Capitulo~16~Soy feliz así.~

879 53 0

Narra _______.

-Hola, mamá!- digo entrando en casa.

-Hola, cariño! No has vuelto muy pronto?- dice con el ceño fruncido desde la cocina.

-Si, Justin se fue a última hora y he venido con Ryan.- me tumbo en uno de los sofás y saco mi iPhone de uno de los bolsillos de la cazadora.

-Señorita, a cambiarse para comer o olvídate del móvil.- mi madre sale de la cocina y coloca una bandeja en la mesa entre tres platos, seguramente Marc vendría a comer con la que en menos de 24 horas sería su esposa.

Subo las escaleras hasta mi habitación y entro en esta.

Sobre mi cama hay una cestita con un lazo enorme y rosa. Una sonrisa se forma en mi rostro, no me sorprendería que el regalo viniera de Justin asi que la intriga puede conmigo y me siento sobre la cama.

Deshago el lazo rosa para abrir la cestita y cuando levanto la tapa, veo a un cachorro dormido.

-Hola, pequeño.- susurro mientras lo saco con cuidado de la cesta.

Tenía los ojos cerrrados, parecía que se acababa de hechar una buena siesta.

Era muy pequeño, cogía en mis dos manos, el tono de su pelo era blanco, blanco pálido con rasgos grises (escasos), las puntas de sus pequeñas orejas caídas eran grises a igual que el fondo de sus patas. Su hocico estaba arrugado y su nariz era muy pequeña al resto de los pelos. Abre los ojos mientras lo acaricio y veo que son azules, azules como el mar.

-Supongo que ahora eres mio.- digo divertida.- Como te llamaré?

Miro la cestita en la que había estado dentro el cachorro y hay una nota.
Nota:
Serás mi dueña hasta el fin de mis días porque sé que serás la mejor cuidándome.
Deja que me presente, me llamo Destiny y solo tengo dos semanas de vida.
Del idiota y sexy de tu novio.

Suelto una carcajada y miles de recuerdos vienen a mi mente.

((Flashback))
-Awwww, que bonito!!- digo acariciando al perro pequeño blanco.

-Entonces nos lo podemos quedar?- dice Justin haciendo puchero.

-Claro! Como le llamaremos?- digo a Justin.

-Mmmm...- dice Justin mirando hacia arriba.

-Bieber pensando! La cámara!!- dice Fredo riendo.

Suelto una carcajada y Justin también rie.

-Os gusta Justin?- dice Justin.

-Claro! Llamo al perro para que venga a comer y vienes tu, nop?- digo riendo. Miley, Sam y Fredo rien conmigo y con Justin.

-Está bien, está bien.- dice encogiéndose de hombros.

-Que os parece Destiny?- digo acariciando al perro.

-Me gusta.- dice Sam.

-A mi también.- dice Fredo.

-Por qué Destiny?- dice Justin también acariciando al perro.

-Porque lo encontraste en esta urbanización perdido, sin tener dueño, el destino lo quiso así.- digo encogiéndome de hombros.

-Me gusta el nombre.- dice Justin.

-Pues, Destiny, bienvenido a la familia.- digo riendo.
((Fin del Flashback))

-Bienvenido, a la familia, Destiny.- digo divertida.

Lo dejo sobre una manta blanca que había sobre el sofá en mi cama y me desvisto.

Tapo mi cuerpo rápido con unas medias negras, un vestido de media manga por encima de la rodilla, ajustado en la parte de arriba y suelto en la de abajo y unas Converse negras.

Cuando termino deshago la coleta que llevaba hecha desde la mañana y pongo un gorro negro sobre mi pelo castaño.

-Qué? Te ha gustado el regalo?- dice Justin que está sentado en la mesa al lado de Marc.

-Gracias, aunque no sé por qué me lo has regalado pero aún así, te quiero.- doy un beso en la mejilla de Justin y me siento en la silla libre de la mesa.

***
Narra Justin.

No recordaba el dolor del primer tatuaje, sobre todo, porque este era gigante comparado el primero del sueño que era pequeño.

-Te encuentras bien?- dice ______ fijando sus ojos verdes en mis ojos color miel.

-Si, solo que no recordaba lo que dolía.- seguía sin entender como algo tan real había acabado siendo un sueño.
______ deposita un beso en mi frente y durante el tiempo que tarda el hombre en hacerme el tatuaje, _______ no me suelta la mano.
Cuando termina de hacer el tatuaje, me levanto de la camilla en la que estaba tumbado y ______ observa el tatuaje.
-Al menos el mio no dolerá tanto.- dice divertida.
Suelto una carcajada y _______ deja sobre la camilla su brazo.
Narra _______.
Me gusta como ha quedado el tatuaje, aunque estuviese tapado por una tira de venda hasta mañana.
No había sido muy doloroso, sinceramente, cuando entré en la tienda estaba pensando en irme a casa de nuevo aunque pronto desapareció la idea ya que para mi, significaba mucho el tatuaje que me acababa de hacer.
Salimos de la tienda después de prometerle al hombre que volveremos a hacernos otro tatuaje y entramos corriendo en el coche por el frío que hacía.
-Te duele?- digo a Justin.
-No, ya no.- dice antes de encender el coche.
Durante unos diez minutos aproximadamente, Justin conduce hasta una tienda de animales para comprarle los cuencos de comida, una cesta en la que durmiera, una correa, una especie de cazadara para que no se mojara si llovía, un colgante y una cesta en la que guardarlo si me hiba de viaje a Destiny.
No tardamos en comprar todas esas cosas necesarias y cuando salimos de la tienda, corremos hacia el coche que no estaba muy lejos de la tienda estacionado ya que había empezado a llover.
Lo único que pasaba por mi cabeza en estos instantes eran las súplicas para que parase de llover para boda de mañana o a mi madre le daría un ataque o algo por el estilo.
-Tenemos que ir a ensayar.- digo a Justin tras ver el mensaje de Ryan diciendo que nos esperaba en casa.
Justin resopla y suelto una carcajada.
-Yo tampoco tengo ganas pero no quiero cagarla en la boda.- me encojo de hombros y abrocho mi cinturón de seguridad.
***
-Lo habeis hecho genial, nunca has pensado en ser artista, _______?- dice Rachel que acaba de dejar una bandeja con madalenas recién echas sobre la mesa del desván de Ryan.
Justin, Ryan, Chris y Chaz cogen las madalenas como si su vida dependiese de esas madalenas dejándome solo una.
-Gracias, Rachel.- cojo la última madalena que quedaba en la bandeja y miro a los chicos con cara de pocos amigos mientras comen las madalenas.
-Y tú, Justin? Te conozco desde que eras un enano y nunca has cantado así.- dice la mujer mirando a Justin.
-Por no decir que nunca he cantado en público.- dice riendo.
-Nunca has pensado en dedicarte a la música? Tendrías muchas fans.- dice con una sonrisa pícara.
-Demasiado paparazzis acosándote, soy feliz así.- dice Justin.
Le miro y recuerdo los momentos del sueño en el que los policías tenían que rodearnos a mi y a Justin para no ser agredidos por algún fan o escondernos por los paparazzis.

Always? Always¡Lee esta historia GRATIS!