Cap 2: Examinador

10.5K 1.5K 1.9K
                                    

Arco 1. La última cena

You Huo pateó la lata metálica de carbón y el Viejo Yu la usó cuidadosamente para encender un fuego. El fuego en la estufa emanaba un resplandor rojo anaranjado.

Yu Wen se puso en cuclillas junto al fuego y abatidamente arrojó madera.

Las llamas parpadearon mientras la miraba por un momento. Decidió que debía ir a buscar a alguien con quien hablar acerca de sus sentimientos antes de morir, pero cuando levantó la vista, vio a su hermano parado a un lado calentándose las manos con una expresión fría y desinteresada.

Yu Wen lo consideró durante unos segundos y decidió morir en silencio.

"Umm eso ..." el viejo Yu habló de repente.

You Huo echó un vistazo.

"No sé cómo debería referirme a ti". El viejo Yu le dio unas palmaditas en el hombro a la mujer embarazada: "Con un estómago así, ¿Cómo puedes congelarte aquí? Esto no está bien, ve allí para calentar. No te resfríes. No es bueno tanto para usted como para su hijo".

La mujer embarazada que escuchó estas palabras quedó atónita por un momento. Las lágrimas corrían por su rostro.

El viejo Yu se sorprendió: "¿Qué es? ¿Qué pasa?"

La mujer gritó en silencio: "Ni siquiera sé si tiene vida ..."

Habiendo dicho eso, ella todavía acercó su silla al fuego.

La mujer lloró por un momento antes de detenerse finalmente. Con un fuerte tono nasal, le dijo al viejo Yu: "Oh, claro, por favor llámame Yu Yao".

El viejo Yu soltó una carcajada y dijo: "No esperaba que tú también pertenecieras a la misma línea familiar. Te ves de la misma edad que mi sobri ..."

El viejo Yu miró a You Huo por el rabillo del ojo. Sus palabras luego cambiaron rápidamente: "... hijo. Cuando salgamos de este maldito lugar, te daré un sobre rojo grande y gordo para desear a la madre y al niño un parto seguro".

El hombre tatuado se quejó con una cara hosca: "La situación ya es jodidamente así y tienes tiempo para hablar ... ¡Joder!"

Los otros que escucharon sus palabras se pusieron rígidos. Se dispersaron y comenzaron a buscar alrededor de la cabaña.

Sin embargo, mientras los otros buscaban pistas para resolver el problema, el hombre tatuado se concentró en encontrar todo tipo de herramientas de caza de defensa personal.

You Huo no se alejo. Continuó calentándose las manos junto a la estufa. Tocó suavemente la pregunta en la pared y luego miró los diversos artículos que se encontraban encima de la estufa.

Había algunas botellas y frascos, un montón de monedas oscurecidas, varias piedras de formas extrañas, plumas de pollo dispersas e incluso un chupete mohoso de quién sabe cuando.

Yun Wen vio que You Huo no se movía, por lo que tampoco se atrevió a moverse.

Recordó lo que su maestro había dicho antes de hacer el examen de ingreso a la universidad. Cuando no tenga idea, lea la pregunta varias veces. Pensando en esto, se paró frente a la pared y lo leyó repetidamente.

"Un grupo de viajeros llegó a una montaña nevada ..."

"Viajeros ..."

"Montaña de nieve ..."

"Hm ..."

Cuando volvió a sus sentidos después de leerlo, se dio cuenta de que la habitación estaba muy tranquila. Todos lo estaban mirando.

Ex4m3n d3 1ngr3s0 a l4 un1v3rs1d4d gl0b4l | BLDonde viven las historias. Descúbrelo ahora