Prólogo

13.5K 452 1

____(tn) Henley estaba tumbada en la cama del hospital con una mano aferrada al móvil y la otra enjugándose unas ardientes lágrimas. Tenía que llamarle. No había otra elección.
¿Cómo reaccionaría Justin? ¿Le importaría siquiera?
Sólo había una manera de averiguarlo. Pulsó la tecla de llamada pero, casi de inmediato, colgó.
—¿Qué tal está hoy, señorita Henley? —sus pensamientos fueron interrumpidos por la enfermera.
—Bien —susurró débilmente ____(tn).
—¿Ya lo ha organizado todo?
____(tn) tragó saliva, pero no contestó.
—Sabe muy bien que el doctor no la dejará marchar hasta que tenga a alguien que le cuide mientras guarda reposo en cama —la enfermera la miró con reprobación.
—Estaba a punto de hacer una llamada —un suspiro se escapó de labios de la joven.
—Bien —asintió la enfermera—. En cuanto termine, la dejaré sola.
Tras respirar hondo, ____(tn) miró la pantalla del móvil y volvió a pulsar la tecla de llamada.
—Bieber.
Ella sintió que se le escapaban las fuerzas.
—¿Quién es? —insistió la voz.
____(tn) colgó. No podía. Tenía que encontrar otro modo que no incluyera a Justin Bieber.
Antes de poder reflexionar sobre ello, el teléfono que aún tenía en la mano empezó a vibrar. Descolgó automáticamente, sin darse cuenta de que era él que le devolvía la llamada.
—Sé que estás ahí —rugió él—. ¿Quién demonios eres y por qué tienes mi número?
—Lo siento —susurró ella—. No debería haberte molestado.
—Un momento —dijo él antes de una larga pausa—. ____(tn), ¿eres tú?
Habían pasado cinco meses. Jamás pensó que la reconocería. ¿Cómo era posible?
—Pues… sí —balbuceó ella al fin.
—Gracias a Dios —murmuró él—. Te he estado buscando por todas partes. Sólo una maldita mujer desaparecería así de la faz de la tierra.
—¿Qué?
—¿Dónde estás?
Ambas preguntas se produjeron simultáneamente.
—Yo primero —ordenó él—. ¿Dónde estás? ¿Estás bien?
—Estoy en el hospital —dijo ella tras recuperarse de la impresión.
—Theos —dijo él junto a unas palabras en griego que ella no comprendió—. ¿Dónde? ¿En qué hospital? Dímelo.
Completamente aturdida ante el giro que tomaba la conversación, le dio el nombre del hospital.
—Llegaré en cuanto pueda —dijo él sin darle tiempo de contestar antes de colgar.
Con manos temblorosas. ____(tn) dejó el teléfono a un lado antes de abrazar la barriga con las manos. De repente se dio cuenta de que no le había dado la noticia más importante. El motivo de la llamada. No le había dicho que estaba embarazada.

Aventura secreta (Justin Bieber)¡Lee esta historia GRATIS!