Capítulo Único.

123 17 9
                                                  

¿A quién le importa?
La tristeza del diablo.

Hay un punto entre el miedo, un punto que carcome la línea cruzada hasta quedar en la definición del egoísmo, el punto que muchos cruzan cuando se tiene miedo al perder a alguien, cuando tienes miedo a la soledad y sabes que estás en lo cierto; que aquel temor que te carcome por dentro es tan probable al punto de una ansiedad que te devora desde dentro, como un mísero demonio que bebe tu alma tomándola desde tu pecho, rasgando la piel con garras ardientes que solo quieres llorar.

Llorar como un niño pequeño en las manos de mamá.

Jake suspiró, mirando el techo de su habitación, porque ya no se sentía así, solo respiraba en la oscuridad de cuatro paredes con ritmo pausado, lágrimas secas en sus mejillas del rastro de un dolor inmenso, de uno solo que paso y dejó....

Dejó, un vacío profundo en su interior, la cobardía en su máximo esplendor. Cerró los ojos y grito.

¿Quien escucha el grito de un enamorado que rompió su propio corazón por temor?, probablemente quienes lo hacen sentirían pena ajena o se soltaran a carcajadas por tal estupidez quien sabe alguien con suficientemente corazón tomaría ambas opciones.

"Tienes miedo de amarme"

Cierto, siempre había temido enamorarse.

"También de perderte"

"No es verdad, si tuvieras miedo me hubieras elegido Jake"

"Si me amaras nunca me hubieras pedido hacer una elección..."

Egoísta, Jake se sentó en la cama de su habitación sin decoración, sintiendo el peso de un anillo en su mano, una pequeña argolla dorada.

"Tom, tu nunca me hubieras elegido"

El silencio es el peor cuchillo, una afirmación.

"Ya tomaste una elección"

—Jake

—¿Si Maggie?

La puerta se abrió y Jake cubrió sus ojos ante la luz dorada de la sala —No deberías estar aquí.

Maggie suspiró caminando hasta el menor de los Gyllenhaal, cubriéndolo en un abrazo.

—Nadie debe lidiar con un corazón roto solo.

Probablemente la confusión de un enamorado con dolor es fácil de transmitir.

—Él estaba seguro de amarme Maggie, pero no pude. Lo amo pero, no pude.

Maggie asintió, produciendo un sonido de arrullo. —Lo sé Jake, lo sé...

---
Recordé la entrevista de Jake diciendo que si fuera más valiente le gustaría enamorarse y esto solo salió (?

Continuará...
Noche de insomnio - Gyllenholland
Última actualización: May 03
Noche de insomnio - Gyllenholland Donde viven las historias. Descúbrelo ahora