Capítulo~18~No siempre todo sale como esperas.~

800 53 2

Narra______.

La alarma de mi móvil suena por toda la habitación haciendo que me despierte.

Me ducho en menos de cinco minutos y me visto con el uniforme del instituto. Recojo mi pelo en una alta coleta y tras poner mi abrigo, cojo la mochila y bajo al piso de abajo.

-Buenos días!- bajo los últimos escalones de las escaleras. Dejo mi mochila en uno de los sillones y me siento al otro lado de la barra de la cocina.

-Buenos días!- dice Marc mientras sirve dos tazas de café.- Qué tal has dormido?

Hago una mueca.- Estoy nerviosa por una prueba de Educación Física y tú?

-Bien, aunque tu madre no ha parado de dar vueltas en la cama durante toda la noche.- dice resoplando antes de dar un sorbo de café.

Suelto una carcajada.- Estaba muy nerviosa por la reunión de ayer, nunca la he visto tan nerviosa por una reunión.

Marc se encoge de hombros y termina de tomar su taza de café.

-Está lloviendo, os llevo al instituto?- dice mientras pone su abrigo.

-No te importa?- la verdad era que no me apetecía nada ir andando mientras llovía al instituto.

-Claro que no.

Cojo mi mochila y salimos de casa, Marc toca la bocina del volante y Justin no tarda en salir.

Repetimos la misma acción con Ryan, Chris y Chaz y cuando ya estamos todos, Marc conduce hasta el instituto.

-Gracias! Trabaja mucho!- digo divertida antes de salir del coche.

-Y tu estudia mucho!- dice antes de volver a encender el coche para ir a la oficina en la que trabaja.

Cuando entramos siento las manos de Justin detrás mia, le miro divertida, me hacía gracia verlo con la capucha de la cazadora puesta.

Justin me coge en colo, rodeo su cintura con mis piernas y su cuello con mis brazos y esquivo sus besos hasta que al fin me besa.

***

-Estoy-muerta-de-frío!- dice Chloe dando pequeños saltos.

-La verdad es que yo también.- digo mientras escondo mis manos en los bolsillos de mi abrigo.

-Y ahora a desnudarnos.- Chloe resopla y se queda quieta en el pasillo de los vestuarios.- Y si decimos que estamos malas?

-Lo mio no sería una mentira, no he parado de estarnudar en lo que llevamos de día.- digo divertida.

La cojo de la mano y tiro de ella hacia el vestuario de chicas.

No había nadie en el vestuario, habíamos llegado muy pronto. Quito el uniforme y no tardo en poner un chandal largo, amplio y azul, una camiseta de manga corta blanca y mis Converse blancas. Cuando termino de vestirme recojo mi pelo en una alta coleta y corro hasta el pabellón que era donde había calefacción.
-Hola, bebé.- dice Justin rodeando mi cintura.
-Hola, pequeño.- le acerco a mi y le beso.
-Vosotros dos, separaros antes de que os expulse.- dice una voz femenina.
Abro los ojos y veo a la profesora de Educación Física.
Amargada.
-________ y Taylor, demostrad lo que sabeis de la coreografía que empezamos el día anterior.- dice la profesora.
Mejor compañía imposible.
Me coloco delante del espejo y hago la coreografía tal y como la habíamos hecho el otro día.
-Vaya, Jhonson, no sabía que se te diera tan bien esto.- dice la profesora mirándome con una falsa sonrisa.
-Si, bueno, me gusta bailar.- digo tímida.
Taylor empieza a hacer los pasos de la coreografía pero se queda quieta por unos minutos pensando los siguientes pasos hasta que Justin se coloca detrás de ella, pegando sus cuerpos y la ayuda.
¡Lo mato!
Chloe me mira y hago una mueca. La morena me tira un beso y le guiño un ojo aunque me resulta inevitable ver los cuerpos pegados de Justin y Taylor.
***
Salgo del pabellón y entro corriendo en el vestuario de las chicas, cuanto más pronto me duchara y me cambiara, mejor.
Cuando termino de ducharme, me visto con el uniforme y guardo mis cosas en el neceser.
-Y Taylor?- digo nerviosa al ver las cosas de la chica en el banco.
-No sé.- dice Chloe.- Seguro que está con algún tío.
-Seguramente.- intento forzar una sonrisa pero no me sale.
-Hablamos después, Tom me lleva a comer a no sé que sitio.- dice con una gran sonrisa Chloe.
-Yo... voy a irme.
Cojo mi mochila y salgo detrás de Chloe.
En el vestuario se escuchan una risita.
No vayas, Justin nunca te haría algo así...
Mando a la mierda a mi subconsciente y entro en el gimnasio.
Mis ojos se humedecen y lágrimas y más lágrimas caen por mis mejillas.
-¡Me dais asco!- grito.- Y tu más, no sé como has podido hacerme esto.- miro a Justin y el chico empuja a Taylor hacia el otro lado.
-Yo...- dice Justin.
-Tú te puedes ir a la mierda.
Salgo corriendo del pabellón y poco después del instituto.
Estaba lloviendo pero no me importaba porque acababa de ver como Justin se liaba con Taylor.

Miro hacia atrás y veo como Justin corre hacia mi. Empiezo a correr hacia mi casa pero antes de que llegue a la acera del barrio, alguien me sujeta del brazo, Justin.

-Suéltame! No quiero que me toques! Me das asco!- digo llorando. 

Mi pelo castaño estaba mojado y el flequillo de Justin caía para un lado ya que también está mojada.

-Deja que te explique, ella...- dice entrecortado. Sus ojos estaban rojos.

Pero si el ha sido quien me ha engañado!

-No quiero volver a verte, olvídate de mi, no puedo creer que me hayas hecho esto. Si me quieres, vete.- digo aguantando las lágrimas.

-________....- dice clavando su mirada en la mia.

-No, se ha acabado. Vete, por favor!- lágrimas empiezan a caer por mis mejillas. Podía notar su angustia en sus ojos color miel pero el daño ya estaba hecho.

Sin que me lo espere, Justin me acerca a el y me besa, es un beso tan cálido que entro en calor a pesar de las bajas temperaturas a las que estabamos en New York.

-Te quiero.- dicee antes de cruzar hasta su casa.

Me siento en la acera y empiezo a sollozar, me dolía el pecho tanto que no podía respirar.

Me levanto de la acera y corro hacia mi casa, cuando entro, Marc me mira confuso y le abrazo.

Necesitaba un abrazo, lo peor era que lo necesitaba del chico que acababa de hacer pedazos mi corazón. 

-Qué ha pasado?- dice mientras pasa su mano por mi pelo mojado.

-Hemos terminado.- consigo decir antes de volver a sollozar como una niña pequeña.

-Cariño, lo siento mucho.- me abraza más fuerte y absorbo por mi nariz.

-Yo también.- me aparto y seco mis mejillas con los puños de la cazadora.- No sé que hacer, me duele la cabeza.- suspiro y me siento en el borde de uno de los sofá antes de comenzar a llorar de nuevo.

Marc se arrodilla delante mia y le miro con los ojos llenos de lágrimas.

-No siempre todo sale como esperas, pero cuando encuentras una solución, es la que debes seguir.- dice antes de levantarse.

Always? Always¡Lee esta historia GRATIS!