44.- Intentemoslo

120K 6.3K 1.6K
  • Dedicado a Todos ustedes

Derek narra

Joder, ¿Qué tiene Valentina con ponerme de esta manera últimamente?

Encima no me da tiempo de asimilar las cosas, justo cuando caí en cuenta que sus labios estaban junto a los míos ella ya se había marchado.

Y vaya que no podía dormir por pensar en eso, me conformaba en saber que ella se encontraría en la misma situación pensando en el reto de mañana.

Debería ir a darle un beso, digo, solo para vengarme.

Ella es lista, se lo vendría venir y antes de lograrlo ya tendría su mano marcada en la mejilla y claro, yo no podría hacer nada.

 Lo mejor que podía hacer era dormir, me cubrí por completo con las mantas y al fin logré conciliar el sueño.

— ¿Val? ¿Qué haces en mi cama? —solté un gruñido, uno ya no puede dormir tranquilo.

—Esta ronca, ¿te encuentras bien? —la cama se movió y sentí un peso a mi costado. —Traeré una pastilla y leche. —Quién sea que este molestando por fin dejó de aplastarme y según yo se había ido, pero sentí como me quitaba la manta y besaba mi frente.

—Quiero dormir —gruñí de nuevo

— ¿Derek? —Daniel, quién resultó ser el ser más pesado de la historia ­— ¡Te acabo de besar la frente! No estoy para tus insinuaciones, si eres gay pues bien, pero yo no lo soy. Eso no te da derecho a meterte a mi cama.

— ¿Qué? ¡Yo no soy gay!

—Mira Derek, seas o no seas gay yo te diré con todo sentimiento que… ¡Salgas de mi cama!

—No molestes, déjame dormir.

—Eres insoportable, ¿Qué haces aquí?

—Intento dormir y ya lo había logrado.

—Me importa poco, ahora sal de mi habitación y dime que traes puesto algo y no estas durmiendo desnudo.

 —Tranquilo, yo no tengo esos malos hábitos. —A regañadientes me puse de pie dejando la cómoda cama de Dan. —Procuraré soñar con tu beso. —dije para cabrearlo, molestar a los Jones es tan divertido.

Y otra vez me encontraba en la misma situación de querer dormir, me preguntaba si Val ya lo habría logrado.

Mi despertador comenzó a sonar, no sé en qué momento había logrado dormir, pero estaba más que entusiasmado. Hoy era el reto. Un poco de nostalgia, pero cada año me daba más fuerzas recordarla.

Valentina narra

Tenía demasiado miedo por el reto que me pondría Derek, la última vez que estuve a disposición de él fue uno de los peores días.

 Sólo esperaba que tenga piedad de mí, pero por lo de ayer no estaba muy segura. Igual, no me arrepentía de nada.

Tome una ducha corta y me vestí a toda prisa, mientras esto empiece antes, terminará antes.

—Pensé que tendría que llevarte en pijama, veo que eres una buena perdedora.

—Gracias (?)

—Bueno, es hora de irnos.

— ¿Quieres decirme a dónde vamos?

—Déjame pensarlo emm… no

—Bueno vayámonos de una vez, estás empezando a asustarme.

Derek manejaba demasiado rápido y ni en las curvas más estrechas bajaba la velocidad, provocando que yo me aferre más a él. No me sorprendería que mis uñas hayan quedado clavadas en su abdomen.

Nueva casa, nuevas reglas¡Lee esta historia GRATIS!