Único

1.6K 285 241
                                                  

Una vez más se dirigía a la casa de su mejor amigo. La casa en la que vivía con su pareja.

Quien abrió la puerta cuando llegó fue SeokJin, el alfa de YoonGi. No pasó desapercibida por él la mirada de recelo que le dio, y no lo culpaba, él gustaba de su omega desde hacía tanto tiempo y, Dios, sabía que no era nada discreto con sus sentimientos y Jin estaba al tanto de ellos, pero como la genial persona que era le sonrió y lo dejó pasar. Porque aunque le incomodaba que JiMin gustara de su pareja, al final del día era él quien se acostaba en la misma cama que YoonGi.

Sería infame negar que el corazón de JiMin se aceleró sólo con escuchar la curiosa voz de su hyung preguntar a lo lejos—. ¿Quién llegó? —mucho peor sería negar el desastre que hizo en su interior su reacción. Porque los pequeños ojos de YoonGi brillaron y una sonrisa se extendió por toda su cara mientras corría a abrazarlo—. ¡Hacía una semana que no me visitabas! Quiero regañarte pero estoy demasiado feliz de verte —se permitió devolver el abrazo con la misma emoción. Cerró sus ojos cuando inhaló su aroma. El alfa en él dio un quejido lastimero al sentir el olor de Jin en él, pero ni siquiera otro olor lograba hacer que su aroma a flores marchitara.

Como siempre pasarían la tarde en el sofá hablando de una infinidad de cosas, viendo alguna película o videos tontos, y sentados tan cerca que para cuando llegara el momento de irse YoonGi iba a oler a él, siendo la esencia de SeokJin a penas perceptible. A veces se sumía en su fantasía en la que esa casa era sólo de YoonGi y que lo que estaban haciendo era algo de parejas, un mundo en el que su mejor amigo no era eso, pero luego el otro alfa pasaría a avisarles que saldrá a algún lado o simplemente pasando a tomar agua, y entonces volvería a la realidad y se daría cuenta de que todo el lugar olía a la esencia de YoonGi y su alfa.

JiMin bajó la cabeza ante el tono molesto de JungKook a través del teléfono por no buscar una mayor estabilidad emocional. Por no despegarse un poquito más de aquel omega. Porque estaba esperando a que el omega llegara para tener una pijamada. Estarían toda la noche juntos, solos y conviviendo de una manera tan íntima que el alfa sólo se ilusionaba más para posteriormente hacer su corazón trizas.

Pero nada de eso importó, porque más tarde tenía al omega con la mejilla contra su pecho, obligándolo a acariciarle el cabello mientras veían una película con comedia basura. Su lobo brincaba contento dentro de su pecho al sentir tan cerca la esencia de quien se suponía debía ser su omega. Pero no lo era, él ya estaba con otro alfa.

Si preguntan por SeokJin, él no estaba del todo bien con eso.

Amaba a YoonGi y trataba de ser lo más comprensivo posible con él, le daba demasiadas libertades con ese alfa y no le recriminaba nada sobre él, porque sabe que indudablemente lo dejaría si tuviera que elegir entre JiMin y él. Sin importar lo mucho que se amen, no es ciego y nota la intensidad de sentimientos que hay entre ese par. Joder, ¿cómo no darse cuenta? YoonGi ni siquiera lo deja decirle bebé porque ese es el mote cariñoso por el que su "mejor amigo" le ha llamado por años. Aunque él sea la persona de la que él omega está enamorado, JiMin es la persona a la que más ama y SeokJin tiene miedo de perderlo.

—JiMin, creo que te estás olvidando de algo.

Sonrió ante el tono juguetón que él omega usó—. ¿Qué olvidé? Según yo ya hice todo: apagué la televisión, cepillé mis dientes y ya estoy acostado —acostado junto a él, porque iban a dormir juntos. En la misma cama, muy juntos.

Se movió hasta abrazarse al alfa, suspirando contento. Eso era lo que necesitaba YoonGi para no tener insomnio—. No me deseaste las buenas noches.

Tan, pero tan juntos—. Buenas noches, bebé —sin dudarlo inclinó su cabeza para dejar un beso en su frente, porque sabe que a su amigo no le molesta, porque es algo que han hecho desde hacía tanto tiempo. Apretó los brazos alrededor del omega y en esa posición despertaron.

Para mí [Jimsu]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora