COMIENZA EL VIAJE

9 2 4
                                                  

Cómo no se exactamente dónde tengo que dirigirme para buscar a Magic , iré andando hacia el norte de mi ubicación , todo el viaje .


Hoy hace un buen día para las brujas o por lo menos a mí me encanta cuando llueve , es genial .
Al primer sitio que voy a ir es un pueblo llamado BLACKVILLE , está a tres horas de aquí , pero pararé ahí a desayunar.
A las tres horas , un poco cansada llegó al pueblo , el bar se llama Seiloon .


-Buenos días , señorita¿ que desea? - pregunta alegre la camarera .

-deseo tomar un batido de sesos y una hamburguesa de hígado - respondo .

- enseguida señorita - dijo la camarera .

Os estaréis preguntando por qué el pedido es tan raro , bien os lo explicaré , es un bar para brujas , los mortales no pueden verlo , ni siquiera saben que existe , lo que ellos ven es un cine .

Tenía que haber algo para que si los humanos nos ven entrar no sospechen nada , y que mejor que un cine con proyección de películas las 24 h.


Cuando mi pedido ya estaba casi listo , la vi entrando , tan segura de si misma , se avecinaban problemas.

- Hola - Saludo riendo .

- hola , ¿que haces aquí ? - dije

- o no te preocupes , no tengo nada en especial que hacer aquí - respondió y se fue a sentar y hacer su pedido.

No sé porque , pero conociéndola no me lo creo , así que me quedaré aquí unos días , hasta que Elda se valla .

Elda es muy guapa para el ojo humano y canta muy bien , eso lo aprovecha para atraer hombres humanos , una vez los atrae , los debora , es una Sirena .


Recuerdo esos días cómo si fuera ayer , estuve tres días escondida para que pensará que me fui , de repente la tercera noche la vi salir de entre las sombras , tenía planeado entrar a un bar de caballeros y hacerse pasar por cantante , pero las sirenas nunca vienen solas y al contrario de lo que dicen los cuentos e historias de humanos , no tienen cola de pez , ni viven en el mar, su aspecto es como el de cualquier humano y viven entre las sombras acechando hombres.
Me plante de un salto en la puerta del local , ya que estaba vigilando desde el tejado , aterricé justo frente a ella .

- vaya eres tú otra vez - dijo .

- si , ¿pensabas que me había ido ?- respondí .

- pues la verdad es que si , pero no fue así , ahora tendrás que luchar contra nosotras , bruja - contestó .

Llamó a sus hermanas , en un segundo me estaban rodeando , había por lo menos 4 sirenas .

Tuve que lanzar rápidamente el conjuro de protección auditiva sobre mi , pues el canto de una sirena podía dejar sorda a una bruja .
Empezaron a cantar al mismo tiempo , alrededor mío , ataque con un conjuro de tornado , eso las apartó un poco de mi , aproveche para dejarlas atrapadas al suelo , e ir atacandolas una a una .

- Fuego inmenso , fuerza solar destruye a esta sirena para que no vuelva a cantar , quitale la vista y la voz , yo te lo ordenó - hice el hechizo y funcionó .

- madre tierra , fuerza de vida , madre de madres , haz que esta sirena se vuelva loca y no vuelva a cantar , te lo ordenó - otra sirena menos , ya solo quedan 2 .

- Poder del agua , fuerza del Mar , arrastra a esta sirena para que no vuelva a tierra nunca más y quitale su preciosa voz , te lo ordenó - y funcionó , por supuesto .
A continuación me acerque a Elda .

- ¿que vas a hacerme a mi ? - pregunto asustada .

- para ti tengo algo especial , tranquila - respondí

Empecé a hacer mi siguiente conjuro que salió genial .

- Santísima madre muerte , llévate está sirena con Tigo durante mil años , quitale su voz y belleza , cuando la devuelvas al mundo deseo que no pueda volver a hablar nunca más , te lo ordenó - y de un momento a otro Elda perdió su voz y desapareció .
Ya podía continuar mi camino feliz por la victoria.

Se que todo pasa muy rápido , os preguntareis como se los conjuros justos , pues veréis mis padres me enseñaron a defenderme de muchas clases de cosas y monstruos , la defensa era su especialidad aunque finalmente no les valió para defenderse del mago oscuro.

OPRA LA VALIENTEDonde viven las historias. Descúbrelo ahora