43.- Sueña conmigo

105K 5.6K 826

Y es ahora cuando maldecía eternamente a mi orgullo, ¿En que estaba pensando cuando acepte esta ridícula apuesta? Últimamente voy dañando mi orgullo por mis absurdas decisiones, encima Emma me alienta a hacerle caso a mi orgullosa conciencia que nunca está en lo correcto. Moraleja, nunca hacerle caso a mi conciencia y menos si se pone de acuerdo con Emma. Hasta mi conciencia hace planes en mi contra.

—Digan el reto de una vez. —gruñó Emma. Tal vez ella también es víctima de su conciencia. Uno que les permite habitar en el cerebro y estas aprovechan y toman el control. Debería de organizar una huelga en su contra y así las conciencias se quedarían sin empleo.

—No lo sé, estoy pensando… ¿Tú que tienes en mente Derek? —sí mi conciencia no estuviera de acuerdo le patearía en su punto débil. ¿Quién la entiende? Hace un momento estaba en mi contra y ahora piensa igual que yo. Las conciencias son peores que la menstruación.

—No lo sé… tal vez podrían prepararnos el desayuno por un mes, limpiar nuestras habitaciones… — ¡Esto es tortura!

—Esas ideas no están tan malas, pero necesitamos algo mejor…

— ¿Y sí hacemos un reto diferente para cada una? — ¿En serio? Al parecer la única neurona de Derek está en mi contra y quiere mi destrucción.

—Genial, yo le hago un reto a Emma y tú a Val.

— ¡Quieres decir el puto reto de una buena vez! —por eso Emma me cae tan bien.

— ¡No te reveles!

—Daniel, eres un idiota —si no se lo decía yo, no sería una buena hermana. —Conociéndolos a ustedes no tendrán el reto hasta mañana, así que iré a mis aposentos a descansar.

— ¿Y que eres? ¿La princesa?

—No hablo con plebeyos.

—Bueno princesa, prepárate para tu reto.

—Mira como tiemblo. No me das miedo Baker.

—Eso es lo que dices…

—Sí, de hecho es lo que acabo de decir.

—Pelea de gatas —mi hermano se quedó sin neuronas, tres segundos de silencio.

—Yo también ya me voy. Mamá preparó pollo y me está esperando. Nos vemos Val.

— ¿Y de mí no te despides?

—No.

—Emma me cae bien.

—Y después los hombres son los inhumanos sin corazón.

— ¡Por supuesto!, ¿Planeas que se vaya en un taxi? ¿Qué clase de chico eres?

—Pero ella… —le di mi mirada desaprobatoria y con eso basto para que salga tras Emma. Ambos terminarían juntos, de eso estaba 100% segura.

***

Sabía que Dan terminaría comiendo pollo con Emma y como no tenía ganas de cocinar, me rehusaba a comer la comida de Derek por mas deliciosa que este decidí husmear en el cuarto de mi hermano.

Por más desordenado que pueda estar, la cama era cómoda y debería haber comida por algún lado.

Buscaba en todos los cajones y ningún dulce, puras envolturas que de verlas me daba más hambre. Incluso había un cajón con fotos de pequeños, cartas de cumpleaños, declaraciones de chicas obsesionadas, hasta le habían dado un cupón de descuentas en una tienda de ropa interior para mujer.

Derek tocó la puerta, ¿Cómo sé que es él? Pues es el único en casa y si fuera Dan el no habría tocado ya que es su habitación. Puede que sea un ladrón educado que no quiere verme en ropa interior, pero de esos ya no existen.

— ¿Qué quieres?

—Estoy aburrido —abrió la puerta por completo y ahora me maldije a mí por no hacerle caso a mi conciencia la que me dijo que era mala idea dormir solo con un camisón gigante de Dan dejando mis piernas expuestas al enemigo.

 —Ese no es mi asunto

—No seas anticuada Val, tal vez tenga compasión y te haga un reto no tan malo.

—Vuelves a hablar de ese puto reto y juro que te doy una merecida patada.

—No creo que lo hagas.

— ¿Me estas subestimando?

—No creo que quieras, ya sabes… mostrar más de la cuenta. —el idiota posó su mirada en mis piernas.

— ¡Largo!

—Solo era una broma…

—Chau Derek.

—No es tu habitación, así que no me iré. —se sentó en posición indio a mi costado.

—Si tú no lo haces yo lo hago. —me puse de pie rápidamente evitando que tiré de mi muñeca.

— ¿Por qué siempre te comportas así conmigo? —Lo ignoré tomando el pestillo de la puerta — ¿A caso te gusto?

— ¿Y qué tanto te importa? ¿A caso yo te gusto a ti?

—Si digo que sí, ¿tú admitirás que te gusto?

—Ya te dije que lo nuestro no es posible.

— ¿Y se puede saber por qué?

—Derek, basta en serio.

—Listo, ya tengo mi reto para mañana.

—No seré tu novia por un reto. —esta vez no dañaré a mi orgullo de tal manera.

—No es mala idea, pero no. Mañana te demostraré que no tengo un corazón de piedra y que también tengo sentimientos.

—Estas asustándome. ¿Cuál es el reto?

—El reto es acompañarme mañana, nada más.

— ¿Quieres dejar el suspenso de lado?

—Se iría la emoción y me gusta el hecho de que estarás toda la noche pensando en esto.

—Eso no es justo… —hice un puchero.

—Ve a soñar conmigo —me guiño un ojo.

Esto no se quedaría así. Abrí la puerta pero antes de salir de la habitación corrí hacia Derek y le dí un pequeño beso en los labios.

—Tú igual.

•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•.•

He vuelto e.e

En serio demoré demasiado en escribir esto…

No puedo escribir mucho porque mi mamá quiere que la ayude y eso :c

Solo desearles una Feliz Navidad a todos mis lectores. Los amo demasiado!!

PD: #HappyBDLouis Lucho ya tiene 23, todo un hombre mi esposo, hijo, mi todo (-------.-------)

PD2: Siento la demora, me emocioné con esto de las vacaciones y casi ya no estaba en casa :c

Nueva casa, nuevas reglas¡Lee esta historia GRATIS!