Maratón 5/5

3K 93 0

Despues de 23 minutos de camino, al fin llegamos, era una casa enorme, un constaba de 3 pisos, muy hermosa, un gran jardin delantero el cual estaba adornado de arboles y flores de todo tipo.

-Wao- dije bajando del auto, era realmente hermosa.

Quede fascinada cuando tube el placer de entrar en la casa, tenía una gran sala de estar, una cosina gigantesca, un jardín trasero con piscina y no me había fijado de que estabamos en una costa. En el segundo piso, José me llevo a la habitación, a nuestra habitación ahora, era gigante, tenía un baño personal con jacuzzy y en la habitación había un mini bar con muchas bebidas, tenía un hermoso balcón que tenía una maravillosa vista al mar.

-¿Te gusta?- preguntó José abrazandome por detras.

-Me encanta- Musite

Una hora depues ya me había duchado apenas eran las 11 y decidí bajar a la sala a charlar con mi amiga, José había salido y pues no habia nada que hacer.

-jaja si que era malo en la cama- Kia y yo charlabamos sobre algunos chico que eran malos con el sexo.

Estabamos tan entretenidas en nuestra conversación cuando de repente entra alguien en la casa, me quedo paralizada, no se como explicarme, pero ¿Qué hace el aquí?

-Luís...

Adiós Virginidad.¡Lee esta historia GRATIS!