Capitulo~14~ Un vampiro en casa.~

898 55 0

Narra _______.

-Qué haceis ahí?- dice Justin bajando las escaleras de la casa.

-Cariño, en la cocina, se cocina.- dice Pattie divertida.

Suelto una carcajada.

-Sé cocinar.- dice Justin haciéndose el indignado.

-Sin quemar la cocina?- dice Pattie riendo.

Justin y yo reímos.

-El día que quedé en casa de ______ a dormir cociné.- dice Justin entrando en la cocina.

Suelto una carcajada.

-Tengo que hablar de como quedó después la cocina?- digo divertida.

-Tu empezaste a tirarme harina, no fue mi culpa.- dice encogiéndose de hombros.

-No quiero ver vuestra casa si os vais a vivir juntos.- dice Pattie divertida mientras mete una bandeja con madalenas en el horno.

-No somos tan desastre después de todo.- digo ayudando a que Justin gane puntos más que su madre en esta conversación.

Justin deposita un beso en mi cuello y después lo muerde.

-Tenos un vampiro en casa.- dice Pattie riendo.

Justin mira a Pattie diciéndole Tu ganas, me rindo y los tres reimos.
A la mañana siguiente...
Narra ______.

Miro a Justin, las ganas de morder su nariz eran muy tentadoras pero decido hacerle otra cosa, la de siempre.

Me deshago de sus brazos y me levanto de la cama.

Me desvisto y cojo de mi mochila un pantalón vaquero, una sudadera negra y mis Vans negras.

Recojo mi pelo en un moño medianamente bien hecho y bajo al piso de abajo sin hacer mucho ruído.

-Buenos días, Pattie!- digo con una sonrisa antes de depositar un beso en la mejilla de la mujer.

-Buenos días, ______! Qué vas a hacer?- dice con una sonrisa pícara.
Me conoce muy bien, demasiado bien.

-Hay nata? Quiero gastarle una broma a Justin.- digo riendo.

Pattie suelta una carcajada.

-Segundo cajón del último armario de la derecha.- dice antes de volver a centrae su mirada en la televisión.

Cojo el bote de nata y tras llenar mi boca con un poco de nata, subo sin hacer mucho ruído las escaleras hasta la habitación de Justin.

La nata no estaba en la nevera por lo cual no estaba fría, algo que agradecía.

Hecho una gota de nata en los párpados de Justin, dibujo un mostacho con nata sobre sus labios, una gota de nata en su nariz y por último, dibujo dos corazones en sus mejillas.

Aguanto la risa y salgo de puntillas de la habitación de Justin.

No quería estar cerca de Justin ni ver su reacción de cerca ya que me asesinaría.

Pattie ríe al ver mis manos manchadas de nata y suelto una carcajada.

-Creo que me matará.- digo haciendo una mueca.

Pattie suelta una carcajada que es interrumpida por una voz masculina familiar para las dos que grita mi nombre.

-El león se ha despertado.- dice Pattie riendo.

Se coloca en la otra esquina del sofá y yo camino hacia la puerta.

Observo como Pattie coge su iPhone del otro sillón y enciende la cámara.

Always? Always¡Lee esta historia GRATIS!