo hacia la mesita para responder el teléfono de su hijo, ya que al parecer no iba a bajar. Contestó sin ver quién era y una pequeña voz habló.

— ¿H-Harry? —dijo la voz al otro lado de la línea, Anne conocía esa voz.

— ¡Louis, hola! Veo que mi hijo y tú se cayeron bien —Anne rió y por otro lado Louis suspiró, creyó que Harry le contestaría.

—S-sí, así es, Anne —dijo Louis.

— ¿Quieres dejarle un mensaje a mi hijo? Es que creo, está ocupado,su teléfono estaba aquí en la sala —dijo Anne.

—No, mmm, y-yo... mejor no le diga que llamé, gracias Anne.

—De nada, cariño, te veo pronto —dijo Anne y Louis finalizó la llamada apenado.

»»»

Louis suspiró frustrado cuando el otro lado de la línea ya no tuvo tono, quería hablar con Harry y se ilusionó mucho cuando atendieron el teléfono, ilusiones que se esfumaron al saber que era Anne.

Finalmente había decidido ir a la dichosa fiesta, no tenía nada que perder, ¿o sí? Ya tenía el permiso de su mamá quién había dicho que se divirtiera mucho, y solo eso, Louis estaba feliz, su mamá en otro momento se hubiera opuesto a que Louis fuese a una fiesta, tal vez que su papá no estuviera estaba haciendo la diferencia.

Louis se miró al espejo por última vez aún inseguro de su outfit, era algo simple y muy básico, skinny jeans con una camiseta blanca y una chaqueta de jean azul, Louis debía ser el único adolescente en el mundo que no tenía una chaqueta de cuero, estaba seguro. Bajó para tomar un vaso de agua, eran las 10:30 p.m y Stan había acordado recogerlo a las 11:00 p.m., ya que él no sabía dónde era la fiesta.

A las 11:00 p.m., el timbre sonó y Louis fue a abrir encontrándose con un Stan sonriente.

—Hey, te ves bien, ¿vamos? —dijo Stan y Louis asintió cerrando la puerta detrás de él.

—Gracias, tú también te ves bien —Louis sonrió.

Subieron al Camaro de uno de sus ahora ex-abusadores y Louis se sentía un poco incómodo y a la vez escéptico, esto era nuevo para él. Esto no pasaba todos los días.

— ¿Listo para divertirte? —dijo Stan.

—Eso creo —comentó Louis dubitativo.

Stan rió, bueno, la noche prometía ser buena, Louis rió con él también, sin saber que más hacer.

Photograph | Larry Stylinson #Wattys2016¡Lee esta historia GRATIS!