Otra nañana había pasado desde que Dylan y yo rompimos, y una mañana menos para que Scott se fuera, exactamente 14 días, ¿cuento los días? pues sí, pero es estraño, antes los contaba para que saliese de aquí, pero ahora era porque no sabía que iba a hacer sin él. Aun que parezca mentira, ayer cuando llegué de casa de América y del bombazo que me lanzó de su descuido con Charlie se me había juntado todo y cuando llegué a mi cama acabé llorando por todo, pero en ese momento salió Scott de la ducha (sí, utiliza mi ducha) y me vió llorando y solo me abrazó, y sin darme cuenta pasé una hora llorando en su brazo contándole todo lo que me estaba pasando,y unas cosas llevaron a otras, él me trajo chocolate caliente y sin darme cuenta volví a besarle. No sé que pasó, sinceramente, pero él no me paró, así que tampoco era mi culpa. 

-¿Me acompañas? - Sin darme cuenta tenía a Scott detrás mía. 

-¿A dónde? -Dije mientras me apartaba de la ventana de mi cuarto y me giraba para verle la cara.

-A mi casa, tengo que ir a por unas cosas. -Me dice mientras se acerca a mi cuello, ¿debería dejarle o solamente responder? Pensé rápidamente y actué.

-Claro, vamos. - Le respondí y salí de sus brazos rápidamente. 

Después de caminar hacia su casa contando chistes malos, me di cuenta que después de tanto tiempo no había cambiado nada, seguía siendo el mismo niño gracioso del que me hice su mejor amiga y por un extraño vínculo parecía que todavía seguíamos siendolo, y en cierto modo me alegraba tenerle de vuelta, pero no quería sobre pasarme del punto de amistad, ¿o sí? no sé, mi cabeza estaba dando demasiadas vueltas estos días para pensar.

-Ya hemos llegado. -Me avisa al llegar. Era gracioso porque yo ya sabía donde vivía, pero parece que ya estaba acostumbrado. Reí y pasé cuando abrió la puerta. Su casa no había cambiado en todo este tiempo, seguía estando igual que hace años.

-Vamos a mi habitación. -Me agarró de la mano intentando que subiese las escaleras, pero lo impedí. -¿Algún problema? - Preguntó 

-Nada, solo que  no me gusta subir a las habitaciones de los chicos. - Dije y recordé todas esas veces que Dylan había querido que subiese a su habitación pero yo me había negado. 

-¿Se puede saber por qué? - Preguntó mientras se acercaba a mi. Creo que Scott cogió ideas equivocadas anoche. 

-Cuando estaba con tu ''amigo'' Alex, parecía que solo me quería para follar, y desde que lo hicimos, solo quería subir a su habitación, y bueno, terminé negándome a subir a más habitaciones de tíos. - Después de soltar uno de mis miedos, que ni América sabía, me dí cuenta de que sonaba más ridículo en voz alta - Sí, sé que es una tontería, pero..

-No es una tontería, cada uno tiene sus miedos, peores o ridículos, cada uno tiene algo dentro que no puede superar. Pero como sabrás, yo no soy como los demás chicos. -Me dijo con una sonrisa en los labios. 

-Sí que eres como los demás, eres un tío que solo piensa con el pene, que solo quiere meterlo en algún agujero y ya pasar de página con otra. -Contesté. No sé porque me había puesto tan borde con él así de repente, solo necesitaba soltarlo. 

-¿Qué te ha picado ahora? - Dijo torciendo la ceja derecha y con los labios entrecerrados. 

-No sé, solo tenía que soltarlo. -Suspiré - Scott eres mi mejor amigo, bueno, lo eras, y realmente, después de todo, quiero que todo vuelva a la normalidad 

No sé que estaba diciendo, hace dos semanas le odiaba porque jugaba con las mujeres y era un completo gilipollas, ¿qué me estaba pasando? la ruptura con Dylan, el embarazo de América y la extraña actitud de Scott me estaban volviendo loca. ¿Era que solo necesitaba a alguien? 

-Llevo queriendo ser tu amigo desde hace mucho tiempo Brook, realmente quiero. Me comporté como un gilipollas porque quería ser algo en este mundo y ni eso ni las chicas han hecho nada para que me olvide de ti, Brook. 

Y solo actué, como hago casi siempre, sin pensar, le besé, pero este beso era deseo o desesperación, no sé era una mezcla extraña, quería a Scott pero no como un novio, ni como un mejor amigo, lo quería de una forma extraña. 

Sus brazos me levantaron para que mis piernas se enrollasen en su caderas y mientras que yo estaba encima de él comenzó a subir las escaleras hasta que llegamos a su habitación. 

Scott pov

¿Qué le había pasado a Brooklyn? ¿Qué me había pasado a mi? ¿Qué nos había pasado? Estábamos besándonos sin estar conscientes de lo que hacíamos, solo me importaba en no separar sus labios de los míos, era deseo. Ya estábamos en mi cama, esto estaba llegando a un límite inimaginable, ¿pero ella no me quería como mejor amigo? ¿qué hacía besándome? no entendía nada, solo seguía.

Sus manos fueron metiéndose debajo de mi camiseta haciendo que esta saliese de nuestro camino. Sus piernas estában a cada lado de mi cadera, nos estábamos pasando del límite, pero ella no se inmutaba. Su camisa cayó al suelo, junto a la mía. Wow. Seguimos besándonos hasta que todo se fué al pique cuando pensé que hace dos semanas aquí estaba haciendolo con Cristal, no podía seguir con esto sin saber cuales eran mis sentimientos. Sí, parecera raro, pero quiero cambiar, estoy intentandolo, y Brook no me lo estaba dejando fácil. 

- Brookly, tenemos que parar antes de que te arrepientes- Le dije cuando conseguí separar sus labios de los mios. - No podemos decir que vamos a ser amigos y después hacer esto, o antes de que termine el verano vamos a perder la cabeza los dos. 

Cuando se quitó de encima mía su cara tenía un cierto color rojo muy mono. 

Sexy pero vulnerable 

Solo se me ocurrió esa frase. 

-Tienes razón.- Se puso la camiseta y me volvió a mirar  - Esto me esta cosumiendo Scott, tenemos que solucionar esto, y rápido. 

Hola, autora al habla!

Primero siento la tardanza, la gran tardanza. Espero que os haya gustado, esto se está volviendo más raro, ¿eh? bueno a partir de aquí será todo un caos para Scott, Brook, Dylan y América, subiré lo más rápido que pueda, lo prometo!

Bueno, seguirme en tw jsjsjs https://twitter.com/_zaynside

 

Antes de que termine el verano.¡Lee esta historia GRATIS!